Grace Coolidge

Grace Coolidge


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Grace Coolidge (1879-1957) fue una primera dama estadounidense (1923-29) y esposa de Calvin Coolidge, el trigésimo presidente de los Estados Unidos. Ex maestra en una escuela para sordos de Massachusetts, usó su plataforma como primera dama para defender los temas de educación y bienestar infantil. Aunque Coolidge rara vez consultaba a su esposa sobre asuntos políticos, los dos compartían una relación cercana, y su naturaleza extrovertida ayudó a suavizar la imagen severa y reservada de su esposo. La repentina muerte del hijo adolescente de los Coolidge durante la presidencia de Coolidge devastó a la familia, pero Grace rápidamente retomó su papel público, ganándose el respeto y la admiración del pueblo estadounidense.

Nacida en Burlington, Vermont, Grace Anna Goodhue era la única hija de Lemira Barrett y Andrew Issachar Goodhue, un ingeniero mecánico. Con tan solo 4 años cuando su padre resultó herido en un accidente de madera, Grace fue enviada a vivir con la familia vecina de Yale, y estuvo muy influenciada por su participación en la educación de niños sordos. Después de graduarse de la Universidad de Vermont en 1902, Grace pasó a un programa de capacitación en la Escuela Clarke para Sordos en Northampton, Massachusetts, una institución que enfatizaba la lectura de labios en lugar del lenguaje de señas.

Grace estaba en su segundo año en el programa Clarke cuando conoció a Calvin Coolidge, un abogado que trabajaba en el ayuntamiento de Northampton. Su pareja parecía extraña, con el tranquilo y austero Coolidge mostrando poco interés en el amor de su extrovertida novia por el baile y el teatro. Para complicar aún más las cosas, la aversión de la Sra. Goodhue hacia su futuro yerno. A pesar de los obstáculos, el romance de la joven pareja floreció sobre los valores compartidos de trabajo duro, fe y familia. Siguiendo una propuesta apropiadamente severa de Coolidge, en la que declaró: "Me voy a casar contigo", celebraron su boda en la casa de Goodhue el 4 de octubre de 1905.

Los Coolridge pasaron gran parte de sus primeros 15 años de matrimonio separados mientras el futuro presidente continuaba su carrera política. Después de ganar un lugar en la legislatura del estado de Massachusetts en 1906, Coolidge vivió en Boston durante la semana y viajó a casa para estar con su familia los fines de semana. Fue una tendencia que continuó como senador estatal, vicegobernador y gobernador, interrumpido por su mandato como alcalde de Northampton de 1910 a 1910. Grace se centró en criar a sus dos hijos y en ser voluntaria para organizaciones de la iglesia y la universidad durante esos años, y se reunió con su esposo para siempre después de que fue elegido vicepresidente de los Estados Unidos en 1920.

Inmediatamente después de los controvertidos mandatos de Edith Wilson y Florence Harding, Grace devolvió algo de brillo al papel de primera dama. Elegante y deportiva, mostró su amor por los animales y participó con entusiasmo en sesiones fotográficas y eventos ceremoniales. Aunque se mantuvo callada en la mayoría de los asuntos políticos y sociales por deferencia a los deseos de su esposo, Grace realizó un trabajo sustantivo en nombre de la Cruz Roja y la Escuela de Sordos Clarke. También se interesó por la historia de la Casa Blanca, adquiriendo muebles antiguos y dirigiendo las renovaciones de la mansión señorial.

Grace siguió siendo una figura popular después de dejar la Casa Blanca en 1929, ganando un lugar en la lista de las "doce mujeres más grandes de la vida" compilada por Good Housekeeping en 1931. Viuda en 1933, aprovechó la oportunidad de viajar a Europa y montar en un avión, una actividad que su esposo alguna vez consideró inapropiada para una primera dama. Grace también continuó su asociación desde hace mucho tiempo con la Escuela Clarke y participó en varias organizaciones de voluntarios durante la Segunda Guerra Mundial. Después de casi un cuarto de siglo después de la muerte de Coolidge, falleció de una enfermedad cardíaca a los 78 años.


Acceda a cientos de horas de videos históricos, sin comerciales, con HISTORY Vault. Comience su prueba gratis hoy.


¿Qué tan sin precedentes sería tener un presidente con ascendencia nativa americana?

La reciente controversia con respecto a la senadora estadounidense Elizabeth Warren por Massachusetts y la prueba de ADN que demostró que era nativa americana o un fraude (según el punto de vista histórico o político de uno) recuerda una era y personalidades asociadas ni con pruebas de ADN ni con nativos. Estadounidenses —el Partido Republicano en la década de 1920, el reinado de Harding, Coolidge y Hoover— y del poco recordado vicepresidente llamado Charles Curtis.

Porque en un período en el que el Ku Klux Klan fue alto, en cada año presidencial desde 1920 hasta 1932, la boleta republicana nacional contaba con un candidato con sangre nativa americana.

Pero primero, hablemos del ADN. En 1920, el Partido Republicano nominó al senador estadounidense de Ohio Warren Gamaliel Harding, a quien una campaña de susurros a nivel nacional acusó de poseer una cepa de sangre afroamericana. El propio Harding nunca estuvo seguro de qué hacer con la acusación, y un asesor le aconsejó que no se molestara en negarla para no perder los votos negros del Norte, pero en 2015, las muestras de ADN de los parientes de Harding demostraron que no contenía rastros de subsaharianos. ascendencia.

Pero el compañero de fórmula de Harding en 1920, el gobernador de Massachusetts Calvin Coolidge, sí posee sangre no blanca, sangre nativa americana. E hizo pequeños huesos al respecto.

Como el propio Coolidge escribió en su Autobiografía:

Mi abuelo, Calvin Galusha Coolidge, murió cuando yo tenía seis años. Era un hombre enjuto, de más de un metro ochenta, de una naturaleza que hacía que la gente confiara en él y de un carácter que lo convertía en una elección constante para cargos públicos. Su madre y su familia mostraban un marcado rastro de sangre india, nunca la vi, pero me llevó una vez a ver a su hermana, su tía muy anciana, a quien encontramos sentada en el rincón de la chimenea fumando una pipa de barro.

