Dentro del templo de Apolo en Didyma

Dentro del templo de Apolo en Didyma


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Dentro del templo de Apolo en Didyma - Historia

El oráculo de Apolo tuvo gran fama en el período arcaico. La creencia en los dioses había alcanzado proporciones enormes al erigir un gran número de templos en Anatolia. Los más importantes de los templos dedicados a Apolo fueron el Didymaion en Anatolia y el Templo de Apolo en Delfos en Grecia.

Pausanias afirma que el templo de Apolo en Didyma se había construido antes de la colonización griega. Se cree que la existencia de Didyma se remonta al segundo milenio antes de Cristo como la de Mileto y Priene. Sin embargo, los primeros restos del templo datan de finales del siglo VIII a. C., según los resultados de los trabajos de investigación de excavaciones realizados hasta la actualidad.

Las ruinas del Templo de Apolo pertenecen al templo del siglo IV a. C. que ves hoy. El pórtico del templo tenía 120 columnas enormes con bases ricamente talladas que recuerdan a Karnak en Egipto. Hay una gran entrada detrás del porche donde se escribieron y presentaron poemas sobre el oráculo a los peticionarios. A ambos lados del porche, las rampas cubiertas conducen a la cella (sala interior) donde el oráculo se sentó y profetizó. Los terrenos incluyen una cabeza fotogénica de Medusa y contienen fragmentos de rica decoración. Solía ​​haber un camino bordeado de estatuas que conducía a un pequeño puerto, pero las estatuas fueron llevadas al Museo Británico en 1858 después de permanecer inmóviles durante 23 siglos.


Didyma, templo arcaico de Apolo (edificio)

Las paredes de los sekos geométricos tardíos eran de 10,3 m. aparte en el oeste, y 9,60 m. aparte en el este. Los cimientos sobrevivientes de los muros de Adyton arcaicos miden ca. 33 m. de largo por ca. 19,90 m. de ancho al oeste. Ancho de pilastras del muro adyton arcaico 3,00 - 3,50 m. La reconstrucción de Gruben propone un crepidoma ca. 89 m. de longitud, con una intercolumniación interaxial de 4,36 m. y una altura de columna restaurada de aprox. 15,5 m. La reconstrucción de Tuchelt propone un crepidoma ca. 72 m. de longitud, con una separación entre columnas interaxiales de 4,36 m. Fehr reconstruye un crepidoma ca. 72 m. de largo, con una intercolumniación interaxial de 3,27 m.

Iónico. Se encontraron fragmentos de capiteles de columnas jónicas de mármol.

El plano de la primera estructura construida en Didyma, el llamado sekos (Templo I) que data de ca. 700 a.C., consistió en un simple recinto rectangular, abierto al cielo se han encontrado los cimientos de este sekos dentro del adyton del templo helenístico. Los muros de los sekos no eran paralelos, sino que convergían hacia el este. No hay columnas asociadas con los primeros sekos y se desconoce su extensión hacia el este. En el siglo VI a.C., se construyó un naiskos o pequeño santuario dentro del sekos, hacia la pared oeste (trasera), ya sea que este naiskos se construyera antes de la construcción del templo arcaico (Templo II) o fuera contemporáneo del Templo II. cuestionado. El plano del templo arcaico es incierto y se han propuesto varias reconstrucciones. Dentro del adyton helenístico se encontraron los muros de cimentación norte, sur y oeste del adyton del segundo templo, el Templo II. Este adyton arcaico era más grande que todo el sekos de ca. 700 a.C. Una reconstrucción del templo arcaico Gruben 1963, fig. 1 propuse un templo dipteral sobre un crepidoma de dos escalones, con 21 columnas a lo largo de los flancos, 9 en la parte trasera y 8 en la fachada. El pronaos profundo contenía dos filas de columnas, con cuatro columnas en cada fila una escalera que conducía al largo adyton, cuyas paredes interiores estaban articuladas por ocho pilares salientes. Dentro del adyton, hacia la pared trasera oeste, se encontraban los naiskos que Gruben reconstruye como distyle in antis. Este naiskos y el templo arcaico se reconstruyen como si estuvieran en eje con el altar de fresno circular arcaico ubicado al este. Excavaciones posteriores, Drerup 1964, 364-367, han revelado que los muros de Adyton no se extendían tan hacia el este como lo indicó Gruben, y por lo tanto se propuso la siguiente reconstrucción Tuchelt 1970, 203-205, Tuchelt 1973, fig. 3: una columnata diptera con 17 columnas en los flancos, 9 en la parte trasera y 8 en la fachada, rodeando un pronaos profundo con dos filas de cuatro columnas cada una, y un adyton, al que se accede por una escalera desde el pronaos. Las paredes interiores del Adyton, al ser más cortas que las imaginadas por Gruben, estaban articuladas por solo cinco pilares salientes. En la reconstrucción de Tuchelt, el templo arcaico está orientado sobre el eje con el altar circular arcaico ca. 40 m. al este, mientras que el naiskos, que Tuchelt pensó que pertenecía al Templo I, no está alineado con el Templo II y el altar arcaico. Una tercera reconstrucción, Fehr 1972, 16-29, considera que el templo arcaico contiene algunas de las complejidades aparentes en el templo helenístico, en particular cámaras y pasajes adicionales entre el pronaos y el adyton. Fehr acepta el crepidoma más corto propuesto por Tuchelt, pero, empleando una intercolumniación interaxial más corta, propone una columnata dipteral de 21 columnas a lo largo de los flancos y, como en el templo helenístico, 10 en la parte delantera y trasera. Según Fehr, el pronaos tenía cinco naves, con cuatro filas de columnas que contenían tres en cada fila. Entre el pronaos y el adyton había un complicado sistema de cámara este (en la que había dos columnas), pasillo transversal con escaleras que conducían a un piso superior y una antecámara en el oeste, que también contenía dos columnas. Fehr también propone que los pasajes abovedados conducían del pronaos al adyton, el prototipo del arreglo helenístico.

La evidencia de la fecha de los sekos geométricos tardíos la proporcionan los hallazgos de cerámica. El templo arcaico está fechado sobre la base del estilo de su escultura arquitectónica (figuras femeninas en relieve, molduras de óvolo, capiteles jónicos, etc.) y su forma arquitectónica general (por analogía con otros templos jónicos como el Heraion en Samos y el Artemision en Efeso). Un muro de contención curvo al este del complejo del templo fue coronado por un óvolo jónico que data de ca. 540 a.C. esto proporciona más evidencia de la fecha de construcción del templo. Las referencias literarias mencionan las dedicatorias hechas en el templo por el faraón Necao (609-594 a.C.) y el rey de Lidia Creso, estas dedicatorias indican la existencia de un santuario oracular en Didyma antes de la construcción de los dipteros arcaicos.

La fase de construcción más temprana en el sitio del templo está representada por los tramos fragmentarios de muros convergentes ubicados dentro del adyton helenístico. Estos restos se interpretan como los cimientos de un sekos geométrico tardío o recinto abierto, cuya superestructura era de adobe, construida ca. 700 a.C. A principios del siglo VI, se construyó un naiskos dentro de este sekos. Los restos de este naiskos se interpretan como posteriores a los muros exteriores de los sekos, debido al uso de una técnica constructiva diferente (por Drerup 1964, 362-363 y Tuchelt 1970, 197-203). Por lo tanto, Drerup y Tuchelt fechan los primeros naiskos en ca. 575 a.C. En ca. 540 a.C., se construyó un templo más grande, el templo arcaico (Templo II), sus muros adyton encerraban la totalidad de los sekos geométricos tardíos. Gruben 1963, 100-102 y Fehr 1972, 56-59 ven la construcción de los naiskos como contemporánea del arcaico Templo II, en ca. 540 a.C. El santuario arcaico y su oráculo estuvieron bajo el control de una tribu sacerdotal, los Branchidai, hasta que fue destruido por los persas. Hdt. 6.19.2-3 atribuye esta destrucción a Darío, en 494 a. C., mientras que los escritores posteriores, en particular Estrabón 14.1.5, atribuyen esta destrucción a Jerjes en 479 a. C. Generalmente se acepta la fecha de destrucción anterior. Después de la destrucción persa, hay evidencia de una renovada actividad de construcción en el templo: los capiteles anta decorados con volutas en relieve y otros elementos arquitectónicos pueden pertenecer a altares erigidos en el adyton. Esta evidencia puede indicar que Didyma siguió siendo un centro de culto activo durante todo el siglo V a.C., aunque no hay evidencia de respuestas oraculares hasta que el oráculo fue revivido en ca. 331 a.C.

Lo más probable es que el sekos geométrico tardío se erigiera alrededor del manantial sagrado, que estaba ubicado cerca de la parte trasera del adyton, en las cercanías de los naiskos arcaicos y helenísticos posteriores. Los restos arquitectónicos del templo arcaico indican que los tambores de la columna inferior de la fachada este estaban decorados con figuras femeninas de mármol en relieve, de estilo arcaico griego oriental, y tal vez reflejando la influencia de la Artemisión arcaica en Éfeso (ver Berlín Sk 1721 y Sk 1748 ). Se encontraron fragmentos de capiteles jónicos con canales convexos que sostenían un arquitrabe de mármol. Las esquinas de los arquitrabes estaban decoradas con gorgonas corriendo acompañadas de leones yacentes. A finales del siglo VI a.C., el templo recibió una imagen de culto de bronce de Apolo realizada por el escultor Kanachos. Esta estatua probablemente se encontraba en los naiskos del templo y fue transportada a Ecbatana después de la destrucción persa.

Wiegand y Knackfuss 1941, 121-129 Gruben 1963, 78-177 Drerup 1964, 333-355 Hahland 1964, 144-240 Drerup 1969, 59 Fehr 1972, 14-69 Tuchelt 1970, 203-205 Tuchelt 1971, 13-15 Voigtl nder 1972, 93-112 Dinsmoor 1975, 133-134 Lawrence 1983, 166 Tuchelt 1984, 326-343 (Schneider) Tuchelt 1986b, 33-50 Fontenrose 1988, 8-15, 31-34.


Dentro del templo de Apolo en Didyma - Historia

El Didymaion fue famoso por su agua sagrada, arboleda sagrada, los muchos elementos sagrados que albergaba y su alma, además de ser durante siglos un asiento de oráculo muy importante.

Las riquezas del templo tenían su origen en donaciones y ofrendas votivas realizadas en diversas formas. El rey Creso de Lidia, el rey Necao de Egipto y el rey Seleuco II de Pérgamo ocuparon un lugar importante entre las donaciones hechas al Didymaion.

Otra característica de Didymaion fue que tenía el refugio adecuado. El “Derecho de Asilo” fue el reconocimiento del derecho a la inviolabilidad de las personas que se refugiaron en el templo. En años posteriores, el emperador Trajano amplió aún más los límites y quiso que fueran reconocidos desde el comienzo del Camino Sagrado.

Las festividades y ceremonias que se celebran todos los años en primavera continuaron incluso después de que Didymaion fuera completamente destruido en 494 a. C. De Mileto a Didymaion el viaje se hacía por mar o por el Camino Sagrado. El grupo de personas que partieron de Mileto con ceremonias comenzadas en el Delphinion donde recibieron la santificación de Apolo y fueron enviados por los Delphins, vinieron desde el Puerto de los Leones hasta el Puerto de Panarmos, y desde allí llegaron a Didymaion a pie.

Primero, las bestias sacrificadas y las ofrendas votivas se presentaban al dios, y luego, después de las ceremonias con el acompañamiento de la música y el coro, las personas importantes entraban al templo, y después de eso, el oráculo respondía a las preguntas formuladas por preguntas.

En la época romana, el Camino Sagrado ganó importancia a medida que los puertos se llenaban de barro aluvial y los viajes por mar se volvían inviables. La única razón para no ser considerado entre las siete maravillas del mundo de este templo sumamente impresionante y magnífico, lo relatan las autoridades a que no se ha completado.


Didyma hoy

Hoy en día, los visitantes del sitio pueden explorar una variedad de ruinas del oráculo, incluidas varias estructuras, columnas, frisos decorativos e incluso los restos de antiguos túneles.

No toma mucho tiempo caminar por el sitio, y es posible tomar fotografías pero no ingresar al sitio de forma gratuita. Sin embargo, vale la pena pagar la pequeña tarifa de entrada para acercarse y entrar en el Templo de Apolo, y leer los letreros que se encuentran alrededor de Didyma para una experiencia verdaderamente inmersiva.


Contenido

Orígenes Editar

Los primeros santuarios griegos probablemente carecían de edificios para templos, aunque nuestro conocimiento de estos es limitado y el tema es controvertido. Un santuario temprano típico parece haber consistido en un temenos, a menudo alrededor de una arboleda, cueva o manantial sagrado, y tal vez definido solo por piedras marcadores a intervalos, con un altar para las ofrendas. Muchos santuarios rurales probablemente se mantuvieron en este estilo, pero los más populares gradualmente pudieron permitirse un edificio para albergar una imagen de culto, especialmente en las ciudades. Este proceso ciertamente estaba en marcha en el siglo IX a. C., y probablemente comenzó antes. [3]

El micénico megaron (Siglos XV al XIII a. C.) fue el precursor de los templos griegos arcaicos y clásicos posteriores, pero durante la Edad Oscura griega los edificios se hicieron más pequeños y menos monumentales. [4] [5] Los principios básicos para el desarrollo de la arquitectura de los templos griegos tienen sus raíces entre el siglo X a. C. y el siglo VII a. C. En su forma más simple como naos, el templo era un santuario rectangular simple con paredes laterales sobresalientes (antae), formando un pequeño porche. Hasta el siglo VIII a. C., también existían estructuras absidales con muros traseros más o menos semicirculares, pero predominaba el tipo rectangular. Al agregar columnas a esta pequeña estructura básica, los griegos desencadenaron el desarrollo y la variedad de la arquitectura de sus templos.

El Templo de Istmia, construido en 690–650 a. C. fue quizás el primer templo arcaico verdadero. Su tamaño, columnata y techo lo diferenciaban de los edificios contemporáneos de entonces. [6]

Arquitectura de madera: arcaica temprana Editar

Los primeros templos eran en su mayoría estructuras de barro, ladrillo y mármol sobre cimientos de piedra. Las columnas y la superestructura (entablamento) eran de madera, aberturas de puertas y antae estaban protegidas con tablones de madera. Las paredes de adobe se reforzaban a menudo con postes de madera, en una especie de técnica de entramado de madera. Los elementos de esta arquitectura de madera simple y claramente estructurada produjeron todos los principios de diseño importantes que iban a determinar el desarrollo de los templos griegos durante siglos.

