Hospital de San Lucas

Hospital de San Lucas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Saint Luke's Hospital (SLH), uno de los nueve hospitales del sistema de salud de Saint Luke, está ubicado en Kansas City, Missouri. Como centro de referencia sin fines de lucro de seis estados, Saint Luke's extiende sus servicios en todo el Medio Oeste. El Hospital Saint Luke's comenzó sus servicios en 1882, como una institución de 50 camas en las calles 10th y Campbell. En 1923, se trasladó a una de seis -Edificio de pisos, su ubicación actual en Wornall Road. Hoy en día, SLH se ha convertido en un hospital de atención terciaria de 629 camas que sobresale en más de 56 especialidades médicas. Por ejemplo, el Mid-America Heart Institute, ganador del Premio Nacional de Calidad Malcolm Baldrige 2003, es reconocido como el principal centro cardiovascular del área. El Instituto de Cáncer de 47 camas, con licencia de los estados de Missouri y Kansas, ofrece servicios integrales de detección del cáncer, detección, alcance comunitario y educación. El SPOT para niños (terapia del habla, física y ocupacional) de SLH es un centro de excelentes terapias de rehabilitación para niños con discapacidades y retrasos en el desarrollo. El Centro de Accidentes Cerebrovasculares del Saint Luke's Hospital es la única unidad dedicada a los accidentes cerebrovasculares en la región. Otras áreas de especialización incluyen neurología, ortopedia, atención de maternidad y diabéticos / endocrinología. También se ofrecen servicios de rehabilitación, atención domiciliaria y cuidados paliativos.


Red de salud de la Universidad de St. Luke

Red de salud de la Universidad de St. Luke (SLUHN) es una red sin fines de lucro de más de 16,000 empleados que brindan servicios en 12 hospitales y más de 300 sitios para pacientes ambulatorios.

Red de salud de la Universidad de St. Luke
Geografía
LocalizaciónAllentown, Bethlehem, Easton, Quakertown, Stroudsburg, Phillipsburg, Nueva Jersey, Pensilvania, Nueva Jersey, Estados Unidos
Organización
FondosHospital sin fines de lucro
EscribeEnseñando
Universidad afiliadaUniversidad de Temple
Servicios
Departamento de EmergenciaAdulto Nivel I
Camas480
Historia
Abrió1872
Enlaces
Sitio webwww.sluhn.org
LizaHospitales en los Estados Unidos

La Red de Salud de la Universidad de St. Luke comprende doce hospitales:

  • Hospital Universitario de St. Luke - Belén (Fountain Hill)
  • Campus de St. Luke's Allentown (Allentown)
  • Campus de St. Luke's Anderson (municipio de Bethlehem)
  • St Luke's Easton (Easton) a partir del 1 de julio de 2020, anteriormente Easton Hospital
  • Campus de mineros de St. Luke (Coaldale)
  • Campus de St. Luke's Monroe (Stroudsburg)
  • Campus de St. Luke's Upper Bucks (Quakertown)
  • Campus de St. Luke's Warren (Phillipsburg, Nueva Jersey)
  • Campus de St. Luke's Lehighton (Lehighton)
  • Campus del Sagrado Corazón de San Lucas (Allentown)
  • St. Luke's Quakertown Campus (Quakertown) St. Luke's Hospital (Orwigsburg)

La red brinda servicios en más de 300 sitios, que incluyen:

  • Varias instalaciones de servicios y pruebas para pacientes ambulatorios
  • Campus de la escuela de medicina regional
  • Salud en el hogar
  • Servicios de fisioterapia, terapia ocupacional y audiología (para pacientes hospitalizados y ambulatorios)
  • UCIN de nivel III (atendida por socios neonatales en el lugar)
  • La unidad de emergencias médicas más grande de Pensilvania [cita necesaria]
  • Varios otros servicios de atención médica [cita necesaria]

St. Luke's University Hospital es un hospital docente de atención terciaria sin fines de lucro con campus en Bethlehem y Allentown en el condado de Lehigh, Pensilvania. El hospital ofrece 90 especialidades médicas.


Entonces y ahora: St. Luke's Hospital

En 1897, algunos años después del establecimiento de los hospitales del Sagrado Corazón y la Diaconisa, se estableció un nuevo centro médico llamado Sanatorio Protestante Spokane. El nombre reflejaba que los fundadores eran episcopales, no monjas católicas.

Un edificio de dos pisos en Sprague Avenue y Madison Street sirvió como primer sanatorio. Al ver una escasez de camas de hospital en toda la ciudad, la junta del nuevo hospital invirtió en un nuevo edificio en un lote triangular en North Summit Boulevard, que limitaba West Dean Avenue y North A Street. Los primeros partidarios incluyeron a los empresarios mineros John A. Finch y Amasa B. Campbell, así como al banquero R.L. Rutter.

St. Luke's se centró en los residentes del norte de Spokane, pero antes de que el seguro médico y la financiación del gobierno fueran comunes, las finanzas de los hospitales eran frágiles. Los pacientes lucharon por pagar sus facturas y el hospital fue apoyado por la recaudación de fondos, donaciones en especie y voluntarios.

Había una escuela de enfermería adjunta al hospital, donde vivían y trabajaban estudiantes de enfermería seis días a la semana. Antes de la década de 1960, la mayoría de las enfermeras recibían formación y diplomas en hospitales. La primera residencia de enfermeras, Finch Hall, es ahora un edificio de apartamentos en condominio.