Vermont Yankee Coolidge, sin embargo, parecía tan blanco como uno podría serlo entonces o ahora. No así el compañero de fórmula de Herbert Hoover, de piel bastante oscura, para vicepresidente de 1928 y 1932, Charles "Indian" Curtis de Kansas, ex líder de la mayoría del Senado.

La madre de Curtis tenía a partes iguales ascendencia Kaw, Osage, Pottawatomie y francesa. Las primeras palabras de su hijo fueron en francés y kaw, y después de su muerte, el joven Curtis pasó una parte de su infancia en una reserva de Kaw. También fue técnicamente el primer veep católico romano, bautizado por un misionero jesuita a los Pottawatomies. Curtis, un metodista, se sorprendió mucho al enterarse de eso en la década de 1920, o, al menos, dijo que sí.

Es difícil distinguirse en la vicepresidencia (dijo Will Rogers: "El Partido Republicano le debía algo a Curtis, pero no pensé que fueran tan bajos como para pagarle de esa manera"). Y es aún más difícil decir que el nativo americano Curtis de tres ochos lo hizo, siendo recordado principalmente hoy (si es que es recordado) como el modelo del ineficaz veep Alexander Throttlebottom en la comedia musical de Broadway de Gershwin 1931 De tres canto. En su segundo acto, incluso vio al insignificante Throttlebottom tener que colarse en la Casa Blanca en una gira grupal.

El verdadero Curtis se vio envuelto en una tempestad clásica dentro de la circunvalación, girando alrededor de los personajes de dos de las grandes damas más grandes de Washington: la Sra. Permelia Theressa Curtis Gann y la Sra. Alice Lee Roosevelt Longworth.

La Sra. Gann era la media hermana menor de Curtis, "Dolly". Alice Longworth era, de hecho, nada menos que la "Princesa Alice", la primera hija revoltosa de TR y esposa del presidente republicano de la Cámara de Representantes, Nicholas Longworth ("Preferiría ser estrecho que ser presidente", dice Alice). . Excepto por las trampas del viudo Curtis en el póquer ("Bueno", recordó Alice, "simplemente no entramos cuando Charlie negocia ..."), él anda considerablemente más recatado en Washington, residiendo modestamente con Dolly y su esposo, Edward Everett. Gann. Sin embargo, tras la elección de Curtis en 1928, surgió una crisis de protocolo, ya que Curtis insistió en otorgar los honores normalmente otorgados como "Segunda Dama" a la "Segunda Hermana" Dolly. Alice Roosevelt, por el contrario, pensó que ella, como esposa del presidente de la Cámara de Representantes, merecía un lugar de honor. En abril de 1929, cuando el financiero Eugene Meyer organizó una cena que marcaba su retiro de la Junta Federal de Préstamos Agrícolas, nadie sabía quién se sentaría y dónde, lo que provocó que tanto los Longworth como los Curtis permanecieran sentados en sus respectivas casas y detonaron una disputa muy pública entre ellos. lo que pasó por la sociedad a lo largo del Potomac.

En 1932, se difundieron rumores de que Herbert Hoover quería deshacerse de Curtis del boleto. Alice Roosevelt Longworth ciertamente lo hizo, prefiriendo a su medio hermano menor Theodore Roosevelt Jr., por más condenada que esté la publicación. Cuando en la convención republicana de ese año, Will Rogers (9 / 32Cherokee) expresó su apoyo a su compatriota indio Curtis ("Charlie Curtis es el último indio en un alto cargo, y no voy a permitir que nadie lo critique") a su compañero. El demócrata HL Mencken, “El sabio de Baltimore” resopló: “Los republicanos no deberían mostrar tanto prejuicio racial. Tuvieron un indio la última vez. Deberían conseguir un n --- r este año ".

Ni Hoover ni el mordaz Mencken han atacado a Curtis, pero los votantes fácilmente descartaron a Hoover y Curtis en 1932.

¿La moraleja de nuestro cuento? Es bueno tener buenos cromosomas. Es mejor tener los votos.


Descripción general de Grace Coolidge

Grace Coolidge ya había tenido un impacto en el público estadounidense como una esposa glamorosa del vicepresidente. Cuando se convirtió en Primera Dama a la edad de 44 años, ya estaba intrigando al público. Como no concedió entrevistas a la prensa, su silencio público solo realzó su misterio y glamour. Debido a que a menudo se consideraba que su esposo no hablaba, ella era la extrovertida que impresionaba a los visitantes y dignatarios en una alegre Casa Blanca. Sin embargo, dos muertes marcaron esta presidencia. La muerte del presidente Warren Harding, en 1923, trajo una presidencia repentina al entonces vicepresidente Coolidge y la muerte de su hijo, Calvin, Jr., en 1924, arrojó una palidez sobre los muchos éxitos que los dos tuvieron en su tiempo como Primera pareja.

Vida temprana

Grace Anna Goodhue nació en Burlington, Vermont el 3 de enero de 1879. Era la única hija de Andrew Issachar Goodhue y Lemira Barrett. Los padres de Grace eran de New Hampshire & # 8211 Lemira de Merrimack y Andrew de Hancock. Los Goodhue eran la séptima generación descendiente de William Goodhue, quien, en 1636, emigró de Inglaterra a Ipswich, Massachusetts. Goodhues sirvió en el primer Congreso y uno se convirtió en senador de los Estados Unidos en 1797. (fuente: Grace Coolidge: An Autobiography)

Andrew Goodhue se convirtió en ingeniero eléctrico después de un aprendizaje en Nashua, NH. En 1870, se casó con Lemira Barrett y se mudaron a Burlington, Vermont, donde tenía un trabajo esperando en Gates Cotton Mill. Vivían en 315 St. Paul Street en viviendas de molino después de nueve años, nació Grace. Sus padres compraron una casa en la parte baja de Maple Street y, cuando Grace tenía dos años, se mudaron. Como hija única, Grace era parte del círculo de sus padres. Con pocos compañeros de juegos, apreciaba las visitas a sus abuelos, Benjamin y Caroline, y con tres tíos y dos tías, la casa en Hancock, NH, estaba llena de nueve nietos.