Cerca del final del siglo VII a. C., las dimensiones de estas estructuras simples aumentaron considerablemente. [7] El templo C en Thermos es el primero de los hekatompedoi, templos con una longitud de 100 pies (30 m). Como no era técnicamente posible techar espacios amplios en ese momento, estos templos permanecieron muy estrechos, de 6 a 10 metros de ancho.

Para enfatizar la importancia de la estatua de culto y el edificio que la sostiene, el naos estaba equipado con un dosel, sostenido por columnas. El conjunto resultante de columnata que rodea el templo por todos lados (el peristasis) se utilizó exclusivamente para templos en la arquitectura griega. [8]

La combinación del templo con columnatas (ptera) por todos lados planteó un nuevo desafío estético para los arquitectos y mecenas: las estructuras tenían que construirse para ser vistas desde todas las direcciones. Esto condujo al desarrollo de la peripteros, con un frontal pronaos (porche), reflejado por una disposición similar en la parte trasera del edificio, el opisthodomos, que se hizo necesaria por razones totalmente estéticas.

Introducción a la arquitectura de piedra: edición arcaica y clásica

Después de la reintroducción de la arquitectura de piedra, los elementos y formas esenciales de cada templo, como el número de columnas y de filas de columnas, sufrieron cambios constantes a lo largo de la antigüedad griega.

En el siglo VI a. C., Ionian Samos desarrolló la doble columna dipteros como alternativa al single peripteros. Esta idea fue posteriormente copiada en Didyma, Ephesos y Atenas. Entre el siglo VI y finales del siglo IV a. C., se construyeron innumerables templos casi todos los polis, cada colonia griega contenía una o varias. También había templos en sitios extraurbanos y en santuarios importantes como Olimpia y Delfos.

El cambio de forma observable indica la búsqueda de una forma armoniosa de todos los elementos arquitectónicos: el desarrollo condujo desde formas tempranas más simples que a menudo parecen toscas y voluminosas hasta la perfección estética y el refinamiento de las estructuras posteriores, desde la simple experimentación hasta la estricta complejidad matemática de planos y superestructuras.

Decadencia de la construcción de templos griegos: período helenístico Editar

Desde el período helenístico temprano en adelante, el templo peripteral griego perdió gran parte de su importancia. Con muy pocas excepciones, la construcción de templos clásicos cesó tanto en la Grecia helenística como en las colonias griegas de Magna Graecia. Solo el oeste de Asia Menor mantuvo un bajo nivel de construcción de templos durante el siglo III a. C. La construcción de grandes proyectos, como el templo de Apolo en Didyma cerca de Mileto y el Artemision en Sardis no avanzó mucho.

El siglo II a. C. vio un renacimiento de la arquitectura de los templos, incluidos los templos periféricos. Esto se debe en parte a la influencia del arquitecto Hermógenes de Priene, quien redefinió los principios de la construcción de templos jónicos tanto en la práctica como a través del trabajo teórico. [9] Al mismo tiempo, los gobernantes de los distintos reinos helenísticos proporcionaron abundantes recursos financieros. Su autoengrandecimiento, rivalidad, deseos de estabilizar sus esferas de influencia, así como el creciente conflicto con Roma (parcialmente desarrollado en el campo de la cultura), se combinaron para liberar mucha energía en el renacimiento de la compleja arquitectura de los templos griegos. [10] Durante esta fase, los templos griegos se generalizaron en el sur de Asia Menor, Egipto y el norte de África.

Pero a pesar de estos ejemplos y de las condiciones positivas producidas por la recuperación económica y el alto grado de innovación técnica en los siglos III y II a. C., [11] La arquitectura religiosa helenística está representada principalmente por una multitud de pequeños templos. en antis y próstilo templos, así como pequeños santuarios (naiskoi). Estos últimos habían sido erigidos en lugares importantes, en plazas de mercado, cerca de manantiales y por caminos, desde el período Arcaico, pero alcanzaron su principal florecimiento ahora. Esta limitación a estructuras más pequeñas condujo al desarrollo de una forma especial, la pseudoperipteros, que utiliza columnas enganchadas a lo largo del naos paredes para producir la ilusión de un templo peripteral. Un caso temprano de esto es el templo L en Epidauro, seguido por muchos ejemplos romanos prominentes, como la Maison Carrée en Nîmes. [12] [13]

Fin de la construcción del templo griego: la Grecia romana Editar

A principios del siglo I a.C., las Guerras Mitrídatas llevaron a cambios en la práctica arquitectónica. El papel de patrocinador fue asumido cada vez más por los magistrados romanos de las provincias orientales, [14] que rara vez demostraron su generosidad construyendo templos. [15] Sin embargo, algunos templos se erigieron en este momento, p. Ej. el Templo de Afrodita en Afrodisia. [dieciséis]

La introducción del principado dio lugar a pocos edificios nuevos, en su mayoría templos para el culto imperial [17] o para las deidades romanas, p. Ej. el templo de Júpiter en Baalbek. [18] [19] Aunque todavía se siguieron construyendo nuevos templos para las deidades griegas, p. Ej. Tychaion en Selge [20] [21] tienden a seguir las formas canónicas del estilo arquitectónico imperial romano en desarrollo [22] o a mantener idiosincrasias locales no griegas, como los templos de Petra [23] o Palmira. [24] La creciente romanización del este [25] supuso el fin de la arquitectura de los templos griegos, aunque el trabajo continuó para completar grandes estructuras inacabadas como el templo de Apolo en Didyma o el Olympieion en Atenas hasta finales del siglo II d. C. [26]

Abandono y conversión de templos: Antigüedad tardía Editar

Los edictos de Teodosio I y sus sucesores en el trono del Imperio Romano, que prohibían los cultos paganos, llevaron al cierre gradual de los templos griegos o su conversión en iglesias cristianas.

Así termina la historia del propósito original de los templos griegos, aunque muchos de ellos permanecieron en uso durante mucho tiempo después. Por ejemplo, el Partenón ateniense, reconsagrado por primera vez como iglesia, se convirtió en mezquita después de la conquista otomana y permaneció estructuralmente ileso hasta el siglo XVII d.C. Solo el desafortunado impacto de una bala de cañón veneciana en el edificio, luego utilizado para almacenar pólvora, provocó la destrucción de gran parte de este importante templo, más de 2.000 años después de su construcción.

Los templos griegos canónicos mantuvieron la misma estructura básica durante muchos siglos. Los griegos utilizaron un número limitado de componentes espaciales, que influyeron en el plan, y de miembros arquitectónicos, que determinaron la elevación.

Plano de planta Editar

Naos Editar

La estructura de culto central del templo es el naos o cella, que generalmente contenía una estatua de culto de la deidad. En los templos arcaicos, una habitación separada, la llamada Adyton a veces se incluyó después de la naos para este propósito. En Sicilia, este hábito continuó en el período clásico.

Pronaos y opisthodomos Editar

En frente de naos, hay un porche, el pronaos, creado por las paredes laterales que sobresalen del naos (los antae)y dos columnas colocadas entre ellos. Una puerta permite naos para ser accedido desde el pronaos. Una habitación similar en la parte trasera del naos se llama el opisthodomos. No hay ninguna puerta que conecte el opisthodomos con el naos su existencia es necesaria enteramente por consideraciones estéticas: para mantener la consistencia del templo peripteral y asegurar su visibilidad desde todos los lados, la ejecución del frente debe repetirse en la parte trasera. Un espacio restringido, el Adyton, puede incluirse en el extremo más alejado de la naos, retrocediendo en el opisthodomos.

Peristasis Editar

El complejo formado por el naos, pronaos, opisthodomos y posiblemente el Adyton está encerrado en los cuatro lados por el peristasis, generalmente una sola fila, rara vez una doble, de columnas. Esto produce una columnata circundante, el pteron, que ofrecía cobijo a los visitantes del santuario y lugar para procesiones de culto.

Opistodomos (a veces omitido)

Opistodomos + Adyton + Naos + Pronaos

Tipos de planes Editar

Estos componentes permitieron la realización de una variedad de diferentes tipos de planos en la arquitectura de los templos griegos. El ejemplo más simple de un templo griego es el templum en antis, una pequeña estructura rectangular que alberga la estatua de culto. En frente de naos, un pequeño porche o pronaos fue formado por la protuberancia naos paredes, el antae. los pronaos estaba vinculado a la naos por una puerta. Para sostener la superestructura, se colocaron dos columnas entre las antae (estilo en antis). Cuando está equipado con un opisthodomos con un similar distyle en antis diseño, esto se llama doble anta templo. Una variante de ese tipo tiene la opisthodomos en la parte de atrás del naos indicado simplemente por medias columnas y abreviado antae, de modo que pueda describirse como un pseudo-opisthodomos.

Si el pórtico de un templo en antis tiene una fila de cuatro o seis columnas en todo su ancho, el templo se describe como un prostylos o prótesis de las sienes. El conjunto pronaos puede omitirse en este caso o simplemente dejar el antae sin columnas. Un amphiprostylos o amphiprostyle repite la misma configuración de columna en la parte posterior.

Por el contrario, el término peripteros o peripteral designa un templo rodeado por ptera (columnatas) en los cuatro lados, cada uno generalmente formado por una sola fila de columnas. Esto produce un pórtico circundante sin obstrucciones, el peristasis, en los cuatro lados del templo. Una forma helenística y romana de esta forma es la pseudoperipteros, donde las columnas laterales de la peristasis están indicados solo por columnas o pilastras enganchadas directamente unidas al exterior naos paredes.

A dipteros o dipteral está equipado con una columnata doble en los cuatro lados, a veces con más filas de columnas en la parte delantera y trasera. A pseudodipteros tiene columnas enganchadas en la fila interior de columnas a los lados.

Los templos circulares forman un tipo especial. Si están rodeados por una columnata, se les conoce como periferia. tholoi. Aunque de carácter sagrado, a menudo no se puede afirmar su función como templo. Una estructura comparable es la monopteros, o ciclostilo que, sin embargo, carece de un naos.

Para aclarar los tipos de planos de planta, los términos definitorios se pueden combinar, produciendo términos como: doble peripteral anta templo, prostyle en antis, anfipróstilo peripteral, etc.

Terminología de números de columna Editar

Una definición adicional, ya utilizada por Vitruvio (IV, 3, 3) está determinada por el número de columnas en el frente. La beca moderna utiliza los siguientes términos:

termino tecnico número de columnas al frente
distyle 2 columnas
tetrastyle 4 columnas, término utilizado por Vitruvio
hexastilo 6 columnas, término usado por Vitruvio
octastyle 8 columnas
decastyle 10 columnas

El término dodekastylos sólo se utiliza para la sala de 12 columnas del Didymaion. No se conocen templos con fachadas de ese ancho.

Muy pocos templos tenían un número desigual de columnas en el frente. Algunos ejemplos son el Templo de Hera I en Paestum, el Templo de Apolo A en Metapontum, ambos con un ancho de nueve columnas (enneastyle) y el templo arcaico en Thermos con un ancho de cinco columnas (pentastyle).

Elevación Editar

La elevación de los templos griegos siempre se subdivide en tres zonas: la crepidoma, las columnas y el entablamento.

Fundaciones y crepidoma Editar

Estereobato, eutiveria y crepidoma forman la subestructura del templo. La base subterránea de un templo griego se conoce como estereobato. Consiste en varias capas de bloques de piedra cuadrados. La capa superior, la eutiveria, sobresale parcialmente por encima del nivel del suelo. Su superficie está cuidadosamente alisada y nivelada. Es compatible con una base adicional de tres pasos, el crepidoma. El nivel más alto del crepidoma proporciona la superficie sobre la que se colocan las columnas y los muros se llama estilobato.

Columnas Editar

Colocados sobre el estilobato están los ejes de las columnas verticales, que se estrechan hacia la parte superior. Normalmente se componen de varios tambores de columna cortados por separado. Dependiendo del orden arquitectónico, se corta un número diferente de estrías en el eje de la columna: las columnas dóricas tienen de 18 a 20 estrías, las jónicas y corintias normalmente tienen 24. Las primeras columnas jónicas tenían hasta 48 estrías. Mientras que las columnas dóricas se colocan directamente sobre el estilobato, las jónicas y corintias poseen una base, a veces colocada adicionalmente sobre un pedestal.

En las columnas dóricas, la parte superior está formada por un cuello curvo cóncava, el hipotrachelion, y el capitel, en columnas jónicas, el capitel se asienta directamente sobre el fuste. En el orden dórico, el capitel consta de una protuberancia en forma de toro circular, originalmente muy plana, la denominada erizo de mar, y una losa cuadrada, el ábaco. En el curso de su desarrollo, el erizo de mar se expande cada vez más, culminando en una diagonal lineal, a 45 ° de la vertical. los erizo de mar de columnas jónicas está decorado con una banda de huevo y dardo seguida de una almohada esculpida que forma dos volutas, que sostiene una delgada ábaco. El capitel corintio epónimo de orden corintio está coronado por anillos de hojas de acanto estilizadas, formando zarcillos y volutas que llegan hasta las esquinas del ábaco.

Entablamento Editar

Los capiteles sostienen el entablamento. En el orden dórico, el entablamento siempre consta de dos partes, el arquitrabe y el friso dórico (o friso de triglifos). La orden jónica de Atenas y las Cícladas también usó un friso sobre un arquitrabe, mientras que el friso permaneció desconocido en la arquitectura jónica de Asia Menor hasta el siglo IV a. C. Allí, el arquitrabe fue seguido directamente por el dentiles. El friso se colocó originalmente frente a las vigas del techo, que eran visibles externamente solo en los templos anteriores de Asia Menor. El friso dórico estaba estructurado por triglifos. Estos se colocaron sobre el eje de cada columna y sobre el centro de cada intercolumniación. Los espacios entre los triglifos contenían metopas, a veces pintadas o decoradas con esculturas en relieve. En los órdenes jónico o corintio, el friso no posee triglifos y simplemente se deja plano, a veces decorado con pinturas o relieves. Con la introducción de la arquitectura de piedra, la protección de los pórticos y el soporte de la construcción del techo se trasladó hacia arriba hasta el nivel de la geison, privando al friso de su función estructural y convirtiéndolo en un elemento totalmente decorativo. Con frecuencia, el naos también está decorado con arquitrabe y friso, especialmente en la parte delantera de la pronaos.