El hospital se especializó en áreas en las que la necesidad era mayor. Hasta la primera vacuna contra la polio en 1950, fue el centro regional para el tratamiento del virus, que paralizó a muchas de sus víctimas. En 1932, el hospital abrió una clínica para "enfermedades nerviosas" y, finalmente, una sala psiquiátrica. Había una sala de recuperación y rehabilitación para ancianos. Tenían uno de los primeros departamentos de fisioterapia.

St. Luke's dio la bienvenida al Hospital Shriners para Niños lisiados en su edificio en 1924. El grupo finalmente construyó un nuevo edificio al lado en 1939. Ese edificio ahora es un complejo de viviendas para personas de bajos ingresos.

Lindsey Hall, construido como anexo de un hospital en 1945, primero albergó a estudiantes de enfermería y luego se convirtió en una sala de rehabilitación. Hoy es Anna Ogden Hall, un refugio para mujeres operado por Union Gospel Mission.

Holy Family Hospital abrió sus puertas en 1964 en el norte de Spokane, reduciendo la participación de mercado de St. Luke.

St. Luke's construyó un complejo moderno en 711 S. Cowley St. en South Hill y se mudó allí en 1970. El pequeño hospital se fusionó con Deaconess para formar Empire Health Services en 1985. En 1992, el nombre se cambió a St. Luke's Rehabilitation Instituto, y la atención se centró en la recuperación y la rehabilitación.

El periodismo local es fundamental.

Contribuya directamente a la serie de foros de la comunidad Northwest Passages de The Spokesman-Review, que ayuda a compensar los costos de varios puestos de reportero y editor en el periódico, utilizando las opciones fáciles que se muestran a continuación. Los obsequios procesados ​​en este sistema no son deducibles de impuestos, pero se utilizan principalmente para ayudar a cumplir con los requisitos financieros locales necesarios para recibir fondos de subvenciones de contrapartida nacionales.


St. Luke & # 8217s celebra un siglo de cariño

Hace cien años, tres mujeres de la Catedral Episcopal de Todos los Santos proporcionaron $ 900 para comenzar el Sanatorio Protestante de Spokane en un edificio de dos pisos en la esquina de Sprague y Madison.

Desde entonces, el centro de salud ha sufrido tres cambios de nombre, se mudó dos veces y evolucionó a St. Luke & # 8217s Rehabilitation Institute en 711 S. Cowley.

Antes de que se abrieran las puertas el 2 de septiembre de 1897, las tres mujeres, Sally Rutter, Imogene Stone y Bertha Turner, se arremangaron para trabajar junto a un equipo de miembros de la iglesia para fregar y pintar el edificio, transformándolo en un edificio de 15 camas. institución.

Durante su primer año, el personal del hospital atendió a un promedio de 11 pacientes por día a un costo promedio diario de $ 1.24. Los registros del mes de octubre de 1898 muestran que el hospital tenía un costo operativo de $ 652,48, con una deuda de $ 313,24.

Para el cambio de siglo, Spokane estaba experimentando una escasez de camas de hospital y el sanatorio había superado sus instalaciones. Entonces, en 1900, nació el Hospital St. Luke & # 8217s, y su primer traslado se realizó a Summit Boulevard, donde sirvió como un punto de referencia durante décadas.

Las donaciones para ayudar a construir la nueva instalación vinieron de todas partes y en una variedad de formas: ropa de cama, vasos de gelatina, flores & # 8230 y, por supuesto, dinero.

Durante su primer siglo, St. Luke & # 8217s ha celebrado una serie de & # 8220firsts & # 8221, dijo Pam Pyrc, portavoz de St. Luke & # 8217s.

Fue el primer hospital en tener un médico residente. El Dr. Andrew Aldridge Matthews, uno de los cirujanos más respetados de Northwest & # 8217, se dirigía a Seattle para pasar el rato, pero se detuvo para visitar a unos amigos aquí. Eso fue en 1904, y no fue más lejos, presionado al servicio de St. Luke & # 8217s.

Se jactó de la primera incubadora de la ciudad, donada en 1906.

Fue el primer hospital en aceptar pacientes psiquiátricos. Un artículo de octubre de 1932 en The Spokesman-Review anunció que el hospital abriría & # 8220 una clínica para la observación y el tratamiento de enfermedades nerviosas & # 8221.

En 1941, había establecido las primeras salas de recuperación y psiquiátricas del área.

St. Luke & # 8217s abrió la primera escuela de tecnología médica en la ciudad y fue una de las primeras en la nación. La escuela estuvo dirigida durante años por Jacqueline Behrenberg, quien se convirtió en una leyenda en su propio tiempo.

Todos en la comunidad médica conocían y respetaban a & # 8220Mrs. B., & # 8221 como la llamaban cariñosamente.

Durante el asedio de la polio de la nación, St. Luke fue designado como el principal centro de tratamiento para los pacientes del Inland Northwest.

Fue el primer hospital de los estados occidentales en abrir un departamento de fisioterapia.

Con el nuevo siglo se inició una escuela de formación de enfermeras. Un estudiante de enfermería de una clase temprana escribió:

& # 8220 Trabajamos de 7 a.m. a 7 p.m., con dos horas libres seis días a la semana, pero cuatro horas libres el séptimo día, siempre que no tengamos demasiada prisa. Muchas veces tuvimos que pasar el tiempo libre, o las horas posteriores al trabajo, lavando la ropa sucia o limpiando una habitación para nuevos pacientes.

& # 8220Nuestros pacientes tenían campanillas de mano, y reconocimos las llamadas no solo de la dirección de donde provenían, sino también del tono de la campana y los gestos de la persona que la tocaba. & # 8221

Como sucede a menudo durante la historia de una institución, St. Luke & # 8217s experimentó un incendio devastador, pero se recuperó aún más fuerte que antes.