Uno de los primeros recuerdos de Grace fue el de una herida que sufrió su padre en el molino. A pesar de que ella solo tenía cuatro años, recordó que un nudo en la madera que estaba cortando en el molino salió volando y le golpeó la cara de manera que los huesos de la nariz y la mandíbula se rompieron y los músculos de sus ojos se lesionaron. Dado que su padre necesitaba una recuperación tranquila, Grace fue enviada a vivir con la Sra. John Lyman Yale y su familia. Grace llegó a amar a esta familia. Ellos fueron los que le presentaron a Grace a los niños con discapacidad auditiva.

Burlington era una ciudad pequeña con excelentes escuelas. Grace les atribuyó el mérito de haberle dado una excelente educación y una animada vida social. Tuvo la oportunidad de escuchar buena música en una ciudad tan mundana. Su familia debe haber alentado esto e incluso contrató a un elocuente para las lecciones de música de Grace. Su educación musical incluyó lecciones de piano en la escuela primaria.

La religión fue parte de la juventud de Grace. A los dieciséis años, decidió convertirse en miembro de la Iglesia Congregacional y cambiar su afiliación a la iglesia metodista donde sus padres adoraban. Esto mostró una racha de liderazgo en el sentido de que ella tomó la decisión y otros miembros de la familia la siguieron. Sus padres pronto se unieron a ella en su nueva iglesia y su padre hizo muchas reparaciones en el órgano o el horno como diácono.

Andrew Goodhue formó una sociedad comercial con William H. Lange y compró un taller de máquinas. Solo un año después, 1887, su padre fue nombrado inspector de calderas de buques de vapor para el lago Champlain. En 1898, su tienda fue vendida y él continuó como Inspector de Embarcaciones de Vapor hasta 1920. Grace también recordó que se instalaron calor y electricidad a vapor en su casa en sus primeros años. Estas comodidades modernas fueron notadas por ella en su Autobiografía, ya que cambiaron y suavizaron las dificultades de la vida diaria.

Grace se graduó de la escuela secundaria en 1897 y, aunque la población femenina era pequeña en la Universidad de Vermont, asumió que asistiría. Se tomó un año libre antes de ir a la universidad por razones de salud (tenía la columna vertebral curvada y necesitaba ejercicio para superarla) y vivía con su tía, Alice H. Goodhue, viuda del Dr. Perley E. Goodhue. Su padre construyó una nueva casa en la colina en 312 Maple Street y ella vivió allí con su familia durante la universidad. Cuando Grace ingresó a la universidad, medía un metro setenta y cinco y se consideraba regordeta. Tenía el pelo negro y espeso y rizado, ojos verde grisáceos y una boca generosa. Le gustaba su vida en la universidad. Disfrutaba de los paseos en trineo en invierno y las producciones teatrales. Se unió a otras trece mujeres para solicitar a Pi Beta Phi, una fraternidad nacional, un estatuto en la Universidad de Vermont. El grupo tuvo éxito y se reunieron muchas veces en el ático de su casa.

Su amistad con Ivah W. Gale de Newport, Vermont es importante. Ivah vivió con los Goodhues durante la universidad y fue un amigo de toda la vida. (Regresó a vivir con Grace en la década de 1950 en la última casa de Grace, Road Forks en Ward Avenue en Northampton, M.) Grace les dijo a sus amigos: "Es más como una hermana que cualquier otro amigo que tenga". ) (Ross, pág.336)
Sorprendiendo a su madre, Grace no se postuló para enseñar en Burlington, pero le escribió a Caroline Yale, directora de la Escuela Clarke para Sordos en Northampton, MA, para solicitar un puesto en la clase de formación de profesores. La familia de Yale había presentado a Grace a niños con discapacidad auditiva y, por lo tanto, Grace tuvo el valor de ponerse en contacto con Caroline, un miembro de la familia de Yale. La Sra. Goodhue estuvo de acuerdo en que Grace debería enseñar en Northampton ya que esta era una ciudad de mujeres con Smith College dominando la vida social.

La carrera de enseñar a niños sordos fue desafiante. Muy pocos buscarían el método oral de enseñanza y buscarían una ocupación tan seria. A pesar de que Grace solo enseñó unos pocos años, debía hacer de este su interés de por vida.

Matrimonio y familia

Hay dos versiones de cómo Calvin Coolidge conoció a Grace Goodhue, pero la proximidad de las dos fue útil. Vivían al otro lado de la calle. Grace vio a Calvin Coolidge de pie en su ventana para afeitarse con un sombrero derby en la parte posterior de la cabeza para sujetar parte de su cabello. Llevaba ropa interior larga y sombrero. Debe haber lucido cómico. O se rió y él la persiguió o le pidió al conserje que le entregara una flor en una maceta. A la mañana siguiente, el conserje trajo su tarjeta de visita preguntando si podía llamar. En junio de 1904, comenzaron a escribirse cartas. Las únicas cartas que sobrevivieron son las cartas de Calvin a Grace. En las cartas, Calvin felicitó a Grace y mencionó intereses compartidos como la poesía. Por ejemplo, escribió: “¿Qué debo hacer con tantas flores sin que nadie me ayude a mirarlas? Quizás puedas pensar y decirme ”(21 de junio de 1904) El 6 de noviembre de 1904,“ A veces, la mejor parte de tenerte conmigo es después de que te vas. Porque es solo cuando estoy solo otra vez que me doy cuenta del placer que realmente me diste y recuerdo que te expresé tan poco al despedirme ... si me dieras mucha práctica, podría aprender a hacerlo un poco mejor ".
Grace, ella misma, caracterizó su matrimonio con Calvin Coolidge, el 4 de octubre de 1905, como uniendo a personas de “temperamentos y gustos muy diferentes” y comentó que su madre “no estaba en su buena salud habitual” el día de su boda. En realidad, la Sra. Goodhue se opuso al momento del matrimonio ya que quería que la pareja esperara hasta que Grace pudiera aprender a hornear pan. Esta fue una boda en casa con solo familiares y algunos amigos. Sin embargo, el Daily Hampshire Gazette de Northampton en ese momento llamó al novio "uno de los abogados jóvenes más conocidos de Northampton" y "prominente en la política republicana", por lo que ya se notó su impacto en esa ciudad de Massachusetts.