Cornisa y geison Editar

Por encima del friso, o un miembro intermedio, p. Ej. el dentil de los órdenes jónico o corintio, la cornisa sobresale notablemente. Consiste en el geison (en los lados inclinados o frontones de las paredes estrechas una pendiente geison), y el sima. En el lado largo, el sima, a menudo elaboradamente decorada, estaba equipada con surtidores de agua, a menudo en forma de cabezas de leones. El triángulo pedimental o tímpano en los lados estrechos del templo fue creado por la introducción dórica del techo a dos aguas, los templos anteriores a menudo tenían techos a cuatro aguas. los tímpano Por lo general, estaba ricamente decorado con esculturas de escenas míticas o batallas. Las esquinas y crestas del techo estaban decoradas con acroteria, decoraciones originalmente geométricas, luego florales o figurativas.

Edición de aspecto

En la medida de lo posible desde el punto de vista topográfico, los templos eran independientes y estaban diseñados para ser vistos desde todos los lados. Normalmente no se diseñaron teniendo en cuenta su entorno, sino que formaron estructuras autónomas. Esta es una gran diferencia con los templos romanos que a menudo se diseñaron como parte de un área urbana o plaza planificada y tenían un fuerte énfasis en ser vistos de frente.

Proporciones Editar

Los cimientos de los templos griegos podrían alcanzar dimensiones de hasta 115 por 55 m, es decir, el tamaño de un campo de fútbol medio. Las columnas pueden alcanzar una altura de 20 m. Para diseñar armoniosamente cuerpos arquitectónicos tan grandes, ya se desarrollaron y probaron una serie de principios estéticos básicos en los templos más pequeños. La medida principal fue el pie, variando entre 29 y 34 cm de región a región. Esta medida inicial fue la base de todas las unidades que determinaron la forma del templo. Los factores importantes incluyen el diámetro más bajo de las columnas y el ancho de sus zócalos. La distancia entre los ejes de la columna (intercolumniación o bahía) también podría utilizarse como unidad básica. Estas medidas estaban en proporciones establecidas para otros elementos de diseño, como la altura de la columna y la distancia de la columna. Junto con el número de columnas por lado, también determinaron las dimensiones de estilobato y peristasis, así como de la naos adecuado. Las reglas relativas a las proporciones verticales, especialmente en el orden dórico, también permiten deducir las opciones de diseño básicas para el entablamento a partir de los mismos principios. Se buscaron alternativas a este sistema tan racional en los templos de finales del siglo VII y principios del VI a.C., cuando se intentó desarrollar las medidas básicas a partir de las dimensiones planificadas de naos o estilobato, es decir, invertir el sistema descrito anteriormente y deducir las unidades más pequeñas de las más grandes. Así, por ejemplo, el naos La longitud a veces se fijó en 100 pies (30 m) (100 es un número sagrado, también conocido por el hecatombe, un sacrificio de 100 animales), y todas las mediciones adicionales tenían que estar en relación con este número, lo que conducía a soluciones estéticamente bastante insatisfactorias.

Naos-peristasis relación Editar

Otra característica de diseño determinante fue la relación de vinculación naos y peristasis. En los templos originales, esto habría estado sujeto enteramente a necesidades prácticas, y siempre basado en vínculos axiales entre naos paredes y columnas, pero la introducción de la arquitectura de piedra rompió esa conexión. Sin embargo, sobrevivió a lo largo de la arquitectura jónica. En los templos dóricos, sin embargo, la construcción del techo de madera, originalmente colocada detrás del friso, ahora comenzaba en un nivel superior, detrás de la geison. Esto puso fin al vínculo estructural entre el friso y el techo, los elementos estructurales de este último ahora podrían colocarse independientemente de las relaciones axiales. Como resultado, el naos Las paredes perdieron su conexión fija con las columnas durante mucho tiempo y podían colocarse libremente dentro de la peristasis. Solo después de una larga fase de desarrollos, los arquitectos eligieron la alineación de la cara exterior del muro con el eje de la columna adyacente como el principio obligatorio para los templos dóricos. Los templos dóricos en la Gran Grecia rara vez siguen este sistema.

Fórmula de número de columna Editar

Las proporciones básicas del edificio fueron determinadas por la relación numérica de las columnas en el frente y la espalda con las de los lados. La solución clásica elegida por los arquitectos griegos es la fórmula "columnas frontales: columnas laterales = n: (2n + 1)", que también se puede utilizar para el número de intercolumniaciones. Como resultado, numerosos templos del período clásico en Grecia (c. 500 a. C. a 336 a. C.) tenían columnas de 6 × 13 o intercolumniciones de 5 × 11. Las mismas proporciones, en una forma más abstracta, determinan la mayor parte del Partenón, no solo en su columna de 8 × 17 peristasis, pero también, reducido a 4: 9, en todas las demás medidas básicas, incluidas las intercolumniaciones, el estilobato, la proporción ancho-alto de todo el edificio y la geison (aquí invertido a 9: 4). [27]

Espaciado de columnas Editar

Desde el cambio de los siglos III y II a. C., la proporción del ancho de la columna al espacio entre columnas, el intercolumnium, jugó un papel cada vez más importante en la teoría arquitectónica, reflejado, por ejemplo, en las obras de Vitruvio. Según esta proporción, Vitruvio (3, 3, 1 y siguientes) distinguió entre cinco conceptos de diseño y tipos de templo diferentes:

  • Pyknostyle, de columnas estrechas: intercolumnium = 1 ½ diámetros de columna inferiores
  • Systyle, columnas cerradas: intercolumnium = 2 diámetros de columna inferiores
  • Eustyle, bien con columnas: intercolumnium = 2 ¼ diámetros de columna inferiores
  • Diastyle, tablero-columnas: intercolumnium = 3 diámetros de columna inferior
  • Araeostyle, columna ligera: intercolumnium = 3 ½ diámetros de columna inferiores

La determinación y discusión de estos principios básicos se remonta a Hermógenes, a quien Vitruvio atribuye la invención del eustylos. El Templo de Dionisos en Teos, normalmente atribuido a Hermógenes, tiene de hecho intercolumnas que miden 2 1/6 de los diámetros de las columnas inferiores. [28]

Para aflojar el rigor matemático y contrarrestar las distorsiones de la percepción visual humana, se introdujo una ligera curvatura de todo el edificio, apenas visible a simple vista. Los arquitectos antiguos se habían dado cuenta de que las líneas horizontales largas tienden a dar la impresión óptica de hundirse hacia el centro. Para evitar este efecto, las líneas horizontales de estilobato y / o entablamento se elevaron unos centímetros hacia el centro de un edificio. Esta evitación de líneas matemáticamente rectas también incluyó las columnas, que no se estrecharon de manera lineal, sino que fueron refinadas por un pronunciado "hinchamiento" (entasis) del eje. Además, se colocaron columnas con una ligera inclinación hacia el centro del edificio. Curvatura y entasis ocurren desde mediados del siglo VI a. C. en adelante.

El uso más consistente de estos principios se ve en el Partenón clásico de la Acrópolis de Atenas. Su curvatura afecta a todos los elementos horizontales hasta el sima, incluso el naos las paredes lo reflejan en toda su altura. La inclinación de sus columnas (que también tienen un claro entasis), se continúa con arquitrabe y friso de triglifos, las paredes externas de la naos también lo refleja. Ni un bloque del edificio, ni un solo arquitrabe o elemento de friso podría ser tallado como un simple bloque rectilíneo. Todos los elementos arquitectónicos presentan ligeras variaciones del ángulo recto, calculadas individualmente para cada bloque. Como efecto secundario, cada bloque de construcción conservado del Partenón, sus columnas, naos paredes o entablamento, se le puede asignar su posición exacta hoy. A pesar del inmenso esfuerzo extra que implicaba esta perfección, el Partenón, incluida su decoración escultórica, se completó en el tiempo récord de dieciséis años (447 a 431 a. C.). [29]

Colorear Editar

Solo se utilizaron tres colores básicos: blanco, azul y rojo, ocasionalmente también negro. los crepidoma, las columnas y el arquitrabe eran en su mayoría blancos. Solo detalles, como las ranuras cortadas horizontalmente en la parte inferior de las mayúsculas dóricas (annuli), o elementos decorativos de arquitrabes dóricos (p. ej. tenia y guttae) puede estar pintado en diferentes colores. El friso estaba claramente estructurado mediante el uso de colores. En un friso de triglifos dóricos, los triglifos azules se alternan con metopas rojas, estas últimas a menudo sirven como fondo para esculturas pintadas individualmente. Se ejecutaron relieves, ornamentos y esculturas de frontones con una variedad más amplia de colores y matices. Los elementos empotrados o sombreados de otro modo, como mútulas o ranuras de triglifos, se pueden pintar de negro. La pintura se aplicó principalmente a partes que no soportaban carga, mientras que las partes estructurales como columnas o los elementos horizontales de arquitrabe y geison se dejaron sin pintar (si estaban hechos de piedra caliza o mármol de alta calidad) o se cubrieron con un estuco blanco.

Panel pintado en el andamio del sitio del Templo de la Concordia de Agrigento en 2006

1883 reconstrucción del esquema de color del entablamento en un templo dórico

Policromía original de templos jónicos

Escultura arquitectónica Editar

Los templos griegos a menudo se realzaban con decoraciones de figuras. especialmente las áreas de friso ofrecían espacio para relieves y losas de relieve, los triángulos frontales a menudo contenían escenas de esculturas independientes. En la época arcaica, incluso el arquitrabe podía estar decorado en relieve en los templos jónicos, como lo demostró el templo anterior de Apolo en Didyma. Aquí, las esquinas del arquitrabe tenían gorgonas, rodeadas de leones y quizás otros animales. Por otro lado, los templos jónicos de Asia Menor no poseían un friso separado para dejar espacio para la decoración en relieve. El área más común para la decoración en relieve siguió siendo el friso, ya sea como un friso típico de triglifos dóricos, con metopas esculpidas, o como un friso continuo en los templos cicládicos y más tarde en los templos jónicos orientales.

Metopas Editar

Las metopas, cuadros individuales separados que normalmente no podían contener más de tres figuras cada uno, generalmente representaban escenas individuales pertenecientes a un contexto más amplio. Es raro que las escenas se distribuyan en varias metopas, en cambio, un contexto narrativo general, generalmente una batalla, se crea mediante la combinación de múltiples escenas aisladas. Otros contextos temáticos podrían describirse de esta manera. Por ejemplo, las metopas en la parte delantera y trasera del Templo de Zeus en Olimpia representaban los Doce Trabajos de Heracles. De este modo se podrían representar escenas mitológicas individuales, como el secuestro de Europa o una incursión de ganado por los Dioscuri, así como escenas del viaje de los argonautas o de la guerra de Troya. Las batallas contra los centauros y las amazonas, así como la gigantomaquia, las tres representadas en el Partenón, fueron temas recurrentes en muchos templos.

Un centauro luchando con un lapita en una metopa del Partenón, en el Museo Británico (Londres)

Lapith luchando contra un centauro en una metopa del Partenón, en el Museo Británico

Arquitrabe con metopa esculpida que muestra al dios sol Helios en una cuadriga, del Templo de Atenea en Troya, circa 300-280 a. C.

Frisos Editar

Las escenas de batalla de todo tipo también eran un tema común de los frisos jónicos, p. Ej. la Gigantomaquia en el templo de Hécate en Lagina, o la Amazonomaquia en el templo de Artemisa en Magnesia en la Meandro, ambos de finales del siglo II a. C. Las composiciones complejas visualizaron el ir y venir de la lucha por el espectador. Tales escenas contrastaban con otras más tranquilas o pacíficas: la Asamblea de los dioses y una procesión dominan el friso de 160 m de largo que se coloca en la parte superior del naos paredes del Partenón.

Friso dórico del templo de Aphaea de Egina (Grecia), con triglifos y metopas

Friso jónico del Erechtheum, en la Glyptothek (Munich, Alemania)

Parte del Friso del Partenón, en el lugar en el lado oeste de la naos

Detalle del friso con Amazonomaquia del Mausoleo de Halicarnaso, en el Museo Británico (Londres)

Frontones Editar

Se prestó especial atención a la decoración de los triángulos frontales, sobre todo por su tamaño y posición frontal. Originalmente, los frontones estaban llenos de relieves masivos, p. Ej. poco después del 600 a. C. en el templo de Artemisa en Kerkyra, donde el frontón oeste está ocupado por la gorgona Medusa y sus hijos en el centro, flanqueados por panteras. Las escenas más pequeñas se muestran en las esquinas bajas de los frontones, p. Ej. Zeus con un rayo, luchando contra un gigante. La escultura del frontón del primer templo periférico de la Acrópolis de Atenas, de c. 570 a. C., es una escultura casi independiente, pero sigue dominada por una escena central de leones luchando.

Una vez más, las esquinas contienen escenas separadas, incluida la lucha de Heracles contra Tritón. Después de mediados del siglo VI a. C., el esquema compositivo cambia: las escenas de animales ahora se colocan en las esquinas, pronto desaparecen por completo. La composición central está ahora asumida por luchas mitológicas o por filas de figuras humanas. La alta estima en la que los griegos tenían las esculturas frontales se demostró con el descubrimiento de las esculturas del templo arcaico tardío de Apolo en Delfos, que había recibido un verdadero entierro después de la destrucción del templo en 373 a. C. [30] Los temas de las escenas individuales del frontón están cada vez más dominados por mitos relacionados con la localidad. Así, el frontón este de Olimpia representa los preparativos para una carrera de carros entre Pelops y Oinomaos, el mítico rey de la cercana Pisa. Es el mito fundacional del propio santuario, que se muestra aquí en su posición más destacada. Una asociación igualmente directa es proporcionada por el nacimiento de Atenea en el frontón este del Partenón, o la lucha por el Ática entre ella y Poseidón en su frontón oeste. El frontón del templo posterior de Kabeiroi en Samotracia, a finales del siglo III a. C., representaba una leyenda probablemente puramente local, sin mayor interés para Grecia en su conjunto.