La enfermera Johanna Burns fue una heroína durante el incendio de 1917 que destruyó los dos pisos superiores del hospital. Para asegurarse de que nadie resultó gravemente herido o muerto, Burns organizó al personal en grupos de rescate y ayudó a llevar a los pacientes a un lugar seguro.

Las cenizas del fuego no se habían enfriado antes de que los fideicomisarios de St. Luke se reunieran para discutir la construcción de un edificio a prueba de fuego & # 8220 completamente moderno & # 8221 por $ 1 millón.

Una de las mayores hazañas del hospital en su historia, dijo Pyrc, fue dar la bienvenida al Hospital Shriners en 1938. Si St. Luke & # 8217s no hubiera ofrecido camas a los Shriners, la institución podría no haber tenido su sede aquí, dijo.

En 1967, se hicieron planes para una nueva estructura en South Cowley y se estableció un fondo de construcción. Debido a que se hicieron tantas contribuciones como monumentos, los fideicomisarios eligieron cambiar el nombre de la nueva instalación como St. Luke & # 8217s Memorial Hospital.

En 1985, St. Luke & # 8217s se fusionó con los centros médicos Deaconess y Valley para crear Empire Health Services.

En estos días, St. Luke & # 8217s tiene otro nombre y un nuevo enfoque: St. Luke & # 8217s Rehabilitation Institute. Dejó de ser un hospital de cuidados agudos en 1992 y se puso su último & # 8220hat & # 8221 como una instalación dedicada a proporcionar rehabilitación médica.

A principios de este año, los funcionarios de St. Luke & # 8217 consideraron necesario despedir personal para seguir siendo competitivos y viables, dijo Pyrc. El número de pacientes y la duración de su estadía se redujo durante los últimos tres años, lo que dejó al instituto con un exceso de personal.

Pero St. Luke & # 8217s sigue vivo y sano, dijo la portavoz.

& # 8220St. Luke & # 8217s es conocido por brindar atención de rehabilitación de alta calidad a personas en el este de Washington y más allá, & # 8221, dijo Leslie Thorpe, directora de asuntos públicos de la Asociación de Hospitales del Estado de Washington en Seattle.

El año pasado, se completó un proyecto de remodelación de $ 5 millones. Involucró 100.000 pies cuadrados en el hospital y 26.000 pies cuadrados en el edificio médico.

Los funcionarios de St. Luke & # 8217 enterraron una cápsula del tiempo llena de artículos exclusivos de la década de 1990 la primavera pasada para conmemorar el proyecto de remodelación.

, DataTimes ILUSTRACIÓN: 3 fotos

El periodismo local es fundamental.

Contribuya directamente a la serie de foros de la comunidad Northwest Passages de The Spokesman-Review, que ayuda a compensar los costos de varios puestos de reportero y editor en el periódico, utilizando las opciones fáciles que se muestran a continuación. Los obsequios procesados ​​en este sistema no son deducibles de impuestos, pero se utilizan principalmente para ayudar a cumplir con los requisitos financieros locales necesarios para recibir fondos de subvenciones de contrapartida nacionales.


Hospital St. Luke & # 039s

El Hospital St. Luke se completó en febrero de 1908 y estaba ubicado en el norte de Broadway en la Octava Avenida. La tarjeta postal con fotografía real a la izquierda está fechada en julio de 1909. El nuevo hospital tenía una capacidad de 50 camas y trató un promedio de 24 pacientes por día en su primer año.

El hospital también estableció una escuela de enfermería en 1908. La hermana Osa Oppedahl de las diaconisas de la Iglesia Luterana Noruega de Chicago estaba a cargo de la Escuela de Enfermería de St. Luke, y nueve estudiantes se inscribieron en la primera clase, de los cuales tres se graduaron en mayo. 3, 1910. Las primeras enfermeras aparecen en la postal de 1914 arriba a la derecha.

La primera residencia de la Escuela de Enfermería, un edificio de dos pisos que consta de 20 habitaciones más un baño, lavandería y sótano completo se construyó en 1913. En 1918, se completó una nueva adición en el extremo este del edificio, duplicando el tamaño del hospital. . En 1921, la Clínica Fargo abre sus puertas al norte del hospital.

Podemos ver todos estos nuevos edificios en la postal de la derecha.

Las siguientes imágenes son todas del St. Luke's Hospital Record, Volumen 1, Número 1, diciembre de 1909.

Arriba se muestran la recepción del hospital y los comedores. El Informe 1908-1909 enumera 512 casos quirúrgicos, de los cuales 493 se curaron, 12 mejoraron, 4 no mejoraron y 3 fallecieron. Los procedimientos quirúrgicos más frecuentes fueron las apendicectomías (217) y las amigdalectomías y adenectomías (52). A continuación se muestran los quirófanos y las salas de esterilización para procedimientos quirúrgicos.

Arriba y abajo se muestran habitaciones privadas para pacientes. El Informe 1908-1909 establece que el hospital trató a 429 pacientes médicos (no quirúrgicos). De estos, 306 se reportaron curados, 69 mejorados, 25 sin mejorar y 29 murieron.