Grace, mirando hacia atrás en su matrimonio, atesoraba la sencillez de aquellos primeros años. Ella llamó a la manta de colcha anudada que hizo la madre inválida de Calvin, como "nuestra reliquia más preciada" cuando comenzaron su matrimonio. Instalaron el servicio de limpieza en habitaciones alquiladas y luego en media casa. Ella escribió: "¿Qué importan estos adornos si el amor es fuerte y la vida es dulce?" También aceptó un matrimonio tradicional con su esposo, Calvin, como cabeza de familia. Esto también se basó en la economía. Ella dejó de enseñar y su bufete de abogados y oficinas políticas serían sus únicos ingresos. Ella también quedó embarazada y dio a luz el 7 de septiembre.
1906 poco después de mudarse a su casa de dos familias.

La descripción de Calvin del nacimiento de John en su Autobiografía mostró cuánto veneraba a su esposa y a su nueva familia. “La fragancia de la clemátide que cubría el ventanal llenaba la habitación como una bendición, donde la madre yacía con su bebé. Lo llamábamos John en honor a mi padre. Todo fue maravilloso para nosotros ".

Sin embargo, a medida que Calvin ascendía en la escala política en la política estatal, Grace se quedó sola para criar a un bebé y ser ama de casa, mientras que Calvin se fue por una semana a Boston. Se preguntó: "Me maravilla la confianza del padre en mi capacidad para afrontar el problema". También rápidamente agregaron un segundo hijo, Calvin, Jr. el 13 de abril de 1908, a la familia, por lo que tuvo dos niños que criar. Ella buscó al pastor de su iglesia en busca de ayuda para criar a los niños. (Esto estableció un patrón para en la Casa Blanca, el médico asistente del presidente, una vez más sería un hermano mayor para los niños). Grace fue quien trazó las vías del tren y construyó el roadster deportivo con su hijo John, no padre Calvin.
A Grace le preocupaba que su esposo favoreciera al hijo menor que al mayor. El padre Calvin Coolidge tenía un "vínculo fuerte" con su segundo hijo, "que se parecía mucho a la madre que había perdido en la infancia". Esto significó que su relación con su hijo John era tensa y lo sería más con el paso de los años. Calvin Junior, de cinco años, se sometió a una operación de empiema para reparar un pulmón infectado y ambos padres se cernieron sobre este hijo más frágil.

La fraternidad de Grace, Pi Beta Phi, fue una maravillosa salida social para Grace. Asistió a convenciones y, en 1909, fue presidenta del Western Massachusetts Alumnae Club. Viajó con sus "hermanas" a Berkeley, California en 1915 para la convención bienal nacional. Disfrutaba de los eventos sociales y las fiestas, pero esto fue interrumpido abruptamente con un telegrama de Calvin anunciando su carrera para vicegobernador. No terminó el recorrido por los lugares de interés de California, pero tomó el siguiente tren a casa. Afortunadamente, regresó a la costa este, ya que su madre necesitaba enfermería y asistencia en Burlington. Sin embargo, antes de que Grace dejara California, ella y sus hermanas de la fraternidad se comprometieron a escribir cartas por turnos sin saber que los historiadores futuros las usarían para conocer mejor sus vidas e intereses.

Los funcionarios políticos no estaban bien pagados a principios de la década de 1900, por lo que Calvin Coolidge pidió prestados fondos a su padre y ajustó su presupuesto para mantener a su familia. Sin embargo, no quería estar en deuda con nadie. A medida que su trayectoria política se intensificaba, Frank Waterman Stearns, su patrocinador político, ofreció a la pareja una casa en Beacon Hill cuando Calvin fue elegido gobernador. Lo rechazaron y Grace se quedó en Northampton con los niños y Calvin en una habitación adicional en Adams House en Boston, donde se quedó durante la semana. No tenían coche. Calvin tomó el tren y el transporte público para ir a asuntos sociales. Grace contrató a un ama de llaves. A Cal también le gustaba comprar sombreros para él y Grace comprar ropa para Grace era su única extravagancia.

La gobernación podría haber sido el pináculo de la carrera de Calvin, pero la huelga de la policía de Boston lo hizo conocido por su posición en la ley y el orden y luego fue un posible candidato para la boleta nacional republicana en 1920. Con la firme posición de Calvin contra los huelguistas quien había dejado la ciudad de Boston sin protección policial, pensó que este sería el final de su carrera. Había cumplido con su deber de llamar a la milicia estatal, pero probablemente alienó a los partidarios del sindicato en todas partes. En cambio, los titulares de los periódicos anunciaban las palabras de su telegrama al presidente de A. F. de L. Union, Samuel Gompers, "No hay derecho a atacar la seguridad pública por nadie, en cualquier lugar y en cualquier momento". El nombre de Coolidge se hizo popular en los círculos políticos republicanos. Stearns imprimió los discursos del gobernador en un pequeño libro titulado "Have Faith in Massachusetts" y estos se distribuyeron en la convención republicana de Chicago. Después de que los jefes políticos republicanos eligieran a Warren Harding para ser el nominado presidencial en salas llenas de humo, un representante de Oregon nominó a Coolidge para vicepresidente y ganó en un auge popular entre los delegados. Coolidge fue telefoneado cuando estaba en Adams House con Grace. A ella le sorprendió que aceptara.

La aplastante victoria electoral de Harding y Coolidge sobre James M. Cox y Franklin D. Roosevelt supuso un cambio importante para Grace Coolidge. Su marido ha estado en política todos estos años (1906-1920) mientras ella estuvo en la periferia. Solo cuando Calvin fue alcalde de Northampton, ella fue parte de la ecuación política. Ahora las cosas cambiarían. Se mudaron a Washington, DC para vivir en el Hotel Willard ya que no se proporcionó residencia para el vicepresidente. Los chicos debían abordar en Mercersburg Academy en Mercersburg, Pensilvania, aproximadamente a una hora de distancia. Grace ya no tenía la responsabilidad diaria por ellos. Ella iba a cambiar a la escena social. Presidió “Las Damas del Senado”, esposas y anfitrionas de los senadores estadounidenses. Se sentía más preparada para jugar con las vías del tren, pero Lois Marshall, esposa del vicepresidente saliente, le dio una guía amistosa a Grace para ayudar a romper la fachada de Washington. El encanto natural de Grace fue ayudar a suavizar esta transición. Incluso la lengua ácida Alice Roosevelt Longworth (la hija mayor de Theodore Roosevelt) solo podía felicitar a Grace. “Tenía simplicidad y encanto, parecía disfrutar plenamente de su posición como esposa del vicepresidente, le divertían todas las funciones y atenciones oficiales, pero siempre se mostraba absolutamente natural y poco impresionada por todo eso”. (Longworth, pág.326)