Estatua de Apolo del frontón oeste del Templo de Zeus en Olimpia

Ilustraciones con las esculturas de los dos frontones del Partenón, por James Stuart y Nicholas Revett en 1794

El templo de Atenea Nike con sus frontones muy dañados

Techos Editar

Los tejados estaban coronados por acroteria, originalmente en forma de discos de arcilla elaboradamente pintados, desde el siglo VI a. C. en adelante como figuras completamente esculpidas colocadas en las esquinas y crestas de los frontones. Podían representar cuencos y trípodes, grifos, esfinges y, especialmente, figuras y deidades míticas. Por ejemplo, las representaciones de Nike corriendo coronaron el templo Alcmaeonid de Apolo en Delfos, y las amazonas montadas formaron la esquina. Akroteria del templo de Asklepios en Epidauros. Pausanias (5, 10, 8) describe trípodes de bronce que forman la esquina Akroteria y estatuas de Nike de Paeonios que forman las crestas del Templo de Zeus en Olimpia.

Ilustraciones con ejemplos de acroteria

Akroterion, 350-325 a.C., mármol, en el Museo Metropolitano de Arte (Nueva York)

Ilustración que muestra antefijos en posición

Antefijo con Medusa, siglos VI o V a.C., cerámica, Museo Pushkin (Moscú)

Columnas Editar

En aras de la integridad, se debe mencionar aquí otro portador potencial de la decoración escultórica: el columnae celetae de los templos jónicos en Éfeso y Didyma. Aquí, ya en los templos arcaicos, las partes inferiores de los fustes de las columnas estaban decoradas con adornos en relieve sobresalientes, que originalmente representaban filas de figuras, reemplazadas en sus sucesores clásicos y helenísticos tardíos con escenas y batallas mitológicas. [31]

Las ruinas del templo de Poseidón de Sunión (Grecia), 444–440 a. C.

El pórtico norte del Erecteión desde la Acrópolis de Atenas

Base de una columna jónica del pórtico norte del Erechtheum

Estatua de culto y naos Editar

Las funciones del templo se concentraron principalmente en el naos, la "morada" de la estatua de culto. La elaboración de los aspectos externos del templo sirvió para enfatizar la dignidad del naos. En contraste, el naos en sí misma a menudo se terminaba con cierta moderación, aunque en la época romana algunos estaban claramente abarrotados de otras estatuas, trofeos militares y otros obsequios. A menudo, la única fuente de luz para naoi y la estatua de culto era la naos's puerta frontal y lámparas de aceite en el interior. Por lo tanto, el interior solo recibió una cantidad limitada de luz. Se encuentran excepciones en los templos de Apolo en Bassae y de Atenea en Tegea, donde el sur naos pared tenía una puerta, permitiendo potencialmente más luz en el interior. Una situación especial se aplica a los templos de las Cícladas, donde el techo solía ser de tejas de mármol. Los techos de mármol también cubrían el templo de Zeus en Olimpia y el Partenón en Atenas. Como el mármol no es del todo opaco, esos naoi puede haber sido impregnado con una luz difusa distintiva.

Por motivos de culto, pero también para aprovechar la luz del sol naciente, prácticamente todos los templos griegos estaban orientados con la puerta principal hacia el este. Existían algunas excepciones, p. Ej. los templos de Artemisa orientados al oeste en Éfeso y en Magnesia en el Maeander, o los templos de Arcadia orientados de norte a sur. Es probable que estas excepciones estén relacionadas con la práctica del culto. El estudio de los suelos alrededor de los sitios del templo es evidencia de que los sitios del templo fueron elegidos con respecto a deidades particulares: por ejemplo, en medio de suelos arables para las deidades agrícolas Dionysos y Demeter, y cerca de suelos rocosos para las deidades cazadoras recolectoras Apolo y Artemisa. [32]

La imagen de culto normalmente tomaba la forma de una estatua de la deidad, por lo general aproximadamente de tamaño natural, pero en algunos casos muchas veces de tamaño natural, en los primeros días en madera, mármol o terracota, o en la forma especialmente prestigiosa de una estatua criselefantina. utilizando placas de marfil para las partes visibles del cuerpo y oro para la ropa, alrededor de un marco de madera. Las imágenes de culto griego más famosas eran de este tipo, incluida la Estatua de Zeus en Olimpia y la Atenea Partenos de Fidias en el Partenón de Atenas, ambas colosales estatuas ahora completamente perdidas. Se han excavado fragmentos de dos estatuas criselefantinas de Delfos. Las imágenes de culto al bronce fueron menos frecuentes, al menos hasta la época helenística. [33]

El acrolito era otra forma compuesta, esta vez una forma económica con un cuerpo de madera. A xoanon Era una imagen de madera primitiva y simbólica, quizás comparable al lingam hindú, muchas de las cuales fueron conservadas y veneradas por su antigüedad. Muchas de las estatuas griegas bien conocidas de las copias de mármol romanas eran originalmente imágenes de culto del templo, que en algunos casos, como el Apolo Barberini, pueden identificarse de manera creíble. Muy pocos originales reales sobreviven, por ejemplo, el Pireo Atenea de bronce (2,35 metros de altura, incluido un casco). La imagen se encontraba sobre una base, del siglo V a menudo tallada con relieves.

Mejoras Editar

La estatua de culto a menudo se orientaba hacia un altar, colocado axialmente frente al templo. Para preservar esta conexión, la única fila de columnas que a menudo se encuentra a lo largo del eje central de la naos en los templos tempranos fue reemplazado por dos filas separadas hacia los lados. El central de los tres pasillos así creados a menudo se enfatizó como el principal. La dignidad del pasillo central del naos podría subrayarse mediante el uso de elementos especiales de diseño. Por ejemplo, los capiteles corintios más antiguos que se conocen son del naoi de los templos dóricos. Lo impresionante del pasillo interno podría enfatizarse aún más al tener una tercera fila de columnas a lo largo de la parte posterior, como es el caso del Partenón y del templo de Zeus en Nemea. El Partenón naos, también tenía otra característica impresionante, a saber, dos hileras de columnas una encima de la otra, al igual que el templo de Aphaia en Egina. El templo de Atenea en Tegea muestra otra variación, donde las dos filas de columnas están indicadas por medias columnas que sobresalen de las paredes laterales y están coronadas con capiteles corintios. Una forma temprana de esta solución se puede ver en Bassae, donde la columna central del pórtico trasero permanece independiente, mientras que las columnas a lo largo de los lados son de hecho semicolumnas conectadas con las paredes por protuberancias curvas.

Algunos templos famosos, en particular el Partenón, el Templo de Zeus en Olimpia y el Templo de Asclepio, Epidauro, tenían gran parte del naos piso ocupado por una piscina muy poco profunda llena de agua (Partenón) o aceite de oliva en Olimpia. Todos estos tenían imágenes criselefantinas, y Pausanias quizás tenía razón al vincular el del Partenón con el mantenimiento de la humedad adecuada, pero probablemente aumentaron la luz y quizás le dieron atractivos efectos de reflejos. [33]

Acceder a Editar

Se pensaba que el acceso a la naos de un templo griego se limitaba a los sacerdotes, y sólo raras veces entraban otros visitantes, excepto quizás durante festivales importantes u otras ocasiones especiales. En las últimas décadas, este panorama ha cambiado y los académicos ahora enfatizan la variedad de reglas de acceso locales. Pausanias fue un caballero viajero del siglo II d.C. que declara que la intención especial de sus viajes por Grecia era ver imágenes de culto, lo que solía hacer. [34]

Por lo general, era necesario hacer un sacrificio o un regalo, y algunos templos restringían el acceso a ciertos días del año, o por clase, raza, género (con hombres o mujeres prohibidos) o incluso más estrictamente. Los consumidores de ajo estaban prohibidos en un templo, en otro las mujeres, a menos que fueran vírgenes, las restricciones surgían típicamente de las ideas locales de pureza ritual o de un capricho percibido de la deidad. En algunos lugares se pidió a los visitantes que demostraran que hablaban griego en otros lugares a los dorios no se les permitía la entrada. Algunos templos solo se podían ver desde el umbral. Se dice que algunos templos nunca se abrirán. Pero en general, los griegos, incluidos los esclavos, tenían una expectativa razonable de que se les permitiera naos. Una vez dentro del naos era posible rezar a la imagen de culto o delante de ella, y algunas veces, al tocarla, Cicerón vio una imagen de bronce de Heracles con el pie en gran parte desgastado por el toque de los devotos. [35] Famosas imágenes de culto como la Estatua de Zeus en Olimpia funcionaron como importantes atracciones para los visitantes.

A veces, el carácter divino de la imagen de culto se enfatizó aún más al eliminarla más a un espacio separado dentro del naos, los Adyton. Especialmente en Magna Grecia, esta tradición continuó durante mucho tiempo. A lo largo de las décadas y los siglos, se pudieron colocar numerosas ofrendas votivas en el naos, dándole un carácter de museo (Pausanias 5, 17).

Opistodomos Editar

La trastienda del templo, el opisthodomos, por lo general sirvió como un espacio de almacenamiento para el equipo de culto. También podría contener el tesoro del templo. Durante algún tiempo, el opisthodomos del Partenón ateniense contenía el tesoro de la Liga de Delos, por lo que estaba directamente protegido por la deidad. Pronaoi y opisthodomoi a menudo estaban cerrados a la peristasis por barreras o vallas de madera.

Peristasis Editar

Como el naos, los peristasis podría servir para la exhibición y el almacenamiento de votivas, a menudo colocadas entre las columnas. En algunos casos, las ofrendas votivas también se pueden colocar directamente en las columnas, como es visible, p. en el Templo de Hera en Olimpia. los peristasis también podría usarse para procesiones de culto, o simplemente como refugio de los elementos, una función enfatizada por Vitruvio (III 3, 8f).

Patrocinadores públicos y privados Editar

Los patrocinadores de los templos griegos generalmente pertenecían a uno de dos grupos: por un lado, patrocinadores públicos, incluidos los organismos e instituciones que administraban santuarios importantes, por otro lado, patrocinadores privados influyentes y ricos, especialmente reyes helenísticos. Las necesidades financieras se cubrían con ingresos por impuestos o gravámenes especiales, o por la venta de materias primas como la plata. También se produjo la recaudación de donaciones, especialmente para santuarios suprarregionales como Delphi u Olympia. Los monarcas helenísticos podían aparecer como donantes privados en ciudades fuera de su esfera inmediata de influencia y patrocinar edificios públicos, como lo ejemplifica Antíoco IV, quien ordenó la reconstrucción del Olimpio en Atenas. En tales casos, el dinero provino de la tesorería privada del donante. [36]

Organización Editar

Los contratos de construcción se anunciaron después de que una asamblea popular o electa hubiera aprobado la moción correspondiente. Un comité designado elegiría al ganador entre los planes presentados. Posteriormente, otro comité supervisaría el proceso de construcción. Sus responsabilidades incluían la publicidad y adjudicación de contratos individuales, la supervisión práctica de la construcción, la inspección y aceptación de piezas terminadas y el pago de salarios. El anuncio original contenía toda la información necesaria para que un contratista pudiera hacer una oferta realista para completar la tarea. Los contratos se adjudicaban normalmente al competidor que ofrecía el servicio más completo por el precio más económico. En el caso de los edificios públicos, los materiales normalmente los proporcionaba el patrocinador público, las excepciones se aclararon en el contrato. Los contratistas generalmente solo eran responsables de partes específicas de la construcción general, ya que la mayoría de las empresas eran pequeñas. Originalmente, el pago era por persona y día, pero a partir del siglo V a. C., el pago por pieza o etapa de construcción se hizo común. [37]

Costos Editar

Los costos pueden ser inmensos. Por ejemplo, los recibos supervivientes muestran que en la reconstrucción de la Artemisión de Éfeso, una sola columna costó 40.000 dracmas. Teniendo en cuenta que a un trabajador se le pagó alrededor de dos dracmas, eso equivale a casi dos millones de euros (en una escala salarial moderna de Europa occidental). Dado que el número total de columnas necesarias para el diseño fue de 120, incluso este aspecto del edificio habría provocado costes equivalentes a los de los grandes proyectos actuales (alrededor de 360 ​​millones de euros). [38]

Uno de los criterios por los que se clasifican los templos griegos es el orden clásico elegido como su principio estético básico. Esta elección, que rara vez era completamente libre, pero que normalmente estaba determinada por la tradición y el hábito local, daría lugar a reglas de diseño muy diferentes. Según los tres órdenes principales, se puede hacer una distinción básica entre el templo dórico, el jónico y el corintio.

Templos dóricos Editar

La imagen moderna de la arquitectura de los templos griegos está fuertemente influenciada por los numerosos templos razonablemente bien conservados del orden dórico. Especialmente las ruinas del sur de Italia y Sicilia fueron accesibles a los viajeros occidentales bastante temprano en el desarrollo de los estudios clásicos, p. Ej. los templos de Paestum, Akragas o Segesta, [39] pero el Hephaisteion y el Partenón de Atenas también influyeron en la erudición y la arquitectura neoclásica desde un punto temprano en adelante.

Principios Editar

Los inicios de la construcción de templos griegos en el orden dórico se remontan a principios del siglo VII a. C. Con la transición a la arquitectura de piedra alrededor del año 600 a. C., el orden se desarrolló completamente a partir de entonces, solo se cambiaron, desarrollaron y refinaron los detalles, principalmente en el contexto de resolver los desafíos planteados por el diseño y la construcción de templos monumentales.

Primeros templos monumentales Editar

Aparte de las formas tempranas, ocasionalmente todavía con respaldos absidales y techos a cuatro aguas, los primeros templos periféricos de 100 pies (30 m) ocurren bastante pronto, antes del 600 a. C. Un ejemplo es el Templo C en Thermos, c. 625 aC, [40] un 100 pies de largo (30 m) hekatompedos, rodeado por un peristasis de 5 × 15 columnas, su naos dividido en dos pasillos por una hilera central de columnas. Su entablamento totalmente dórico está indicado por placas de arcilla pintadas, probablemente un ejemplo temprano de metopas y triglifos de arcilla. [41] Parece ser el caso de que todos los templos erigidos dentro de las esferas de influencia de Corinto y Argos en el siglo VII a. C. eran dóricos. peripteroi. Las primeras columnas de piedra no mostraban la simple achaparramiento de los especímenes arcaicos altos y tardíos, sino que reflejaban la esbeltez de sus predecesores de madera. Ya alrededor del 600 a. C., la demanda de visibilidad desde todos los lados se aplicó al templo dórico, lo que llevó a la duplicación del frontal. pronaos Por una opisthodomos en la parte trasera. Esta temprana demanda siguió afectando a los templos dóricos, especialmente en la patria griega. Ni los templos jónicos ni los especímenes dóricos de Magna Graecia siguieron este principio. [42] La creciente monumentalización de los edificios de piedra y el traslado de la construcción del techo de madera al nivel de la geison eliminó la relación fija entre el naos y el peristasis. Esta relación entre los ejes de muros y columnas, casi natural en estructuras más pequeñas, permaneció indefinida y sin reglas fijas durante casi un siglo: la posición de la naos "flotó" dentro del peristasis.