CENTRO MÉDICO SAINT LUKE & # 039S

CENTRO MÉDICO SAN LUCAS (anteriormente Saint Luke's Hospital), fue fundado el 30 de enero de 1894 como Cleveland General Hospital. Los artículos de incorporación de College Building & amp Hospital Assn. (más tarde ST. LUKE'S HOSPITAL ASSN.) se firmaron ese día, y ese otoño el Cleveland General Hospital abrió con 75 camas, en Woodland Ave. cerca de E. 20th St. El propósito principal del hospital era brindar capacitación clínica a los estudiantes del Departamento Médico de Wooster Univ. (ver MEDICINA) y una escuela de formación para enfermeras (ver ENFERMERÍA). Los incorporadores fueron el Dr. GUSTAV WEBER, Leonard Schlather, James B. Parker y los Dres. MARCUS ROSENWASSER, Henry W. Kitchen y Charles B. Parker. Todos estaban conectados con el Departamento Médico de Wooster Univ. (Cleveland). Las primeras figuras importantes en St. Luke's incluyeron a la hermana Caroline Kirkpatrick, superintendente de la Escuela de Capacitación para Enfermeras, FRANCIS FLEURY PRENTISS, uno de los primeros presidentes, y su esposa, ELISABETH SEVERANCE ALLEN PRENTISS, quien brindó un apoyo financiero vital.

En 1906, bajo el liderazgo de Francis Prentiss, el Cleveland General pasó a llamarse St. Luke's Hospital. El año anterior, el personal médico se había afiliado al departamento médico de Ohio Wesleyan Univ., Una institución metodista. El propósito de San Lucas era ahora "dirigir un hospital general y una escuela de enfermería". En 1908, el hospital se trasladó a una nueva instalación de 120 camas en Carnegie Ave. cerca de E. 66th St. Para 1910, la capacidad de camas había aumentado a 180, y se agregó el Dispensario de maternidad de Cleveland. El hospital se mudó en 1927 a una nueva instalación, financiada en gran parte por Elisabeth Prentiss, en Shaker Blvd. cerca de E. 116th St. En este momento el hospital tenía aprox. 40 médicos en el personal médico, 12 en el personal de la casa y 125 enfermeras.

Después de la Depresión, St. Luke's se embarcó en un programa de expansión que continuó hasta principios de la década de 1980. En 1942, se agregó un ala de servicio central, que alberga Investigación Médica, Investigación Quirúrgica, el Departamento de Dieta, Compras y Contabilidad. La finalización de la residencia de enfermeras en 1948 liberó el ala este y permitió al hospital aumentar su capacidad de camas. Otros dos edificios se completaron en 1963 y 1975. St. Luke's también se afilió con otras escuelas de enfermería del área, incluyendo CUYAHOGA COMMUNITY COLLEGE (1964) y Kent State University (1968), su propia escuela de enfermería cerró en 1970. Con los años, St. Luke's logró la distinción a través de varios de sus departamentos. Los primeros graduados de la Escuela de Formación de Enfermeras fueron los primeros en ejercer la enfermería de salud pública en la ciudad. Bajo el Dr. ARTHUR SKEEL, la División de Obstetricia de 1910-38 fue la unidad más avanzada e innovadora de su tipo en Cleveland. El Departamento de Investigación, organizado en 1952, originó estudios sobre enfisema y problemas cardiocirculatorios y pasó a desarrollar la primera máquina corazón-pulmón.

En septiembre de 1992, St. Luke's se fusionó con MetroHealth Medical Center, parte del SISTEMA HOSPITALARIO DEL CONDADO DE CUYAHOGA, convirtiéndose en MetroHealth St. Luke's Medical Center. La fusión se disolvió en mayo de 1993, pero continuó la afiliación entre los dos. En junio de 1993, St. Luke's Hospital se convirtió en St. Luke's Medical Center.

En 1994, el St. Luke's Medical Center sufrió un gran revés cuando perdió su contrato para tratar a los pacientes de Kaiser Permanente, que representaban el 30% de su población de pacientes, y como resultado despidió a 213 trabajadores en enero. En julio de ese año, celebró un acuerdo con BLUE CROSS & amp BLUE SHIELD OF OHIO que le daría a la compañía de seguros una participación mayoritaria en el hospital, al tiempo que le permitiría aceptar pacientes de la administración de salud "Super Blue" de Blue Cross & amp Blue Shield. planificar y aprovechar los sistemas de información y gestión de la aseguradora. En 1995, el St. Luke's Medical Center tenía 474 camas y seguía siendo un importante hospital de enseñanza e investigación.

En mayo de 1999, el hospital cerró su centro de trauma de nivel dos y anunció que cerraría sus operaciones médicas y quirúrgicas a fines de junio. Inicialmente, había planes para transferir el centro de salud mental de 120 camas de St. Luke con una sala de emergencias independiente. Este plan fue descartado y el hospital se cerró por completo en el verano de 1999. St. Luke's empleaba a más de 800 personas en el momento del cierre. El edificio cayó en mal estado durante muchos años.

En 2013, se completaron las renovaciones en el antiguo edificio del Hospital St. Luke, que incluía viviendas para personas de bajos ingresos para personas mayores, un club de niños y niñas, una escuela autónoma K-8, una clínica de salud y espacio para oficinas.


Hospital de San Lucas

Esta semana marca el 134 aniversario de la fundación del Hospital St. Luke en New Bedford. La siguiente historia del hospital ha sido adaptada de segmentos publicados previamente en Una historia pictórica de New Bedford: Volumen 1 - 1602-1925 y Una historia pictórica de New Bedford: Volumen 2 - 1925-1980 . Ambos volúmenes están ahora disponibles para descargar como libros electrónicos en las tiendas Amazon Kindle y Apple iBook.

Una historia abreviada del St. Luke's Hospital

St. Luke's Hospital en Fourth, ahora Purchase, Street, 1890. Foto cortesía del St. Luke's Hospital.