Los veranos son calurosos y húmedos en Washington, D.C. y era común que las familias políticas viajaran a climas más fríos. Así, la visita de Calvin y Grace a su padre, el coronel John Coolidge, en agosto de 1923, mientras Warren y Florence Harding realizaban una gira por la costa oeste, no fue tan inusual. Los trenes y el nuevo automóvil facilitaron los viajes. Por supuesto, los caminos de tierra que conducían a Plymouth no lo convertían en un destino turístico. Era una comunidad agrícola separada por el aislamiento y la belleza.
La Autobiografía de Calvin describió el temblor en la voz de su padre mientras subía las escaleras de la casa de campo para contarles a la pareja el fallecimiento del presidente Warren Harding durante la noche. Después de orar, fueron al salón y Grace trajo una lámpara de aceite para que pudieran decidir sus acciones. Calvin le escribió un telegrama a la señora Harding. Luego, el congresista de Vermont Porter Dale de Island Pond llegó y alentó a que se hiciera un juramento inmediato para que el vicepresidente pudiera convertirse en presidente lo antes posible. Calvin se volvió hacia su padre, un notario público, como el funcionario en la sala con poder para hacer esto. Grace colocó la Biblia familiar sobre la mesa, el secretario Erwin Geisser mecanografió tres copias del juramento oficial del cargo y, a las 2:47 a.m. del 3 de agosto de 1923, Calvin Coolidge tomó posesión como presidente.

Los muchachos no estaban en la casa. John, de 16 años, acababa de llegar a Ft. Devens en Ayer, MA para asistir al Campamento de Entrenamiento Militar de Ciudadanos como un ejemplo destacado para los niños de la nación. Calvin Jr. fue a Northampton, donde fue en bicicleta a trabajar en una granja de tabaco. Ambos se enteraron de la noticia de la presidencia de su padre y continuaron como si nada. Mientras Grace y Cal se preparaban para partir de Plymouth Notch, Vermont hacia Washington, D.C., los vecinos de Vermont se alinearon para estrecharles la mano y desearles lo mejor. Los Coolbridge regresaron en tren a Washington y le dieron a Florence Harding tiempo para empacar en la Casa Blanca y se mudaron a la Casa Blanca el 21 de agosto.

Primera Dama Grace Coolidge

"Esta era yo y, sin embargo, no yo, esta era la esposa del presidente de los Estados Unidos y ella prevalecía sobre mí, mis gustos y aversiones personales deben estar subordinados a la consideración de aquellas cosas que se le exigían". (Autobiografía, p. 62 y carta de Round Robin de su primer día en la Casa Blanca como Primera Dama)

“Estoy bastante orgulloso del hecho de que después de casi un cuarto de siglo de matrimonio, mi esposo se siente libre para tomar sus decisiones y actuar en consecuencia sin consultarme ni darme información previa al respecto”.

A Grace Coolidge se le había encomendado un papel y esto la afectó personalmente. Obviamente, esto fue estresante ya que trató de mantener su parte del trabajo sin realmente tener una participación sustancial. Como mujer con educación universitaria con sus ideas valoradas por muchos, esta era una posición sumisa. Sin embargo, el papel de la Primera Dama como saludadora y animadora fue su papel preferido. Admitió amar la interacción con la gente. Así como su padre saludaba a la gente en su iglesia de Burlington, Vermont, ella los saludaba en la Casa Blanca. Le gustaba hacer que la gente se sintiera como en casa. Ese fue su don.

Durante los tiempos cambiantes de la década de 1920, Grace Coolidge continuó con el precedente de Harding de fiestas en el jardín y reuniones musicales. En 1925, el Departamento de Estado recibió el encargo de realizar entretenimientos formales y eso alivió un poco la presión sobre la Sra. Coolidge y su secretaria personal. Grace revivió muchas tradiciones de la Casa Blanca y agregó algunas también. Los Coolidges fueron la primera pareja en iluminar el árbol de Navidad de la comunidad presionando un botón para activar las luces del árbol. La electricidad era un invento nuevo en ese momento. La Sra. Coolidge, una cantante de la iglesia, invitó a los villancicos a la Casa Blanca y decoró un árbol con los niños.
Los sonidos de los niños jugando durante el rodaje de los huevos de Pascua fueron una alegría para Grace. Realmente amaba a los niños y los animales. Mostró su mapache, Rebecca, para que los niños la admiraran. Cuando el mapache era demasiado bullicioso para la Casa Blanca, Grace pensó que un compañero la calmaría. Reuben fue reclutado, pero ambos mapaches tuvieron que ir al zoológico al final de este experimento. Tanto Calvin como Grace tenían animales en sus casas desde los días antes de que tuvieran sus propios hijos, pero ninguna pareja de la Casa Blanca tenía tanta variedad de mascotas. Sus perros, pájaros, gatos y mapaches deben haber sido la comidilla de la ciudad.

La renovación y restauración de la Casa Blanca estaban muy en la mente de esta Primera Dama muy visual. Pidió una resolución conjunta del Congreso para autorizar la aceptación de obsequios de muebles para la majestuosa Casa Blanca. Cuando llegó a la Casa Blanca en 1923, estaba decepcionada de que no hubiera muebles auténticos de ocupantes anteriores. Hizo que buscaran piezas valiosas en el edificio y encontró antigüedades en el ático. Ella y el general Grant (nieto de U.S. Grant) pidieron donaciones para la Casa Blanca y Grant rescató algunas antigüedades de los edificios donde estaban almacenadas.