Templos de piedra Editar

El Heraion en Olimpia (c. 600 a. C.) Editar

El Heraion de Olimpia [43] (c. 600 a. C.) ejemplifica la transición de la construcción de madera a la piedra. Este edificio, inicialmente construido en su totalidad de madera y adobe, tuvo sus columnas de madera reemplazadas gradualmente por otras de piedra con el tiempo. Como un museo de columnas dóricas y capiteles dóricos, contiene ejemplos de todas las fases cronológicas, hasta el período romano. Una de las columnas del opisthodomos permaneció de madera al menos hasta el siglo II d.C., cuando Pausanias lo describió. Este templo de 6 × 16 columnas ya requería una solución al conflicto de las esquinas dóricas. Se logró mediante una reducción de las intercolumnias de las esquinas, la denominada contracción de las esquinas. El Heraion es el más avanzado en lo que respecta a la relación entre naos y peristasis, ya que utiliza la solución que se convirtió en canónica décadas más tarde, un eje lineal que corre a lo largo de las caras externas del exterior. naos paredes y por el eje central de las columnas asociadas. Su diferenciación entre intercolumnias más anchas en los lados estrechos y más estrechas en los lados largos también fue una característica influyente, al igual que la posición de las columnas dentro del naos, que se corresponden con los del exterior, característica que no se repitió hasta la construcción del templo de Bassae 150 años después. [44]

Templo de Artemisa, Kerkyra (principios del siglo VI a. C.)

El templo dórico más antiguo construido íntegramente en piedra está representado por el templo de Artemisa de principios del siglo VI a. C. en Kerkyra (la actual Corfú). [45] Todas las partes de este edificio son voluminosas y pesadas, sus columnas alcanzan una altura de apenas cinco veces su diámetro inferior y estaban muy poco espaciadas con una intercolumniación de un solo ancho de columna. Los miembros individuales de sus órdenes dóricas difieren considerablemente del canon posterior, aunque están presentes todos los rasgos dóricos esenciales. Su planta de 8 por 17 columnas, probablemente pseudoperipteral, es inusual.

Archaic Olympieion, Atenas Editar

Entre los templos dóricos, el Peisistratid Olympieion de Atenas tiene una posición especial. [46] Aunque este edificio nunca se completó, su arquitecto aparentemente intentó adaptar el Ionic dipteros. Los tambores de columna construidos en los cimientos posteriores indican que originalmente se planeó como un templo dórico. No obstante, su planta sigue tan de cerca los ejemplos jónicos de Samos que sería difícil conciliar tal solución con un friso de triglifos dóricos. Después de la expulsión de Hipias en 510 a. C., el trabajo en esta estructura se detuvo: la Atenas democrática no deseaba continuar un monumento de autoengrandecimiento tiránico.

Período clásico: canonización Editar

Aparte de esta excepción y algunos ejemplos en las poleis más experimentales de la Gran Grecia, el tipo de templo dórico clásico siguió siendo el peripteros. Su perfección fue una prioridad del esfuerzo artístico durante todo el período clásico.

Templo de Zeus, Olimpia (460 a. C.) Editar

La solución canónica fue encontrada bastante pronto por el arquitecto Libon de Elis, quien erigió el Templo de Zeus en Olimpia alrededor del 460 a. C. Con sus columnas de 6 × 13 o intercolumniations de 5 × 12, este templo fue diseñado de forma totalmente racional. Sus bahías de columna (eje a eje) medían 16 pies (4,9 m), un triglifo + metopa 8 pies (2,4 m), un mutulo más el espacio adyacente (vía) 4 pies (1,2 m), el ancho de las tejas del techo de mármol era de 2 pies (0,61 m). Sus columnas son poderosas, con solo un ligero entasis el equino de los capiteles ya es casi lineal a 45 °. Toda la superestructura se ve afectada por la curvatura. los naos mide exactamente 3 × 9 distancias de columna (eje a eje), sus caras externas de la pared están alineadas con los ejes de las columnas adyacentes.

Otros templos canónicos clásicos Editar

La proporción clásica, 6 × 13 columnas, está ocupada por numerosos templos, p. Ej. el templo de Apolo en Delos (c. 470 a. C.), el templo de Hefesto en Atenas y el templo de Poseidón en el cabo Sunión. [47] Una ligera variación, con 6 × 12 columnas o 5 × 11 intercolumniations ocurre con tanta frecuencia.

El Partenón (450 a. C.) Editar

El Partenón [48] mantiene la misma proporción a una escala mayor de 8 × 17 columnas, pero sigue los mismos principios. A pesar de las ocho columnas en su frente, el templo es un puro peripteros, es externo naos las paredes se alinean con los ejes de la segunda y séptima columna. En otros aspectos, el Partenón se distingue como un ejemplo excepcional entre la masa de griegos peripteroi por muchas soluciones estéticas distintivas en detalle.

Por ejemplo, el antae de pronaos y opisthodomos se acortan para formar pilares simples. En lugar de más antae, existen próstilo columnatas dentro del peristasis en el anverso y reverso, reflejando hábitos jónicos. La ejecución del naos, con una sala occidental que contiene cuatro columnas, también es excepcional. El predecesor Arcaico del Partenón ya contenía tal habitación. Todas las medidas en el Partenón están determinadas por la proporción 4: 9. Determina el ancho de la columna a la distancia de la columna, el ancho a la longitud del estilobato y del naos sin antae. El ancho del templo a la altura hasta el geison está determinada por la proporción inversa 9: 4, la misma proporción al cuadrado, 81:16, determina la longitud de la sien a la altura. Todo este rigor matemático se relaja y afloja por los refinamientos ópticos mencionados anteriormente, que afectan a todo el edificio, de capa a capa y de elemento a elemento. 92 metopas esculpidas decoran su friso de triglifos: centauromaquia, amazonomaquia y gigantomaquia son sus temas. Las paredes externas de la naos están coronados con un friso de figuras que rodea todo el naos y representando la procesión Panatenaica y la Asamblea de los Dioses. Figuras de gran formato decoran los frontones en los lados estrechos. Esta conjunción de principios estrictos y refinamientos elaborados hace del Partenón el templo clásico paradigmático. El Templo de Hefesto en Atenas, erigido poco después del Partenón, utiliza los mismos principios estéticos y proporcionales, sin adherirse tanto a la proporción 4: 9. [49]

Clásico tardío y helenístico: proporciones cambiantes Editar

En el siglo IV a. C., se erigieron algunos templos dóricos con columnas de 6 × 15 o 6 × 14, probablemente en referencia a los predecesores arcaicos locales, p. Ej. el Templo de Zeus en Nemea [50] y el de Atenea en Tegea. [51] Generalmente, los templos dóricos siguieron una tendencia a volverse más ligeros en sus superestructuras. Las columnas se volvieron más estrechas, las intercolumniaciones más amplias. Esto muestra un ajuste creciente en la proporción y el peso de los templos jónicos, reflejado en una tendencia progresiva entre los templos jónicos a volverse algo más pesados. A la luz de esta influencia mutua, no es sorprendente que a finales del siglo IV a. C. el templo de Zeus en Nemea, el frente esté enfatizado por un pronaos dos intercolumniaciones profundas, mientras que el opisthodomos se suprime. [52] La frontalidad es una característica clave de los templos jónicos. El énfasis en el pronaos ya ocurrió en el templo un poco más antiguo de Atenea en Tegea, pero allí se repitió en el opisthodomos. Ambos templos continuaron la tendencia hacia interiores más ricamente equipados, en ambos casos con columnas comprometidas o completas de orden corintio.

La creciente reducción del número de columnas a lo largo de los lados largos, claramente visible en los templos jónicos, se refleja en las construcciones dóricas. Un pequeño templo en Kournó tiene un peristasis de apenas 6 × 7 columnas, estilobulado de solo 8 × 10 my esquinas ejecutadas a modo de pilastras hacia el frente. [53] El peristasis de los monumentales templos dóricos simplemente se insinúa aquí, la función como un simple dosel para el santuario de la estatua de culto es clara.

Templos dóricos en Magna Graecia Editar

Sicilia y el sur de Italia apenas participaron en estos desarrollos. Aquí, la mayor parte de la construcción de templos se llevó a cabo durante los siglos VI y V a. C. [54] Posteriormente, los griegos occidentales mostraron una marcada tendencia a desarrollar soluciones arquitectónicas inusuales, más o menos impensables en la madre. poleis de sus colonias. Por ejemplo, hay dos ejemplos de templos con números de columnas desiguales en el frente, el Templo de Hera I en Paestum [42] y el Templo de Apolo A en Metapontum. [55] Ambos templos tenían frentes de nueve columnas.

Las posibilidades técnicas de los griegos occidentales, que habían progresado más allá de las de la patria, permitieron muchas desviaciones. Por ejemplo, las innovaciones con respecto a la construcción del entablamento desarrolladas en el oeste permitieron abarcar espacios mucho más amplios que antes, dando lugar a unos peristaseis y amplio naoi. los peristasis a menudo tenía una profundidad de dos distancias de columna, p. ej. en el Templo de Hera I, Paestum, y los templos C, F y G en Selinus, [56] clasificándolos como pseudodipteroi. los opisthodomos solo jugó un papel subsidiario, pero ocurrió a veces, p. ej. en el templo de Poseidón en Paestum. Con mucha más frecuencia, los templos incluían una habitación separada en la parte trasera de la naos, entrada a la que normalmente estaba prohibida, la Adyton. En algunos casos, el Adyton era una estructura independiente dentro del naos, p.ej. templo G en Selinus. Si es posible, las columnas dentro del naos se evitaron, permitiendo construcciones de techo abierto de hasta 13 m de ancho.

La estructura más grande de este tipo fue el Olympieion de Akragas, una columna de 8 × 17 peripteros, pero en muchos aspectos una estructura absolutamente "no griega", equipada con detalles como pilares figurativos comprometidos (Telamones), y un peristasis parcialmente cerrado por paredes. [57] Con unas dimensiones externas de 56 × 113 m, fue el edificio dórico más grande jamás terminado. Si las colonias demostraron una notable independencia y voluntad de experimentar en términos básicos, lo hicieron aún más en términos de detalle. Por ejemplo, las superficies inferiores de Doric geisa podría decorarse con cofres en lugar de mutuli.

Aunque una fuerte tendencia a enfatizar el frente, p. Ej. mediante la adición de rampas o escaleras con hasta ocho escalones (en el Templo C en Selinus), o un pronaos profundidad de 3,5 distancias de columna (templo de Apolo en Siracusa) [58] se había convertido en un principio clave de diseño, esto se relativizó mediante la ampliación de las distancias de columna en los lados largos, p. Templo de Hera I en Paestum. Sólo en las colonias se podía ignorar el conflicto del rincón dórico. Si los arquitectos del sur de Italia intentaron resolverlo, utilizaron una variedad de soluciones: ampliación de las metopas o triglifos de las esquinas, variación de la distancia de la columna o metopas. En algunos casos, se utilizaron diferentes soluciones en los lados anchos y estrechos del mismo edificio.

Templo G, Selinus, con bien definido Adyton.

Modelo del Olympieion en Akragas.

Templos jónicos Editar

Orígenes Editar

Para el período temprano, antes del siglo VI a. C., el término templo jónico puede, en el mejor de los casos, designar un templo en las áreas de asentamiento jónico. No se han encontrado fragmentos de arquitectura pertenecientes al orden jónico de esta época. No obstante, algunos templos tempranos en el área ya indican el sistema racional que caracterizaría al sistema jónico más adelante, p. Ej. el Heraion II en Samos. [59] Así, incluso en un punto temprano, los ejes de la naos muros alineados con los ejes de las columnas, mientras que en la arquitectura dórica los muros exteriores lo hacen. Los templos tempranos tampoco muestran preocupación por la característica dórica típica de visibilidad desde todos los lados, regularmente carecen de un opisthodomos los peripteros solo se generalizó en el área en el siglo IV a. C. Por el contrario, desde un punto temprano, los templos jónicos acentúan el frente mediante el uso de pórticos dobles. Alargado peristaseis se convirtió en un elemento determinante. Al mismo tiempo, los templos jónicos se caracterizaron por su tendencia a utilizar superficies variadas y ricamente decoradas, así como por el uso generalizado de contrastes de tonos claros.

Templos jónicos monumentales Editar

El Heraion de Samos Editar

Tan pronto como el orden jónico se vuelve reconocible en la arquitectura del templo, se incrementa a tamaños monumentales. El templo en Heraion de Samos, erigido por Rhoikos alrededor del 560 a. C., es el primer templo conocido dipteros, con unas dimensiones exteriores de 52 × 105 m. [60] Un pórtico doble de 8 × 21 columnas encerraba el naos, la parte de atrás incluso tenía diez columnas. El frente usaba diferentes distancias de columna, con una abertura central más ancha. En proporción al diámetro del fondo, las columnas alcanzaron tres veces la altura de una contraparte dórica. 40 estrías enriquecieron la compleja estructura superficial de los ejes de las columnas. Las bases de las columnas de Samian estaban decoradas con una secuencia de ondulaciones horizontales, pero a pesar de esta alegría, pesaban 1.500 kg la pieza. Es probable que los capiteles de esta estructura todavía fueran enteramente de madera, al igual que el entablamento. Capiteles de voluta iónica sobreviven desde el exterior peristasis de la posterior reconstrucción de Polícrates. Las columnas del interior peristasis tenía decoración de hojas y sin volutas.

Iónico cicládico editar

En las Cícladas, hubo templos tempranos completamente construidos con mármol. No se han encontrado capiteles de voluta asociados a estos, pero sus entablamentos de mármol pertenecían al orden jónico. [61]

La Artemision de Efeso Editar

Aproximadamente a partir de la construcción de la antigua Artemisión de Éfeso, alrededor del 550 a. C. [62], aumenta la cantidad de restos arqueológicos de templos jónicos. El Artemision fue planeado como un dipteros, su arquitecto Theodoros había sido uno de los constructores del Samian Heraion. Con una subestructura de 55 × 115 m, el Artemision superó a todos los precedentes. Su naos fue ejecutado como un patio interior de peristilo sin techo, el llamado sekos. El edificio era completamente de mármol. El templo fue considerado como una de las siete maravillas del mundo antiguo, lo que puede estar justificado, considerando los esfuerzos involucrados en su construcción.