Primeros años, 1884-1895

Anna M. Lumbard, una maestra convertida en filántropa, organizó la junta del Hospital St. Luke en 1884. El hospital se incorporó el 2 de mayo de ese año. Nombrado en honor al médico del Nuevo Testamento Saint Luke, el hospital abrió con 11 camas en una residencia reconvertida en 81 Fourth Street, ahora Purchase Street. El personal trató a 64 pacientes en el primer año, 31 de ellos de forma gratuita. El hospital permitió a los pacientes un visitante desde las 11 am hasta el mediodía. El público en general puede visitar de 3 a 4 pm todos los martes por la tarde.

Para ayudar a sufragar el costo de la atención, la clase de la iglesia de Miss Lumbard realizó colectas semanales para el hospital y una especial en el Día de Acción de Gracias, estableciendo el miércoles anterior al Día de Acción de Gracias como Día de Donación para que los miembros de la comunidad contribuyan en efectivo o en especie. Las mujeres fueron de puerta en puerta y los voluntarios colocaron más de 300 cajas de donaciones en toda la ciudad en lugares como Morse Twist Drill, Pairpoint Company y Mount Washington Glass Company. En 1885, la atención al paciente costaba algo menos de 25 centavos por día en provisiones y alimentos.

En este momento, sin embargo, el hospital no admitió casos de enfermedades infecciosas como viruela, difteria y tifus y también dejó de admitir casos de quemaduras extensas porque la Junta Médica afirmó que eran "fuentes de enfermedades quirúrgicas".

Mudarse a Page Street, 1896-1918

Edificio St. Luke's Hathaway, construido alrededor de 1900. Horatio Hathaway, fundador de Hathaway Manufacturing, ayudó a establecer el Hospital St. Luke y se desempeñó como su primer presidente. Él y su familia contribuyeron en gran medida al hospital. Su viuda, Ellen Rodman Hathaway, legó al hospital $ 50,000 y su hija Ellen donó y equipó una unidad para pacientes ambulatorios en memoria de su madre. Colección Standard-Times / Spinner.

En la década de 1890, St. Luke's Hospital había superado las instalaciones del centro. En enero de 1896, después de casi dos años de construcción en el nuevo sitio, se trasladó a cuartos más grandes en la intersección de las calles Page y Allen. El nuevo hospital tenía un edificio de administración central, un edificio de operaciones y dos alas, una para mujeres y otra para hombres. Tenía un total de 49 camas. Los dormitorios de las enfermeras estaban ubicados en el segundo piso, el tercer piso tenía almacenes y cuartos de servicio. Una sala privada presentaba una suite de cuatro habitaciones con chimeneas, planchas de fuego de latón pulido, sofás de mimbre, lavabos esmaltados y cortinas de muselina con figuras en las ventanas y los travesaños. En el pabellón privado, todas las comidas se sirvieron en vajilla Wedgewood importada.

Hasta 1888, los casos de maternidad no se admitían en St. Luke's. Posteriormente, fueron admitidas para impartir formación práctica en obstetricia a enfermeras. Sin embargo, las mujeres solteras solo serían admitidas como casos de maternidad si la Asociación de Reforma y Socorro de la Mujer presentaba una solicitud en su nombre. Poco después del traslado al nuevo edificio, en noviembre de 1897, la Junta de Mujeres votó que las mujeres solteras no serían admitidas dos veces para los partos.

El quirófano, 1896. En 1891, el Hospital St. Luke instaló iluminación eléctrica. Las enfermeras elogiaron el cambio en la cirugía, donde una potente luz colgada en el centro del quirófano proporcionaba una mejor iluminación que las anteriores luces de gas en las paredes. Colección Spinner.

En 1902, con la capacidad del hospital afectada por una epidemia de tifoidea, "un amigo" identificado más tarde como Henry Huttleston Rogers donó $ 40,000 para el costo de un nuevo edificio para albergar a pacientes privados. También proporcionó $ 1,000 adicionales para comprar camas. El edificio de ladrillo rojo tenía porches en cada extremo, una sala de obstetricia y doce habitaciones. Después de su muerte, las autoridades del hospital lo llamaron Rogers Ward en su honor, mientras estaba vivo, se había negado a que llevara su nombre.

En 1918, en el apogeo de la epidemia de influenza, la sala de aislamiento especial del Hospital St. Luke's era insuficiente para manejar el número de casos. El hospital cerró sus puertas a todos los casos excepto a los de cirugía de emergencia. Los pacientes que ya estaban allí fueron dados de alta lo antes posible. Como resultado, ningún paciente en el hospital desarrolló la gripe, sin embargo, 16 enfermeras lo hicieron y una de ellas murió. Las enfermeras también habían trabajado en hospitales de emergencia instalados en la ciudad. A continuación, se aisló la sala de mujeres, se abrió para casos de gripe y se llenó al máximo. Otro Hospital de Aislamiento se instaló en la Enfermería de la Ciudad y, además, la Iglesia Metodista se convirtió en un hospital. Prácticamente todas las familias de la ciudad se vieron afectadas por la pandemia.

Crecimiento y expansión, 1943 - hoy

Saint Luke's Hospital, 1946. Esta vista suroeste del campus del hospital desde arriba de Hawthorn Street muestra la mayoría de los edificios originales y las primeras adiciones. Muchas de estas estructuras se eliminaron durante las renovaciones en la década de 1950, y la mayoría desapareció a mediados de la década de 1960. Dos edificios que permanecen hoy son la Casa Blanca en forma de herradura en el centro (aunque sus alas han sido recortadas) y el edificio para pacientes ambulatorios de al lado. Colección Standard-Times / Spinner.