Los ingenieros propusieron una renovación de $ 500,000 de la Casa Blanca para asegurar el techo, el ático y los techos del segundo piso. La construcción comenzó en marzo de 1927 y los Coolidges quedaron desocupados en el número 15 de Dupont Circle para acelerar el trabajo. La Sra. Coolidge se puso un casco para inspeccionar el trabajo un día y estaba satisfecha con el tercer piso ampliado y el nuevo salón del cielo. Esto era parte del techo del pórtico sur y permitía tener excelentes vistas del Monumento a Washington y el Mall.

El punto culminante de la administración para Grace fue la visita de su fraternidad, los Pi Phi, cuando presentaron un retrato de Howard Chandler Christy a la Casa Blanca de Grace con un vestido rojo junto al perro del presidente, Rob Roy. Sus hermanas de la hermandad de mujeres, 1300 personas, llenaron la Casa Blanca de alegría y orgullo.
El punto más bajo fue la muerte de su segundo hijo. El almirante Boone, el médico asistente de la Casa Blanca, jugaba a menudo al tenis con los niños en sus vacaciones de la Academia Mercersburg. Boone llegó un día para un juego y encontró a Calvin Jr. descansando en una habitación con su madre cuidándolo. Cuando Boone preguntó sobre la naturaleza de la enfermedad de Calvin, localizó una infección de una ampolla que se formó al jugar al tenis. Esta septicemia de rápido movimiento acabó con la vida de Calvin Jr. en unos pocos días. El padre Calvin, en su Autobiografía, dijo que "el poder y la gloria de la Casa Blanca fueron con él". Grace era muy religiosa y creía que su hijo la estaría esperando en el cielo. Incluso escribió un poema en este sentido, "Puerta abierta". Perder a su hijo en una arena tan pública debe haber sido devastador. Algunos historiadores creen que Calvin, el presidente, se deprimió clínicamente. Grace tuvo que seguir adelante y también mirar a su otro hijo, John, ahora en Amherst College. También enfrentó un mandato completo de cuatro años en la Casa Blanca y sabía que muchos confiaban en ella para desempeñar bien su papel.

Grace buscó a personas con discapacidad para visitar la Casa Blanca. Helen Keller era una de las favoritas. Este interés en ayudar a los niños sordos y las personas con discapacidades fue muy fuerte y, al final de la administración de Calvin, se recaudaron $ 2 millones para la Escuela Clarke para Sordos. Su marido hizo que ella causara su causa. Cuando amigos adinerados le preguntaron cómo podían conmemorar sus años en Washington, les pidió que donaran a la escuela Clarke.

Nadie está seguro de dónde comenzó el interés de Grace por el béisbol, pero nunca terminó. Fue conocida como "La Primera Dama del Béisbol". "Puede que no te importe un comino el béisbol, pero para mí es mi vida", según los informes, les dijo a sus amigos. La Liga Americana le envió un pase anual en un bolso con adornos de oro.

When Calvin did not choose to run again for president in 1928, they planned to retire to their two family house in Northampton. Lacking the privacy they needed, they bought The Beeches, a gated estate on Hampton Court in Northampton. Grace plunged into community service and writing articles.

After Calvin’s sudden death from a coronary thrombosis in 1933, Grace filled her retirement with her precious four: her son John, his wife Florence, and their children Cynthia and Lydia. Besides her local charity work for the Northampton Red Cross and her church, she raised funds in 1939 to bring refugee children to the U.S. from Germany and was Honorary Chair of the Northampton committee to raise money for the Queen Wilhelmina Fund for the Dutch victims of the Nazi invaders. She sold the Beeches, their retirement house, and built a new house, Road Forks, on Ward Avenue in Northampton. She loaned this house to the WAVES during World War II.

In the 1950’s her health began to fail due to heart trouble. She lived quietly but stepped forward to dedicate the Coolidge Memorial Room at Forbes Library in Northampton and urged her son to give the homestead where Calvin was sworn in as president in Plymouth, Vermont to the State of Vermont to help preserve the legacy of her husband. She died at age 78 of kyphoscoliotic heart disease on July 8, 1957.

Legado

Grace Coolidge remains a popular presidential wife in the rankings of all First Ladies. This is probably due to her image as an elegant, young, and vibrant First Lady. The Secret Service nicknamed her “Sunshine.” The social side of the White House, under her guidance, exemplified tradition, such as her emphasis on holidays, and also included children and those with disabilities.

Her interest in White House history was important in that she asked for a joint resolution by Congress to authorize acceptance of gifts of furniture. She wanted to restore antiques to the building and treat it as a living museum. She also improved the building by adding a sky parlor for more sunshine she renovated the family quarters.

She was a very modern woman she hiked and swam. She loved baseball enough to attend games into the late innings of her own life.

International in outlook, she raised funds for victims of World War II and loaned her house to the WAVES as their headquarters in Northampton.

She wanted to help preserve the legacy of her husband. She gave materials and memorabilia to the Forbes Library, a public library in Northampton, and made plans to transfer the homestead, where Calvin Coolidge had been sworn in as president, to the State of Vermont.

Grace’s modesty is part of her legacy. She once said, “It has been my experience that those who are truly great are the most simple people at heart, the most considerate and understanding, with a decided aversion of talking about themselves.” (Ross, as quoted by Foss, p. 111)


Grace Anna Goodhue Coolidge

Grace Anna Goodhue Coolidge served as First Lady of as the wife of the 30th President, Calvin Coolidge (1923-1929). An exceptionally popular White House hostess, she was voted one of America’s 12 greatest living women in 1931.

For her “fine personal influence exerted as First Lady of the Land,” Grace Coolidge received a gold medal from the National Institute of Social Sciences. In 1931 she was voted one of America’s twelve greatest living women.

She had grown up in the Green Mountain city of Burlington, Vermont, only child of Andrew and Lemira B. Goodhue, born in 1879. While still a girl she heard of a school for deaf children in Northampton, Massachusetts, and eventually decided to share its challenging work. She graduated from the University of Vermont in 1902 and went to teach at the Clarke School for the Deaf that autumn.

In Northampton she met Calvin Coolidge they belonged to the same boating, picnicking, whist-club set, composed largely of members of the local Congregational Church. In October 1905 they were married at her parents’ home. They lived modestly they moved into half of a duplex two weeks before their first son was born, and she budgeted expenses well within the income of a struggling small-town lawyer.