Las columnas se levantaron sobre bases efesias, 36 de ellas estaban decoradas con frisos de tamaño natural de figuras humanas en la parte inferior del fuste, el llamado columnae caelatae. [63] Las columnas tenían entre 40 y 48 estrías, algunas de ellas cortadas para alternar entre estrías más anchas y más estrechas. Los arquitrabes de mármol más antiguos de la arquitectura griega, encontrados en Artemision, también cubrieron las distancias más amplias jamás logradas en piedra pura. El bloque del arquitrabe medio tenía 8,74 m de largo y pesaba 24 toneladas métricas y tuvo que ser levantado hasta su posición final, 20 m sobre el suelo, con un sistema de poleas. Al igual que sus precedentes, el templo usaba anchos de columna diferenciados en el frente y tenía un mayor número de columnas en la parte posterior. Según fuentes antiguas, Kroisos fue uno de los patrocinadores. De hecho, en una de las columnas se encontró una inscripción que hacía referencia a su patrocinio. El templo fue incendiado por Herostratos en 356 a. C. y re-erigido poco después. Para el reemplazo, un crepidoma de diez o más escalones se erigió. Los templos jónicos más antiguos normalmente carecían de una subestructura visible específica. Esta base enfatizada tenía que equilibrarse con un entablamento elevado, produciendo no solo un contraste visual, sino también un peso importante sobre las esbeltas columnas.

Templo de Apolo en Didyma Editar

El templo de Apolo en Didyma cerca de Mileto, iniciado alrededor del 540 a. C., fue otro dipteros con patio interno abierto. [64] El interior estaba estructurado con poderosas pilastras, su ritmo reflejaba el del exterior. peristasis. Las columnas, con 36 estrías, se ejecutaron como columnae caelatae con decoración figurativa, como las de Éfeso. La construcción cesó alrededor del 500 a. C., pero se reinició en el 331 a. C. y finalmente se completó en el siglo II a. C. Los enormes costos involucrados pueden haber sido una de las razones del largo período de construcción. El edificio fue el primer templo jónico en seguir la tradición ática de distancias de columna uniformes, la diferenciación frontal ya no se practicaba.

Templo de Atenea Polias, Priene Editar

Iónico peripteroi eran generalmente algo más pequeños y más cortos en sus dimensiones que los dóricos. Por ejemplo, el templo de Zeus en Labraunda tenía solo 6 × 8 columnas, [65] el templo de Afrodita en Samotracia solo 6 × 9. [66] El templo de Atenea Polias en Priene, [67] ya considerado en la antigüedad como el clásico ejemplo de un templo jónico, ha sobrevivido parcialmente. Fue el primer monumental peripteros de Jonia, erigida entre 350 y 330 a. C. por Pytheos. Se basa en una cuadrícula de 6 por 6 pies (1,8 m × 1,8 m) (las dimensiones exactas de sus plintos). El templo tenía columnas de 6 × 11, es decir, una proporción de intercolumnia de 5:10 o 1: 2. Las paredes y columnas se alinearon axialmente, según la tradición jónica. los peristasis era de igual profundidad en todos los lados, eliminando el énfasis habitual en el frente, un opisthodomos, integrado en la parte trasera del naos, es el primer ejemplo adecuado en arquitectura jónica. El evidente aspecto racional-matemático del diseño se adapta a la cultura griega jónica, con su fuerte tradición de filosofía natural. Pytheos iba a tener una gran influencia mucho más allá de su vida. Hermógenes, que probablemente procedía de Priene, fue un sucesor digno [ según quien? ] y logró el florecimiento final de la arquitectura jónica alrededor del 200 a. C.

La Artemision de Magnesia Editar

Uno de los proyectos liderados por Hermógenes fue el Artemision of Magnesia on the Maeander, uno de los primeros pseudodipteroi. [68] otro temprano pseudodipteroi incluyen el templo de Afrodita en Messa en Lesbos, perteneciente a la época de Hermógenes o anterior, [69] el templo de Apolo Sminthaios en Chryse [70] y el templo de Apolo en Alabanda. [71] La disposición del pseudodipteros, omitiendo la fila interior de columnas manteniendo un peristasis con el ancho de las distancias de dos columnas, produce un pórtico enormemente ampliado, comparable a la arquitectura contemporánea de la sala. La cuadrícula del templo de Magnesia se basó en un cuadrado de 12 por 12 pies (3,7 m × 3,7 m). los peristasis estaba rodeado por 8 × 15 columnas o 7 × 14 intercolumniations, es decir, una proporción de 1: 2. los naos consistió en un pronaos de cuatro columnas de profundidad, una columna de cuatro naosy una columna de dos opisthodomos. Sobre el arquitrabe del peristasis, había un friso figurativo de 137 m de longitud, que representaba la amazonomachy. Encima estaba el dentil, el jónico geison y el sima.

Ático Iónico Editar

Aunque Atenas y Ática también eran étnicamente jónicas, el orden jónico era de menor importancia en esta área. Es notable el Templo de Nike Aptera en la Acrópolis, un pequeño templo anfipróstilo terminado alrededor del 420 a. C., con columnas jónicas sobre bases áticas sin zócalo, un arquitrabe de tres capas y un friso de figuras, pero sin el típico dentil jónico. Los pasillos este y norte del Erecteion, terminados en 406 a. C., siguen la misma sucesión de elementos.

Epidauros Editar

Un templo jónico innovador fue el de Asklepio en Epidauro, uno de los primeros de los pseudoperipteros escribe. Este pequeño templo de prótesis iónica tenía columnas enganchadas a lo largo de los lados y la espalda, el peristasis se redujo así a una mera insinuación de una fachada de pórtico completo. [72]

Magna Graecia Modificar

Hay muy poca evidencia de templos jónicos en Magna Graecia. Una de las pocas excepciones es el Templo D clásico temprano, una columna de 8 × 20 peripteros, en Metapontum. Su arquitecto combinó los dentículos, típicos de Asia Menor, con un friso ático, demostrando así que las colonias eran bastante capaces de participar en los desarrollos de la patria. [73] En el Poggetto San Nicola, en Agrigento, se encontró un pequeño templo prostilo helenístico jónico.

India helenística Editar

Las ruinas de un templo jónico provincial con un diseño muy similar a los del principal mundo griego sobreviven en Jandial en el Pakistán moderno. El templo se considera semiclásico, con un plan esencialmente el de un templo griego, con un naos, pronaos y un opisthodomos en la parte trasera. [74] Dos columnas jónicas en la parte delantera están enmarcadas por dos anta paredes como en un distyle griego en diseño antis. Parece que el templo tenía un muro exterior con ventanas o portales, en una disposición similar a la de una hilera de columnas circundantes griegas (diseño peripteral). [75] Se le ha llamado "la estructura más helénica que se haya encontrado hasta ahora en suelo indio". [76]

Templos corintios Editar

Principios Editar

La más joven de las tres órdenes griegas clásicas, la orden corintia llegó a usarse para el diseño externo de los templos griegos bastante tarde. Después de haber probado su idoneidad, p. Ej. en un mausoleo de la actual Belevi (cerca de Éfeso), parece haber encontrado una popularidad creciente en la última mitad del siglo III a. C. Los primeros ejemplos probablemente incluyen el Serapeum de Alejandría y un templo en Hermópolis Magna, ambos erigidos por Ptolemaio III. Un pequeño templo de Atenea Limnastis en Messene, definitivamente corintio, solo está atestiguado a través de dibujos de primeros viajeros y fragmentos muy escasos. Probablemente data de finales del siglo III a. C. [77]

Ejemplos Editar

Templo helenístico de Zeus Olímpico, Atenas Editar

La primera presencia fechable y bien conservada del templo corintio es la reconstrucción helenística del Olimpo de Atenas, planificada y comenzada entre 175 y 146 a. C. Este poderoso dipteros con su subestructura de 110 × 44 my 8 × 20 columnas iba a ser uno de los templos corintios más grandes de la historia. Donado por Antíoco IV Epífanes, combinó todos los elementos del orden asiático / jónico con el capitel corintio. Sus elementos asiáticos y su concepción como dipteros hizo del templo una excepción en Atenas. [78]

Olba Editar

Hacia mediados del siglo II a. C., un corintio de 6 × 12 columnas peripteros fue construido en Olba-Diokaisarea en Rugged Cilicia. [79] Sus columnas, en su mayoría todavía erguidas, se alzan sobre bases ático sin zócalos, excepcional para la época. Las 24 estrías de las columnas solo están indicadas por facetas en el tercio inferior. Cada uno de los capiteles corintios está formado por tres partes separadas, una forma excepcional. El entablamento del templo probablemente fue de orden dórico, como sugieren fragmentos de mutuli esparcidos entre las ruinas. Todos estos detalles sugieren un taller alejandrino, ya que Alejandría mostró la mayor tendencia a combinar entablamentos dóricos con capiteles corintios y prescindir del pedestal bajo las bases áticas. [80] [81] [82]

Templo de Hekate en Lagina Editar

Otra opción de plan se muestra en el templo de Hekate en Lagina, un pequeño pseudoperipteros de 8 × 11 columnas. [83] Sus miembros arquitectónicos están totalmente de acuerdo con el canon asiático / jónico. Su característica distintiva, un rico friso de figuras, hace de este edificio, erigido alrededor del año 100 a. C., una joya arquitectónica. Se conocen más templos griegos tardíos del orden corintio, p. Ej. en Mylasa [84] y, en la terraza del centro del gimnasio en Pergamon. [85]

Usos distintivos de los templos corintios, influencia Editar

Los pocos templos griegos en el orden de Corinto son casi siempre excepcionales en forma o planta y al principio suelen ser una expresión de patrocinio real. El orden corintio permitió un aumento considerable del esfuerzo material y técnico invertido en un edificio, lo que hizo que su uso fuera atractivo para los propósitos del autoengrandecimiento de la realeza. La desaparición de las monarquías helenísticas y el creciente poder de Roma y sus aliados colocaron a las élites mercantiles y a las administraciones santuario en la posición de patrocinadores de edificios. La construcción de templos corintios se convirtió en una expresión típica de autoconfianza e independencia. [86] Como elemento de la arquitectura romana, el templo corintio llegó a estar ampliamente distribuido en todo el mundo grecorromano, especialmente en Asia Menor, hasta finales del período imperial.

La Maison Carrée en Nîmes (Francia), del 16 a. C., un típico templo romano, es un hexaystyle corintio pseudoperipteros.

Moneda del Reino de Pandyan que representa un templo entre los símbolos de la colina y el elefante, Pandyas, Sri Lanka, siglo I d.C.

Aunque de construcción extremadamente sólida, aparte del techo, relativamente pocos templos griegos han dejado restos muy significativos, a menudo son los que se convirtieron para otros usos, como iglesias o mezquitas. Hay muchos donde las plataformas están razonablemente completas, y algunos elementos de tambor redondos de las columnas, que fueron más difíciles de reutilizar para los constructores posteriores. En ocasiones se ha utilizado la práctica algo controvertida de la anastilosis, o la reconstrucción de materiales caídos. Los bloques de pared rectangulares generalmente se han retirado para su reutilización, y algunos edificios se han destruido o debilitado simplemente para obtener los pasadores de bronce que unen los bloques. Las esculturas de mármol a menudo se han quitado para hacer cal para mortero, y las que han sobrevivido generalmente se han trasladado a un museo, no siempre a uno local.

Los restos más completos se concentran en Atenas y el sur de Italia, varios de los cuales se describen con más detalle anteriormente, bajo sus órdenes. Atenas tiene el Partenón y el Templo Dórico de Hefesto, aún mejor conservado, ambas iglesias, así como dos pequeños templos en la Acrópolis y una esquina del gran Templo Corintio de Zeus Olímpico. El pequeño templo de Apolo Epicurius en Bassae sobrevivió en una ubicación rural con la mayoría de sus columnas y bloques de arquitrabe principales en su lugar, en medio de un revoltijo de piedras caídas. De esto los anticuarios británicos extrajeron el Bassae Frieze en 1812, que pronto estuvo en el Museo Británico.

En Italia, Paestum, un poco al sur de Nápoles, cerca de lo que alguna vez fue el límite norte de Magna Graecia (Italia griega), tiene tres templos dóricos tempranos seguidos, en medio de las ruinas en su mayoría romanas de la ciudad. En Sicilia, el Valle dei Templi cerca de Agrigento tiene un grupo aún mayor, con la estructura principal del Templo de la Concordia especialmente bien conservada. A lo largo de la costa, Selinunte fue destruida alrededor del 250 a. C. por los cartagineses y tiene las ruinas derruidas de cinco templos, de los cuales uno ha sido reconstruido a partir del material original. No muy lejos, Segesta tiene un solo templo dórico cuya estructura principal está prácticamente intacta.


Episodio 22: Himno homérico a Apolo, parte 2

Arriba: Como se prometió en el podcast de esta semana y # 8217, aquí hay algunas de las fotos de Alison y # 8217 de una visita de 2009 al Templo de Apolo en Didyma (justo al sur de Mileto). Es imposible para ¡Transmita adecuadamente la escala masiva del templo en fotografías! Se accede al templo por seis escalones y está rodeado por un bosque de columnas macizas. Los tambores de columna tan anchos como la altura de una persona y las flautas de columna son lo suficientemente anchas como para caber en una cabeza humana. Inusualmente para un templo griego, se ingresa al interior a través de un túnel estrecho.

Este episodio continuamos con nuestro análisis detenido de la Himno homérico a Apolo. Discutimos la historia del nacimiento de Apolo y el festival en Delos en su honor.

¡También tenemos algunos correos de oyentes!

Pasajes de origen

Fuentes de traducción

Himno homérico a Apolo. Traducido por Susan C. Shelmerdine. Focus Publishing: 1995.

Patrocinadores

¡A estas personas les gusta tanto nuestro programa que decidieron apoyarnos en Patreon! ¡Muchas gracias!