Volunteer soda jerks, Lumbard Shop, abril de 1948. Las miembros de la junta de Lumbard, Claire Izmirian y Caroline S. Goodwin, sirven helado a Shirley Lazarus del Departamento de Servicios Sociales Médicos del Hospital St. Luke y a las estudiantes de enfermería Pauline Herbert (primer año) y Dorothy Gracia (tercer año). ). Colección Standard-Times / Spinner.

Con fondos de una variedad de fuentes, St. Luke's Hospital continuó ampliando su atención médica comunitaria. En 1943, el hospital capacitó a 107 nuevas enfermeras utilizando una subvención para tiempos de guerra del servicio de salud pública de los Estados Unidos. En 1944, los voluntarios de Lumbard, llamados así por Anna M. Lumbard, quien ayudó a establecer el hospital, abrieron una tienda para recaudar fondos. Las ganancias de la tienda mejoraron la sala de niños del hospital con inhaladores, reanimadores y carpas de oxígeno para pacientes jóvenes con dificultades respiratorias. En 1951, Henrietta Sylvia Ann Howland Green Wilks, hija del financiero Hetty Green, dejó un millón de dólares a St. Luke's en su testamento y la misma cantidad al Hospital General de Massachusetts.

Durante la epidemia de polio que se cobró 434 vidas en el estado, New Bedford perdió siete residentes entre 1949 y 1960. El hospital salvó a muchos afectados por la enfermedad utilizando tecnologías como el pulmón de hierro para ayudar a respirar, y los pacientes pasaron una semana o más en el pulmón de hierro hasta que desapareció la parálisis pulmonar.

Demostración de pulmón de hierro a estudiantes de enfermería en el Hospital St. Luke, noviembre de 1947. A medida que el número de casos de poliomielitis en la ciudad aumentó en espiral después de la Segunda Guerra Mundial de uno en 1945 a cinco en 1946 y diez en 1947, las enfermeras y los estudiantes sintieron la necesidad de conocer los detalles del nuevo pulmón de hierro del hospital. Colección Standard-Times / Spinner.

En 1950, la industria del cuidado de la salud en la ciudad representaba solo el 2.3 por ciento del empleo de la ciudad, pero eso pronto cambiaría a medida que los servicios de cuidado de la salud continuaran creciendo. En una vista previa de los desarrollos futuros, el empleo en hospitales por sí solo creció un 44 por ciento durante la próxima década, mientras que el empleo general de la ciudad se redujo en 4,645 puestos de trabajo o más del 10 por ciento. A partir de 2017, Southcoast Health, la organización matriz de St. Luke's, es uno de los empleadores más grandes en el área metropolitana de New Bedford. La formación de Southcoast Health se produjo en 1996 cuando el Hospital St. Luke se fusionó con el Hospital Tobey en Wareham y el Hospital Charlton Memorial en Fall River.

Imagen destacada / de encabezado:
St. Luke's Hospital, Page Street, esquina de Allen, alrededor de 1900. Los arquitectos de Boston Wheelwright & amp Haven diseñaron el hospital como una espaciosa casa solariega georgiana rodeada de dependencias y en medio de cuatro acres de jardines. El edificio de la administración central miraba al norte. Los pacientes y los visitantes entraron en el camino con muros de piedra desde Page Street. La firma también diseñó Howland Mill Village y la casa de verano Howland en Hazelwood Park. Colección de la familia Kingman.


Dentro del Old St. Luke's Hospital y una fábrica de ataúdes

Metro Jacksonville da una mirada al interior de dos edificios del centro de la ciudad que la Sociedad Histórica de Jacksonville quisiera comprar y transformar en un museo histórico y un centro de archivos: el Hospital Old St. Luke's del siglo XIX y los edificios de Florida Casket Factory Company.

Acerca de Old St. Luke & # 039s Hospital

Durante la década de 1870, miles de turistas llegaron a Jacksonville. Muchos eran inválidos y esperaban que el agradable clima invernal de nuestra ciudad les devolviera la salud. No había instalaciones para atender a los numerosos pobres y enfermos que llegaban a diario en tren y barco. En 1872, la muerte de varios indigentes hizo que Myra Mitchell, Susan Hartridge y Anna Doggett establecieran una instalación pública para atender a los enfermos. En tres meses, habían recaudado suficiente dinero para abrir el primer Hospital St. Luke, un pequeño edificio temporal a orillas de Hogan's Creek. El segundo edificio del hospital se quemó hasta los cimientos el 22 de julio de 1876, pocos días antes de su inauguración programada. Sin desanimarse, la comunidad se unió para construir otro hospital en la esquina de las calles Palmetto y Duval. George Hoover, arquitecto del elegante Astor Building de Jacksonville, diseñó este nuevo hospital de St. Luke y supervisó su construcción.

Terminado en 1878, el edificio de San Lucas originalmente tenía una terraza central de dos niveles con soportes de madera ornamentales y una cúpula imponente, lo que le dio al edificio una fuerte verticalidad. En 1887, se agregó un gran viento de dos pisos al lado sur. Este edificio del hospital jugó un papel destacado en el cuidado de los ciudadanos de Jacksonville afectados por la epidemia de fiebre amarilla en 1888, la epidemia de tifoidea diez años después y el Gran Incendio de 1901. En 1885, St. Luke's estableció la primera escuela de enfermería moderna en Florida. En 1914, el hospital se trasladó a un complejo más grande en Springfield. En los años siguientes, el antiguo edificio sirvió como fábrica de ataúdes y almacén, antes de permanecer vacío durante varios años. Se hicieron numerosas apelaciones para salvar Old St. Luke's, pero no fue hasta que las alas norte y sur fueron demolidas en 1975 que un grupo sin fines de lucro, Old St. Luke's Restoration, Inc., pudo comprar la propiedad y preservar la propiedad. estructura central. El valiente esfuerzo de restauración ha asegurado que Old St. Luke's Hospital, uno de los edificios públicos más antiguos de nuestra ciudad, permanecerá para las generaciones futuras.