To Grace Coolidge may be credited a full share in her husband’s rise in politics. She worked hard, kept up appearances, took her part in town activities, attended her church, and offset his shyness with a gay friendliness. She bore a second son in 1908, and it was she who played backyard baseball with the boys. As Coolidge was rising to the rank of governor, the family kept the duplex he rented a dollar-and-a-half room in Boston and came home on weekends.

In 1921, as wife of the Vice President, Grace Coolidge went from her housewife’s routine into Washington society and quickly became the most popular woman in the capital. Her zest for life and her innate simplicity charmed even the most critical. Stylish clothes–a frugal husband’s one indulgence–set off her good looks.

After Harding’s death, she planned the new administration’s social life as her husband wanted it: unpretentious but dignified. Her time and her friendliness now belonged to the nation, and she was generous with both. As she wrote later, she was “I, and yet, not I–this was the wife of the President of the United States and she took precedence over me….” Under the sorrow of her younger son’s sudden death at 16, she never let grief interfere with her duties as First Lady. Tact and gaiety made her one of the most popular hostesses of the White House, and she left Washington in 1929 with the country’s respect and love.

For greater privacy in Northampton, the Coolidges bought “The Beeches,” a large house with spacious grounds. Calvin Coolidge died there in 1933. He had summed up their marriage in his Autobiography: “For almost a quarter of a century she was borne with my infirmities, and I have rejoiced in her graces.” After his death she sold The Beeches, bought a smaller house, and in time undertook new ventures she had longed to try: her first airplane ride, her first trip to Europe. She kept her aversion to publicity and her sense of fun until her death in 1957. Her chief activity as she grew older was serving as a trustee of the Clarke School her great pleasure was the family of her surviving son, John.


Grace Coolidge with white collie Rob Roy, 1924.

This watercolor portrait of First Lady Grace Goodhue Coolidge was painted by artist Howard Chandler Christy circa 1924, during Calvin Coolidge's presidency. Mrs. Coolidge poses with her white Collie, Rob Roy. The portrait hangs in the White House China Room, which was decorated in a shade of red to match Mrs. Coolidge's dress. Calvin Coolidge was president from August 2, 1923 until March 4, 1929. Mrs. Coolidge held a Bachelor's degree in teaching and taught at a school for deaf children before her marriage.


Grace Coolidge and Her Era: The Story of a President's Wife

Ishbel Ross, journalist and biographer, spent her childhood in the Highlands of Scotland, living only ten miles from industrialist Andrew Carnegie&aposs castle. Later in life she recalled her childhood in terms of watching the comings and goings of Carnegie&aposs famous guests and reading classic literature.

In 1916, Ross left Scotland and moved to Canada where she landed a filing job at the Toronto Daily Ishbel Ross, journalist and biographer, spent her childhood in the Highlands of Scotland, living only ten miles from industrialist Andrew Carnegie's castle. Later in life she recalled her childhood in terms of watching the comings and goings of Carnegie's famous guests and reading classic literature.

In 1916, Ross left Scotland and moved to Canada where she landed a filing job at the Toronto Daily News. Ross, who would later be considered "New York's best woman reporter," needed no more than six weeks to move up the newspaper's ranks from clerical worker to reporter with a front-page headline and a byline to her credit, after getting the scoop on Emmeline Pankhurst's visit to Canada.

In 1919, she joined the New York Tribune (later the Herald Tribune). While covering the infamous Stillman divorce, she met and fell in love with Bruce Rae, who was reporting on the case for the New York Times. The two married in Montreal in 1922 and had one daughter. After their marriage Ross and Rae continued working for rival newspapers and frequently covered the same stories. The couple made a point of balancing high professional standards and married life.

In 1932 Ross published her first novel, Promenade Deck. Encouraged by its success, Ross left the Tribune to pursue a career as a novelist. Although Ross wrote four more novels, her work as a biographer ultimately overshadowed her career as a novelist. Ross first turned to biography when Stanley Walker, city editor at the Tribune, suggested that she write a book about famous women journalists. Her Ladies of the Press traced women's roles in print journalism, covering the range from stunt reporters and "sob sisters" to social crusaders, foreign correspondents, and editors in chief.

Ross went on to complete eighteen more works of nonfiction, most of which considered the lives of famous American women. Ross was drawn to women who led unconventional lives. She wrote about women who had exciting careers, such as physician Elizabeth Blackwell the founder of the American Red Cross, Clara Barton and Confederate spy Rose O'Neal Greenhow.

Ross emphasized the importance and complexity of women's lives. By achieving success as a journalist
and biographer, by balancing marriage and professional ambition, Ross herself led a life much like those she deemed worthy of study.


Grace Coolidge - HISTORY

Grace Anna Goodhue Coolidge

For her "fine personal influence exerted as First Lady of the Land," Grace Coolidge received a gold medal from the National Institute of Social Sciences. In 1931 she was voted one of America's twelve greatest living women.

She had grown up in the Green Mountain city of Burlington, Vermont, only child of Andrew and Lemira B. Goodhue, born in 1879. While still a girl she heard of a school for deaf children in Northampton, Massachusetts, and eventually decided to share its challenging work. She graduated from the University of Vermont in 1902 and went to teach at the Clarke School for the Deaf that autumn.

To Grace Coolidge may be credited a full share in her husband's rise in politics. She worked hard, kept up appearances, took her part in town activities, attended her church, and offset his shyness with a gay friendliness. She bore a second son in 1908, and it was she who played backyard baseball with the boys. As Coolidge was rising to the rank of governor, the family kept the duplex he rented a dollar-and-a-half room in Boston and came home on weekends.

In 1921, as wife of the Vice President, Grace Coolidge went from her housewife's routine into Washington society and quickly became the most popular woman in the capital. Her zest for life and her innate simplicity charmed even the most critical. Stylish clothes--a frugal husband's one indulgence--set off her good looks.

After Harding's death, she planned the new administration's social life as her husband wanted it: unpretentious but dignified. Her time and her friendliness now belonged to the nation, and she was generous with both. As she wrote later, she was "I, and yet, not I--this was the wife of the President of the United States and she took precedence over me. " Under the sorrow of her younger son's sudden death at 16, she never let grief interfere with her duties as First Lady. Tact and gaiety made her one of the most popular hostesses of the White House, and she left Washington in 1929 with the country's respect and love.