Aven McMaster & amp Mark Sundaram (Aliterativo) Joelle Barfoot Erika Dilworth

Somos parte de la comunidad de podcasts de #HumanitiesPodcasts. Consulte el hashtag y siga a @HumCommCasters para encontrar muchos más podcasts interesantes y bien informados.

¡Estamos en Facebook! Danos un me gusta, cuéntanos lo que piensas y síguenos en MythTake.

Suscríbete en iTunes o Google Play para no perderte ningún episodio. Encuentre nuestro RSS en Podbean.

¿Te gusta lo que escuchas? Por favor apóyanos en Patreon.

El tema musical de esta semana: "Super Hero" de King Louie’s Missing Monuments del álbum "Live at WFMU" (2011). Utilizado bajo licencia Creative Commons. Música utilizada bajo licencia Creative Commons y disponible en Free Music Archive.


Dentro del templo de Apolo en Didyma - Historia

El magnífico Templo de Apolo en Didyma era el tercero más grande de todos los templos clásicos antiguos y albergaba un famoso oráculo mencionado por Homero en la Ilíada. Aunque ha habido un templo en este sitio durante mucho más tiempo, la mayor parte del edificio actual data del siglo III a. C., aunque la construcción continuó durante el período romano y, de hecho, nunca se terminó.

Hoy, y a diferencia de algunos de sus hermanos mayores (Éfeso y Samos), permanece en buen estado de conservación, solo tres de las columnas permanecen completas, pero el resto de la estructura está notablemente completo hasta casi la mitad de su altura original. Por lo tanto, tenemos una mejor impresión de la distribución interna del santuario aquí que en casi cualquier otro templo del mundo antiguo.

La escala es enorme y, aunque la mayoría de las columnas son simples tocones, dan una buena impresión de la magnitud del edificio terminado. Muchas de las bases de las columnas de la fachada este principal tienen molduras decorativas ornamentadas. En el extremo oeste (la pared trasera del templo) se ha dejado una columna colapsada donde cayó.

Al interior del Templo se accede desde el pórtico a través de dos pasajes en forma de túnel que emergen en la 'cella', el corazón del santuario que en este caso quedó abierto al cielo como un patio.


Introducción

La importancia arquitectónica que se ve reforzada por los marcadores de horizonte astronómico ha sido un tema de mucha investigación y los resultados en curso están disponibles en la literatura académica. La investigación arqueoastronómica en todo el mundo ha demostrado que en la planificación de sitios urbanos y estructuras de construcción, las culturas históricas y prehistóricas tradicionales han incorporado alineamientos astronómicos de importancia ritual calendárica o sagrada. Se han demostrado o sugerido alineaciones con los solsticios, los equinoccios y las principales paradas de la luna y los planetas brillantes, mientras que las alineaciones estelares también han sido importantes para algunas sociedades (Magli 2009, 2013 Ruggles 2014).

La astronomía, el paisaje y el simbolismo en estudios de campo relacionados con la orientación se han reportado para los templos egipcios antiguos, para los incas, Yucatán, estructuras megalíticas en Francia (Carnac) y Gran Bretaña (Stonehenge, Newgrange), la Ciudad Prohibida en Beijing y en toda la faz de En la tierra se encuentran misteriosas ruinas de monumentos antiguos con significado astronómico. Están dispuestos arquitectónicamente para demostrar su cosmología, es decir, están diseñados para seguir el orden cósmico, o como guardianes del tiempo, y en general su arquitectura proporciona una nueva clave para comprender el significado y la función de esos edificios (Belmonte y Shaltout 2009 Aveni 2001a , b Iwaniszewski 2001 Magli 2009 Krupp 2003).

El astroscape (o skyscape) y el paisaje sobre Delphi indican que la orientación del templo apunta a seguir los movimientos estelares. El templo de Delfos de Apolo (el Pitio) fue el centro de oráculos más famoso del mundo antiguo (Flacelier, 1938 Fontenrose 1980), con sus características tectónicas combinadas, gases de hidrocarburos y manantiales (Leclerc 2008). Mantener un calendario para su funcionamiento fue de suma importancia. Se ha demostrado que la órbita aparente de Lyra y Cygnus (el cisne) sobre el cielo nocturno de Delfos se correlaciona con el momento del retiro mitológico de Apolo a tierras del norte durante el invierno y su regreso en primavera (Fig.1) (Liritzis y Castro 2013).

La apariencia estacional y el "camino" (en rojo) de las constelaciones sobre el templo de Apolo en Delfos. Nótese la poca duración en minutos en su aparición al amanecer y puesta durante el invierno, si el clima lo permite, permaneciendo gradualmente más hacia el equinoccio de primavera que alcanza el cenit al amanecer (después de Liritzis y Castro 2013) (figura en color en línea)

Se estudian cinco importantes templos de Apolo en el Egeo: Delfos, Delos, Rodas, Didyma y Hierápolis (Fig.2), por su orientación intencional relacionada con los cuerpos celestes y por las propiedades del dios que se practican en cada ciudad en particular (Liritzis y Castro 2013). . La elección de estos Templos se debe a (a) fuentes históricas con un funcionamiento similar de Oráculos a Apolo, (b) para contrastar los Templos Apolíneos con función no oracular, (c) se hizo y discutió críticamente una interesante comparación entre valores in situ y remotos los Templos de Rodas, Delos y Delfos han sido bien estudiados arqueológicamente y arqueoastronómicamente in situ por nosotros y otros (ver Tabla 1) para Didyma solo una cita temprana y para Hierápolis no hay lecturas disponibles. Con respecto a Bassae (el Apolo epicuriano), este templo, aunque importante, no tenía un funcionamiento oracular conocido, mientras que su orientación N-S se ha estudiado en otros lugares (Liritzis y Vasiliou 2003) y otros Templos Apolíneos ya se han estudiado en Liritzis y Vasiliou (2002).

Región del Egeo con posición de templos apolíneos

El trasfondo mitológico que relacionaba a Apolo con estas dos constelaciones nos habla del mito del viaje anual del dios a la tierra de los hiperbóreos (tierras del norte o heperponteano = ultramar) (Bridgman 2004, pp 24-57 Alcaeus Frag. 307.1 (c) Lobel y Page en Himerius, Oración 14.10 y siguientes extraídos de http://www.loebclassics.com/view/alcaeus-fragments/1982/pb_LCL142.355.xml).

Como Apolo está asociado con la luz (y la iluminación) y con el sol, esto podría representar al dios mismo "llegando" y "saliendo" con su lira y cisnes. Después de esta salida, no se puede ver ninguna de las constelaciones para el período invernal dado que el clima de montaña durante el invierno también es un factor importante que puede impedir la observación del cielo nocturno. Esta configuración se produjo a partir de

Para los griegos, las fechas en las que Lyra y Cygnus estaban ubicadas en ciertas posiciones en el cielo justo antes del amanecer o al atardecer eran particularmente importantes. Aunque la salida o puesta helíaca normalmente se refiere a estrellas, y Lyra y Cygnus son constelaciones con varias estrellas que ocupan grandes áreas del cielo, las posiciones exactas de salida, puesta o cenit (justo encima del Templo) de sus estrellas más brillantes sirvieron como marcadores visuales del cielo. en relación con la orientación del Templo de Delfos.

El propio Plutarco, que había servido en el templo y había sido iniciado en los misterios de Delfos, también advierte el papel relevante del clima en las funciones del templo y el cálculo de la fecha más correcta para el comienzo del período de los presagios de la época. pitia (Plutarco, Moralia VI). Nota a pie de página 1 Es posible que Delphi funcionara como lo que puede parecerse a un 'observatorio' astronómico siguiendo un calendario solar-lunar-astral (salvando los fenómenos de las estaciones) que fue importante en el funcionamiento del oráculo, porque elegir las fechas correctas para el Los augurios fueron parte fundamental de todo el ceremonial (Liritzis y Castro 2013). Esta afirmación se basa en la participación combinada de las posiciones del sol, la luna y las estrellas.

¿Es este importante “fenómeno” para el cálculo de las estaciones exclusivo de Delfos o también se puede ver en otros templos apolíneos? Para comprobar esta hipótesis, se tomaron medidas en diferentes templos apolíneos que pertenecen a diferentes puntos geográficos y se construyeron en diferentes períodos para que podamos tener una imagen más amplia de la configuración del paisaje celeste y la arquitectura del paisaje relacionada con los templos y santuarios de Apolo.

Las bases históricas que justifican el presente estudio son los numerosos informes antiguos sobre los oráculos de Apolo y la prueba repetida de la construcción intencional y la orientación de los templos antiguos. La orientación de los edificios en el mundo clásico antiguo se ha atribuido a los cuerpos celestes y al amanecer en uno de los cuatro soportes solares (dos equinoccios y dos solsticios) por renombrados eruditos del siglo XIX a principios del siglo XX (Penrose 1893 Nissen 1906-10 Dinsmoor 1939). Investigadores más recientes han continuado este trabajo (Shaw 1977 Henriksson y Blomberg 1996, 2011 Papathanassiou y Hoskin 1994 Aveni y Ammerman 2001 Liritzis y Vassiliou 2003). Aunque los objetivos astronómicos pueden haber sido solo uno de los varios factores que determinaron la orientación de tales edificios antiguos, los argumentos extraídos de la literatura antigua apoyan la investigación contemporánea que apunta a una orientación arquitectónica intencional hacia un fenómeno celeste. Los aspectos arquitectónicos del trabajo se refieren a (a) la manera en que se construye la estructura del templo con orientación intencional, (b) la conexión de la arquitectura con la propagación de la luz y (c) la altura del templo en Didyma.

Mediciones

Las mediciones de acimut, latitud y altitud angular del horizonte se han tomado in situ mediante GPS portátil (Garmin GPS III) y una brújula magnética / clinómetro (Meridian, MG-3101), y luego se han comparado con mapas de Google Earth o simplemente con aplicando mapas de Google donde las mediciones in situ no fueron posibles (una especie de herramienta de teledetección o elaboración de trabajo de campo virtual).El software aplicado para el cálculo de la altitud del sol o la estrella para azimuts dados en el cielo antiguo era Stellarium versión 0.12.4 y se volvió a verificar con SkyMap Pro Versión 10. La brújula se había verificado con una calibrada en las instalaciones de la empresa y con una teodolito. Se tomaron alrededor de diez lecturas de la brújula y se calculó el promedio. El entorno geológico de los templos en este estudio carece de materiales magnéticos y es principalmente piedra caliza. Además, la declinación astronómica (δ) de un punto del horizonte y el día correspondiente del año de la salida del sol se calcularon utilizando software especialmente desarrollado (STARDEC y SUNDAY) basado en fórmulas apropiadas (Ruggles 1999) y en catálogos de estrellas de Hawkins y Rosenthal ( 1967) un método que se ha utilizado en otros lugares (Liritzis y Vassiliou 2002, 2006b).

Las correcciones de declinación incluyeron (a) declinación magnética local, (b) refracción y (c) extinción. La corrección de la declinación magnética (la diferencia entre el norte verdadero y el magnético) se realizó en base a los modelos magnéticos mundiales de la NOAA (consulte: http://www.ngdc.noaa.gov/geomag-web/). En cualquier caso, los errores en la declinación de los errores Az (digamos ± 1 °) dan una fracción de grado en la declinación (Liritzis y Vassiliou 2002, 2003). Por lo tanto, nuestra investigación se llevó a cabo mediante imágenes de satélite, es decir, de manera remota, para el azimut (Az) y la altitud del horizonte o la altitud angular del horizonte (AAS) a través de Google Earth (versión 7.1.2.2041).) y sus diferentes aplicaciones para el cálculo de pendientes y herramientas de brújula. Con respecto a los valores de azimut, los errores involucrados en la brújula estaban en el nivel de ± 0,5 ° mientras que para los ángulos AAS una incertidumbre de ± 0,5 °. El error de ± 0.5 ° asignado se realiza a partir de mediciones repetidas y tomando el promedio. Esto es aceptable, en primer lugar teniendo en cuenta las precisiones que era factible alcanzar en la antigüedad, y en segundo lugar, que no altera nuestra interpretación.

En azimut y declinación, la precesión, la refracción, la extinción atmosférica y el movimiento propio se contabilizan a partir del software astronómico utilizado. De hecho, la refracción atmosférica (r), que desvía los rayos de luz hacia abajo, permite ver la estrella o el Sol cuando en realidad está por debajo del horizonte. La declinación corregida es — r, donde r varía de 56 ′ para una altitud a = -1 ° a 36′36 ″ para a = 0 °, disminuyendo rápidamente a medida que la altitud angular aumenta unos pocos grados como en Delphi, Didyma y Hierápolis, pero no en Rodas y Delos. La extinción atmosférica no afecta significativamente la declinación de un punto del horizonte, pero puede hacer que las estrellas sean invisibles antes de que alcancen un horizonte bajo, aunque todavía estén en la línea de visión.

Se aplicaron otras dos aplicaciones, Google Earth Compass Tool y Google Compass para el cálculo de la Az del templo con una incertidumbre de ± 2 ° tomada de mediciones repetidas y comparada con valores in situ (en Rhodes y Delphi). Ambos se utilizaron para imágenes de declinación y mapas del cielo antiguo, a través de software astronómico.

En la imagen tomada de Google Earth se traza una línea recta a lo largo del eje de simetría del propio templo (con una incertidumbre en la superposición de ± 2 °) y luego se extrapola al horizonte hacia el punto superior más lejano y más alto posible. Utilizando la aplicación para el cálculo de pendientes podemos ver realmente el relieve del paisaje frente al templo y siguiendo la línea recta creada también podemos determinar cuál es el punto más alto del horizonte (marcado por una flecha en la Fig.3), el La aplicación también proporciona la altitud y la distancia que permiten el cálculo de la AAS mediante trigonometría todo con una precisión satisfactoria.