Fuente: Jacksonville & # 039s Architectural Heritage, página 225.

Dentro del hospital Old St. Luke & # 039s (1878)


Old St. Luke & # 039s Hospital en 1888.

Dentro del edificio de la empresa Florida Casket Company (1882)


The Florida Casket Company en 1937.

El futuro: Sociedad histórica de Jacksonville

En 2010, la Sociedad Histórica de Jacksonville anunció planes para comprar los edificios y desarrollar estas instalaciones como un centro para la historia y el espacio de archivo de Jacksonville, para la preservación, exhibición y estudio de todos los aspectos de la historia del noreste de Florida. El hospital se convertiría en un museo y centro educativo, mientras que el almacén albergaría los archivos de la Sociedad y serviría como centro de investigación en asociación con la Sociedad de Intercambio de Genealogistas del Sur. Los planes exigen que la sociedad compre los edificios por un valor estimado de $ 575,000 e invierta $ 675,000 en renovación.

La misión del nuevo centro de historia de la Sociedad es aumentar drásticamente la conciencia pública y la apreciación de todos los aspectos de la historia de Jacksonville proporcionando un lugar para que los ciudadanos y educadores accedan a una amplia gama de archivos locales y proporcionando instrucciones sobre los medios adecuados de preservando registros públicos y privados.

La necesidad crítica de una instalación de este tipo se debe al crecimiento de los archivos de la Sociedad, que el público y los académicos utilizan con regularidad para estudiar nuestra extensa colección de material importante relacionado con la historia de Jacksonville. La Sociedad utilizará el nuevo centro de historia en la propiedad Old St. Luke & # 146s para:

- consolidar los archivos extensos pero dispersos de la Sociedad & # 146

- asociarse con la principal sociedad genealogista del área & # 146, Southern Genealogist & # 146s Exchange Society

- presentar exposiciones permanentes y rotativas sobre la historia local

- operate an on-site oral history program with recording studio

- provide classes to the public on preserving family records

- work with colleges to develop internship programs in museum and archive management

- act as a reference center for other collections in Jacksonville

- interact with local public and private schools to teach local history

- provide archival services and supplies to individuals and organizations

In January 2011, the JEDC approved a $250,000 grant from the Historic Preservation Trust Fund that would be used by the Jacksonville Historical Society as dollar-for-dollar matching funds needed to purchase and renovate the properties. To make this project happen, its now up to the Society to raise the balance from various sources in the community. Visit http://www.jaxhistory.com/Old-St-Lukes.html if you would like to help in this endeavor.

Article by Ennis Davis. Historic images courtesy of the State Archives of Florida.


The History of UP Health System

The Marquette area has a long history of providing health care for the citizens of Michigan's Upper Peninsula. By 1850, Marquette had the reputation of having "healthful air" for asthma, tuberculosis, and hay fever patients. Early hospitals were established in the homes of concerned citizens. Marquette General Hospital got its start as the Marquette City Hospital, organized in July 1896 by Dr's. Northrop, Foster, Youngquist, Harkin, and Hornbogen. It quickly outgrew its 12 bed facility on 152 E. Prospect Street, and moved to a site on Front Street where the public library now stands.

The 15 to 25-bed hospital was on a street car line to make patient transfers easier. A January 1, 1897 Marquette Mining Journal article boasted that the hospital "contains every convenience - hot and cold water, bathrooms, etc." However, it had no elevator and the superintendent, Mr. Frank Stolpe, had to carry patients up and down the stairs on his back. In June 1897, the hospital moved to 123 W. Ridge Street, and its name was changed to St. Luke's Hospital later that year. The hospital was named St. Luke's (quoting a newspaper of the time) because St. Luke was named by St. Paul "the beloved physician" and because he was a close observer of health and disease.

By 1907 it became apparent that the growing city needed a larger and more modern hospital. Funds were raised through private donations, hospital ticket sales, and benefit fundraiser's. The largest fundraiser was attended by more than 1500 people and was "the" social event of the decade. The Longyear family contributed the property on which the new hospital was built. The new St. Luke's Hospital opened in 1915 with a capacity of 50 to 60 beds. A local newspaper proclaimed it to be state-of-the-art for its day, including "the latest electronic elevator operated by a push button control" and "two bath and toilet rooms for each floor."

Many improvements and expansion projects followed over the years. In 1931 the Northern Michigan Children's Clinic was built adjacent to the hospital. Senator James Couzens had established a philanthropic trust to promote the health and welfare of children in Michigan, and several clinics were built throughout the state. The clinic brought specialty physicians to the area, and played an important role during the severe polio epidemics of the 1940's.

The Wallace Building, constructed in 1935, was originally a dormitory for students of the hospital's School of Nursing. Established in 1899, the school graduated more than 700 registered nurses before closing in 1974. The Wallace Building now holds most of the administrative services for the hospital.

The James Couzens Memorial, or JCM Building, was constructed in 1938. An addition was built in 1956. Along with a renovation of the St. Luke's Building, this raised the hospital's capacity to 186 beds. The hospital's first Intensive Care and Coronary Care units were in this building. Several departments now have their offices in the JCM Building.