For greater privacy in Northampton, the Coolidges bought "The Beeches," a large house with spacious grounds. Calvin Coolidge died there in 1933. He had summed up their marriage in his Autobiography: "For almost a quarter of a century she was borne with my infirmities, and I have rejoiced in her graces." After his death she sold The Beeches, bought a smaller house, and in time undertook new ventures she had longed to try: her first airplane ride, her first trip to Europe. She kept her aversion to publicity and her sense of fun until her death in 1957. Her chief activity as she grew older was serving as a trustee of the Clarke School her great pleasure was the family of her surviving son, John.

For more information about Mrs. Coolidge, please visit
The Calvin Coolidge Memorial Foundation, Inc.
sitio web.


Grace Coolidge’s Great-Grandmother’s Counterpane

Knit a counterpane from the January/February 2011 issue based on the one made by First Lady Grace Coolidge.

The square Kristine Byrnes knitted from First Lady Grace Coolidge’s pattern for Great-Grandmother’s Counterpane. Photo by Joe Coca

The Sunday, November 21, 1926, New York Herald Tribune and other newspapers published the pattern for this knitted bedspread calling simply for “[c]otton yarn” and “[s]teel needles, number 17.” Mrs. Coolidge’s notes on the pattern recommend using long steel needles so that “the entire block may be knitted with two needles by using corks or sealing wax on the ends to prevent the stitches slipping off the needles.” The needles called for in the original are no longer made. They would have measured between a modern size 0000 (1.25 mm) and a 00000 (1.0 mm).

No All Access Subscription? You're missing out.

This article requires an 'All Access Subscription' to view. Subscribe today and enjoy everything that PieceWork has to offer.


Major White House Design Changes Made by First Ladies

The first ladies of the U.S. have made major political strides that are recognized worldwide. From Michelle Obama’s launch of the Let Girls Learn initiative to Hillary Clinton’s work at the forefront of the Children’s Health Insurance Program, these women have created a legacy of brilliance and change. When they weren’t busy advocating for equal rights or environmental issues, many of the first ladies also made monumental contributions to the design of the White House. Built in 1792, this emblem of American government has had a tumultuous history, but after many reconstructions and expansions, it remains one of the most widely recognized works of architecture in the world. From well-known improvements like Jackie Kennedy’s extensive restoration project to lesser-known feats like Grace Coolidge’s beloved Sky Parlor, these remarkable women have made their mark on the residence in a multitude of ways. Take a look at the dramatic room renovations, iconic landscaping, and historic design elements the White House has seen over the years.

Michelle Obama gardening alongside children as part of her Let's Move! iniciativa.

Photo: TIM SLOAN/AFP/Getty Images

Michelle Obama (2008–present)

Michelle Obama’s first major design project at the White House was refurbishing the Old Family Dining Room. Typically off-limits to the public, the historic gathering space was opened for visitors to view and admire the updated decor. Along with refreshing interior choices like gray wall paint and gilded bronze sconces, she added several pieces of vibrant modern art. The most prominent painting is a 1966 work by Alma Thomas, the first African-American woman to have art in the White House’s permanent collection. In addition, as part of her Let’s Move! initiative, Obama included an expansive vegetable garden to the White House property in 2009. The fresh produce is used to feed the first family and their guests.

Hillary Clinton (1993–2001)

With an affinity for classic American art, Hillary Clinton put a distinct collection of paintings, pottery, and glassworks on display in the White House to celebrate the country’s top artists. Her selections included the 1930 Georgia O’Keeffe oil painting Mountain at Bear Lake, Taos and Henry Ossawa Tanner’s 1886 painting Sand Dunes at Sunset, Atlantic City. During the 1990s, Clinton refurbished a number of rooms, including the Oval Office, State Dining Room, and Lincoln Bedroom, with the help of Arkansas-based decorator Kaki Hockersmith.


PRESIDENT CALVIN COOLIDGE - COLLECTION WITH FIRST LADY GRACE COOLIDGE - HFSID 90570

CALVIN COOLIDGE and GRACE COOLIDGE.
Two photographs, each inscribed and signed by one of the Coolidges to harpist Mildred Dilling, the first musician to perform for a foreign head of state in the White House. (Framed in the Gallery of History style to 30x20)
Comprises: (1) Photograph Inscribed and signed:
"To Miss Mildred Dilling/With best wishes/Calvin Coolidge". Sepia, 9½x13½ overall, image 6x9 (one surface). Fine condition. (2)Photograph Inscribed and signed: "To Miss Mildred Dilling with appreciation of/her kindness in playing for us/Grace Coolidge". Sepia, 10½x13½ overall, image 6¾x9 (one surface). Fine condition. On October 4, 1905, 33-year-old CALVIN COOLIDGE (1872-1933) and 26-year-old GRACE ANNA GOODHUE (1879-1957) were married in Burlington, Vermont. Vice President Coolidge (1872-1933) succeeded to the presidency after President Harding died in 1923 and served until 1929. Grace Coolidge (1879-1957) was called her husband's greatest asset because of her warm, giving ways in contrast to her quiet husband (the White House staff called her "Sunshine"). Forbidden by Coolidge to speak in public, she once answered reporters in sign language for the deaf. Her husband set her schedule and would not let her fly in a plane, bob her hair, wear short skirts or ride a horse. The couple had two sons: John (1906-2000) and Calvin (1908-1924). MILDRED DILLING, a famous harpist, became the first musician to perform at the White House for a visiting head of state when she performed for President and Mrs. Hoover and the visiting King of Thailand on March 29, 1931. Whether former President and Mrs. Coolidge were present on that occasion, or heard Dilling at another time, is not known. Dos elementos. Framed in the Gallery of History style: 30x29½.

Following offer submission users will be contacted at their account email address within 48 hours. Our response will be to accept your offer, decline your offer or send you a final counteroffer. All offers can be viewed from within the "Document Offers" area of your HistoryForSale account. Please review the Make Offer Terms prior to making an offer.

If you have not received an offer acceptance or counter-offer email within 24-hours please check your spam/junk email folder.


Ver el vídeo: Grace - Rod Stewart - Lyrics