La aplicación para el cálculo de pendiente AAS aplicada en el templo de Didyma. La distancia entre el templo y el pico del horizonte a lo largo de la extrapolación del eje del templo se anota con el dos flechas, mientras que el paisaje en relieve y la altura se muestra en el parte inferior

Los resultados se dan en la Tabla 1. Se muestran panoramas del horizonte que indican explícitamente la configuración de la estrella con la salida del sol en los estudios de caso. Se utilizó tanto trabajo de campo como trabajo virtual para redactar el artículo. El primer trabajo de investigación sobre el tema se centró en la medición del paisaje celeste del Templo de Delfos. En el caso del santuario de Delfos se utilizó tanto trabajo de campo con GPS como brújula y luego se comparó con herramientas de software. (Google Earth, herramientas de brújula y otras aplicaciones de Google Earth) La misma metodología se utilizó en el templo Pythian Apollo en la Acrópolis de Rodas. Las mediciones en ambos templos nos permitieron comparar la precisión de la investigación de la teledetección y reducir la posibilidad de error. El paisaje de los otros tres templos fue luego investigado por medios virtuales con un nivel de precisión logrado extrapolando los resultados tomados de las mediciones comparativas en Delfos y Rodas. En cualquier caso, las lecturas anteriores de otros autores en Delos y Didyma concuerdan dentro de los errores esperados (desviación estándar de la media) con las estimaciones de Google Earth (ver Tabla 1). Esta demostración muestra el uso práctico de mapas de teledetección con resolución satisfactoria, y la ventaja de evitar gastos de viaje y tiempo.

Las mediciones de Az y AAS para Delphi y Rhodes se midieron a lo largo de cualquier pared lateral recta no distorsionada disponible, tanto en vista frontal como trasera, y tomar el promedio.

Didyma

El Gran Templo de Apolo en Didyma fue el santuario y oráculo más famoso del mundo griego antiguo, después de Delfos (Boustan y Reed 2004, págs. 217–218 Raphals 2013, pág. 25). Data de casi el mismo período, aunque tuvo una época mucho más peligrosa cuando fue destruida en 494 aC por los persas (Raphals 2013, p 25 nota 15,156 Hdt. 1.46.2, 1.92.2). Didyma está conectada a Delphi con respecto a su establecimiento.

Con respecto a la arquitectura del templo, la mayoría de los eruditos que han estudiado el templo de Apolo en Didyma están de acuerdo en que su arquitectura única, que consiste en este recinto que oculta el templo y el oráculo dentro de enormes muros, tenía como objetivo la creación de una especie de subterráneo. Adyton, un lugar de culto similar en función al de Delfos.

Un Adyton es un área sagrada y restringida, pero esto no significa que tenga que encontrarse forzosamente “bajo tierra”. El procedimiento oracular, tan bien documentado en Delfos, se desconoce en Didyma y debe reconstruirse sobre la base de la construcción del templo, pero parece que ahora se adoptaron varias características de Delfos: una sacerdotisa [Iamblychus'(325–245 d.C.) profetis, en De mysteriis] y respuestas entregadas en clásico hexámetros.

Nuestra investigación sobre Didyma se realizó mediante mapas de Google Earth para Azimuth (Az) y Angular Altitude of Skyline (AAS) a través de Google Earth (Fig. 3).

En la imagen tomada de Google Earth, se traza una línea recta a lo largo del eje de simetría del templo en sí, como se describe en la sección de Medidas anterior, y los datos extraídos sin procesar se dan en la Tabla 1.

Otra aplicación, la herramienta de brújula, se puede aplicar para el cálculo de la Az de la sien (Fig. 4). Ambos se utilizaron para declinación e imágenes de mapas celestes antiguos, a través de software astronómico. El resultado fue que Lyra se elevó en el punto exacto Az del templo al amanecer del solsticio de invierno [Nota-1]. Los valores Az de las herramientas de Google son 56 ° ± 1 ° (fachada) y los valores in situ 56° 25′ (Lirintzis y Vasileiou 2006a) De hecho, el evento celestial discutido y retratado (ver Fig. 8 a continuación) ocurre antes del amanecer.

La herramienta de brújula aplicada a Google Earth sobre el templo de Didyma (http: //www.googlecompass.com © Barcelona field studies center S.L.)

Sin embargo, existe un problema con respecto al AAS. Aunque la orientación del templo parecía servir perfectamente a la reproducción de los mismos fenómenos observados en Delfos, la altitud del horizonte sin las poderosas formaciones rocosas del paisaje de Delfos no era lo suficientemente alta como para "obstaculizar" las constelaciones durante el invierno. Por lo tanto, el mito del dios desaparecido durante el invierno en la tierra de los hiperbóreos no se pudo recrear. A primera vista, Didyma no parece haber sido construido para seguir las mismas pautas astronómicas utilizadas en Delphi. Sin embargo, una orientación tan perfecta hacia el levantamiento helíaco del Lyra parece demasiada coincidencia y claramente se hizo para cumplir algún propósito. La solución al rompecabezas llega cuando uno observa la arquitectura del templo.

La característica única del templo de Didyma era que su pequeño templo o naiskos fue construido dentro de un enorme recinto de poderosos muros cuya altura se ha calculado en alrededor de 25-30 m (Figs. 5, 6) (Fontenrose 1988, p 38). Nota al pie 2

Reconstrucción y planta axonométrica del templo de Apolo © Academy Editions. Fundación del Mundo Helénico (http://www.fhw.gr/choros/miletus/en/didima.php?submenu_top_id=0b)

Vista aérea del templo tomada con Quickbird-2 a través de Apollomapping.com

Dentro de este patio interior sin techo se podía encontrar el templo tetrástilo antes mencionado, rodeado de laureles sagrados y un manantial o pozo, todos los elementos necesarios para llevar a cabo la práctica del oráculo cuyos cimientos aún se pueden ver en los restos del templo hoy (Pollitt 1972 , pág. 166).

Las calzadas oscuras y descendentes conducen al interior del templo, claramente a un nivel mucho más bajo que el estilobato, haciendo un adyton. La primera pregunta en ese caso podría ser perfectamente, ¿por qué supuestamente se creó un tribunal para ser un espacio subterráneo oculto que se dejó al descubierto, abierto al cielo? Todas las descripciones que tenemos de fuentes antiguas hablan de un aithrion (patio abierto) y la investigación arqueológica también parece probar que el patio interior del templo no estaba cubierto en absoluto. Ciertamente, los pasajes oscuros y ocultos que conducían a este patio interior creaban la impresión de entrar en un lugar sagrado y oculto, una especie de santuario interior no accesible para todos. Ese es, de hecho, el significado de un "Adyton”. En realidad, tales lugares involucraban el aura del lugar más sagrado, donde solo se permitía entrar a muy pocas personas, generalmente después de seguir ciertos ritos y solo en ciertas ocasiones (Zacharia 2003, p 39).

La explicación de la arquitectura única del templo del Gran Apolo en Didyma puede relacionarse con la observación astronómica. Las mediciones de mapas in situ, informes de publicación (Fontenrose 1988) e imágenes de Google Earth indican que la orientación del templo y el AAS creado por el

25-30 m de altura de las paredes (o un ángulo

37 ° desde Adyton en contraste con 4.06 ° ± 1 ° fuera del templo, ver Fig.8 a continuación) sirvió para reproducir el mismo efecto de las constelaciones relacionadas de Apolo (Lyra y Cygnus) "apareciendo" y "desapareciendo" del cielo según el mito de su viaje a la tierra de los hiperbóreos. En una reconstrucción del recorrido de ambas constelaciones sobre el templo de Didyma similar a la que teníamos para Delfos, el resultado y las fechas de aparición y desaparición de las estrellas son exactamente los mismos que observamos en el cielo de Delfos (Fig.7) y Tabla 1. La diferencia más importante, por supuesto, es el hecho de que en Delfos el "efecto" es creado por el paisaje natural, mientras que en Didyma es artificialmente creado por la construcción del enorme recinto del patio del templo.

Ciclo estelar que muestra la apariencia estacional y el "camino" (en rojo) de las constelaciones sobre el Templo de Apolo en Didyma, en referencia a la fecha representativa de Didyma del 480 a. C., vista desde el interior del adyton. Fuera del adyton, las constelaciones parecen similares a las de Delphi (Fig.1) (figura en color en línea)

Otra estructura posiblemente relacionada con la observación astronómica es la escalera en el lado este de la Adyton o patio interior. Esas escaleras en realidad no conducían a la entrada como parece hoy. La pared interior NE del Adyton seguía en pie y el interior de la cancha estaba perfectamente cerrado. Eso significa que esas escaleras en realidad no conducían a ninguna parte. Algunos eruditos (Fontenrose 1988, p 38-39, Pollitt 1986, p 297) señalan que podrían tener algún tipo de uso de culto relacionado con la ceremonia de presagio. Sin embargo, admiten que en realidad se desconoce su verdadero propósito. La accesibilidad sigue siendo un enigma. Este punto más alto del patio interior es el mejor lugar para la observación de las constelaciones, ya que "oculta" las primeras apariciones matutinas de Lyra durante el invierno, cuando el dios no está y Lyra no debería ser vista todavía (Fig. 8) y permite la observancia de la partida de las constelaciones en el lado occidental del templo al atardecer del equinoccio de otoño cuando comienza el viaje de “partida” del dios. El AAS en Didyma es 4.06 ° ± 1 ° y dentro del Adyton es 37 ° ± 0,75 °. En Delfos, los efectos de ambos sucesos son causados ​​por la altitud natural de las montañas que rodean el templo en los meses de invierno por la altura de las montañas frente a la fachada y las condiciones climáticas, y en otoño por el AAS inferior de las montañas en el parte trasera del templo que permite ver las constelaciones al atardecer.

Elevación heliacal esquemática de Lyra en la mañana del solsticio de invierno por encima de la parte superior de las paredes internas de los destechados Adyton

Se encuentra que los fenómenos astronómicos de Delfos con las dos constelaciones apareciendo y desapareciendo en ciertas fechas del año también se pudieron observar en Didyma.

Un hecho importante encontrado por la investigación arqueológica (Fontenrose 1988, págs. 106-107) es que los restos más antiguos del gran templo arcaico son los del naiskos o templo interior y los cimientos de tres de los grandes muros que lo rodean. De hecho, los muros más antiguos y, tal vez al principio, los únicos alrededor del templo interior eran los muros NE, NW y SW que dejaban “descubierto” el lado SE del templo mirando hacia el amanecer. Ese es exactamente el mismo paisaje que se puede encontrar en Delfos, donde las montañas rodean el templo en los mismos puntos cardinales. En algún momento, el recinto del templo se cerró con otro muro haciendo un Adyton.

En la época helenística, los oráculos asiáticos parecían ser más activos que los de la Grecia continental. Esta podría ser una posible explicación para la construcción de nuestro próximo ejemplo de santuario y oráculo apolíneo construido no muy lejos de Didyma. Es el templo-santuario oracular de Apolo en Hierápolis, cerca del sitio moderno de Pamukkale en Turquía.

Hierápolis

En Hierápolis de Frigia, como en Didyma y Delfos, había un santuario oracular de Apolo. Sin embargo, fue fundado varios siglos después que los santuarios de Didyma y Delphi. El santuario de Apolo tenía tres templos (A, B y C), y los tres estaban bien establecidos en el siglo I d.C. (Semeraro 2008, p 117). El santuario se basa en una grieta sísmica que emite gases tóxicos (hidrocarburos) (D’Andria 2013, p. 185).

Los primeros vestigios del culto en el santuario Hierapolitano de Apolo son helenísticos y probablemente puedan estar relacionados con la fundación seléucida de la ciudad en el siglo III a.C. (D’Andria 2003, p 9 Semeraro 2012, p 311). Las mismas propiedades geofísicas allí que en Delfos habían llevado a un extenso culto temprano a Kybele, la Gran Diosa Madre de las montañas y cuevas y del nacimiento, la muerte y el renacimiento. Su área de culto, en uso quizás desde los siglos VII al VI a.C. (Piccardi y Masse 2007, p 98 Ritti 1985, p 137 2006, p 132) se ha encontrado en conexión con el recién descubierto Plutonion (D’Andria 2013) de Hierápolis. Ambas ciudades están vinculadas al mito hiperbóreo (Bridgman 2004, pp 20-21, 37 Richardson 2010, p 81). Aunque la evidencia no es concluyente en todos los puntos, y se deben hacer reservas (Tullia Ritti, comunicación personal a AN, 2014), los templos A, B y C (Fig.10b) pueden haber tenido una conexión Apolline (Burrell 2004, pp 135). –137 D'Andria 2013, p 188 Ritti 2003, p 188 Semeraro 2012, p 304), como lo hicieron en Delos.

Las propiedades geológicas únicas de la región probablemente contribuyeron a la fundación de la ciudad y su dedicación a Apolo y sus habilidades mánticas. Los templos A y C están fundados directamente en la grieta y sus cultos eran de carácter mántico / oracular (Semeraro 2012, p 305 2008, p 117). Las tradiciones de los oráculos en el santuario deben haber sido realmente fuertes, ya que el santuario y el oráculo comparten el mismo patrón astronómico que los de Delfos y Didyma. Nuevamente, la AAS y Az del santuario se calcularon mediante teledetección utilizando las aplicaciones que ofrece el software de Google Earth (Figs. 9, 10a, b). El cálculo de Az se realiza mediante la aplicación de la herramienta de brújula, mientras que el AAS se calcula a partir del coseno de la altitud del pico más alto visible desde el templo sobre la distancia entre ellos.

Cálculo AAS aplicando Google Earth. Perfil de la pendiente entre el santuario y el punto más alto del horizonte


Apolo era la deidad principal del santuario de Didyma, también llamado Didymaion. Pero fue el hogar de los dos templos dedicados a los gemelos Apolo y Artemisa. Otras deidades también fueron honradas dentro del santuario. El Didymaion fue muy conocido en la antigüedad debido a su famoso oráculo.

La respuesta literalmente & # 8220 salió a la luz & # 8221 en Didyma, a 200 millas de Atenas, en lo que es, hoy, Turquía. Aquí, un equipo de arqueólogos alemanes estaba explorando las ruinas del Templo de Apolo. El equipo alemán notó un refinamiento óptico, una curvatura, en la base del templo, similar a la del Partenón.


Ver el vídeo: A History of Western Architecture: Greece u0026 Rome, Part I


Comentarios:

  1. Castor

    Eh, de alguna manera triste !!!!!!!!!!!!!

  2. Eshkol

    ¿Qué es esto?

  3. Voodoorr

    Has dado en el lugar. Esta es una gran idea. Te apoyo.

  4. Kazrakora

    No se me acerca. ¿Pueden existir todavía las variantes?

  5. Marcus

    Considero, que estás equivocado. Discutámoslo. Escríbeme por MP.

  6. Ransom

    Por supuesto, me disculpo por el oftópico. TS, ¿su recurso no está en el blogun? Si estás allí, intentaré buscarte allí. Me gustó el sitio. Si en el tema, entonces me entiendes.



Escribe un mensaje