Another expansion project occurred in 1969. This included a new physical plant, Obstetrics Unit, and a five-floor patient care building. A generous grant from the Mott Foundation allowed a Pediatric Unit to be included in the construction.

In 1973 St. Luke's merged with Marquette's other hospital, St. Mary's, to become Marquette General Hospital. This eliminated duplication of practices and allowed the upgrading of the community's medical services. Ownership of St. Mary's was eventually transferred to the State of Michigan. The building was extensively renovated and today serves as the D.J. Jacobetti Home for Veterans.

The 81 addition, or South Tower, was the centerpiece of a major renovation and expansion project started in 1979. The eight story structure was designed to hold 194 patient beds, and included a new Emergency Department, Laboratory, and Operating Room suites.

The 1984, or East Building, was built on the site of the old Children's Clinic. It houses the Radiation Therapy Department, Hemodialysis and Endoscopy Units, Medical Library, Conference Center, Education Department, Digestive Health Institute, Surgical Weight Loss Center, Vein Clinic, Interventional Institute, and Superior Medispa.

In 1992, Marquette General Hospital opened the North or Robert C. Neldberg Building and parking ramp. The Neldberg Building houses both In- and Outpatient Admitting, three Cardiac Catheterization labs, Outpatient Cardiac Unit, CCU, Rehabilitation Services, The Family Birthing Center, Neonatal Intensive Care Unit and Behavioral Health Services. A Skywalk connects the north complex with the South Tower on the third floor level.


In 2000, Marquette General Hospital opened the Bridge Building with ICU on the 4th floor. The Upper Michigan Neuroscience Center occupies the third floor.

In 2004 Positron Emission Tomography (PET) scanning became available at Marquette General.

In 2005 a new Emergency Department and Level II Trauma Center, with computerized patient charting and the only hyperbaric chamber north of Milwaukee, were added.

UP Health System - Marquette is not all buildings and equipment, though. We live in a unique area with a distinctively active and outdoors oriented population. Camping, skiing, hiking, and fishing are all just minutes from the hospital's door. UPHSM is proud of its long history in Michigan's Upper Peninsula. We will continue to develop our services to meet the changing needs of our citizens, and to complement the many community hospitals by providing regional services.


Saint Luke`s Hospital - History

The St. Luke’s Medical Center – formerly known as Saint Luke’s Hospital, though originally established as Cleveland General Hospital, which was founded on January 30, 1894. The hospital was opened with 75 beds, initially situated on Woodland Ave. At this time, the hospital’s main purpose was to provide training to students studying medicine within the medical department of Wooster University the hospital would also provide training for nurses. This was just the beginning of an incredible Cleveland medical clinic, which would come to bring some greatly important things to our world.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

The day I visited Saint Luke’s, it was brought to my attention almost as a perfect accident. Driving slowly down Shaker Blvd. under the bright mid-day sun, a tall, crumbling clock tower caught my eye. The tower stuck out like a sore thumb, looming over the neighborhood – milk glass broken from its clock face and copper torn from the top. I was taken away when my eyes followed the clock tower downward, only to see the largest abandoned structure I had witnessed to date. It was the summer of 2010, and up until this point, my experience in exploring abandoned buildings was fairly limited – mostly to 4 years of forgotten farm houses, empty factories and some busted apartment complexes. I had yet to explore much within the city, and had never seen something as massive as this hospital, let alone imagined that a structure this monumental could just become abandoned. The fact that this sat so close to home was a great bonus, being that photographing abandoned places had become somewhat of a passion for me.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

St. Luke’s hospital was – and always will be – one of the most eye-opening explorations for me. Over the course of two summer days, I learned that could such a colossal, historically important structure could be left to rot, but that the history behind these places was just as interesting as the peeling walls, water damaged floors and eerie decay to be found within them. Simply observing this hospital from the outside, seeing it in such a state of decay sent my thoughts all over the place I knew that I had to photograph whatever sat inside.

Having grown far too curious at this point to let this place slip away, we were ready to do whatever it took to make our way in. My friend and I wandered outside of the structure for at least an hour, searching for a way in, and avoiding being seen by the very obvious contractor’s stationed at their trailer. We tried all we could to sneak in with no luck. After realizing that going about it this way was most likely the worst way, we decided to walk straight to the contractor’s trailer, knock on the door, explain why we were interested, and hope for the best. To our surprise, we were greeted by a group of three friendly workers, welcoming us into the trailer, and giving us a run through of some of the building’s history. After further explaining our interest that we had in old, abandoned structures, it seemed that we had gained a significant amount of respect from those working on the restoration project. We had requested to photograph the building’s interior, and after a short talk, the people in charge actually cleared our request and agreed to let us in.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

“Come back in the morning, and I’ll unlock the doors for you guys to see the place.”

I’m pretty sure hearing those words sent a bit of an adrenaline rush through me, because never would I have imagined I would hear those words after having made that request – especially for such a massive and somewhat dangerous place. We arrived early in the morning, and were guided to park in an empty dirt lot, which today holds a much more visitor-friendly parking lot. With keys in hand, the contractor led us from this lot, towards the massive, abandoned structure. The experience of exploring this enormous hospital quickly became even more incredible when – to our surprise – we were given permission to wander freely through the building on our own. Later in our adventure, we joined back up with the contractor. He asked us if we would like to be shown to the library (or what they called “the mold room”) theatre and clock tower who would really say no?

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

Upon our arrival to the clock tower’s bottom level, we were greeted by one hell of a climb. An old, rusted ladder hung above deteriorating vent systems, while a splintered collection of wooden planks acted as the only walkway over to the ladder. Grabbing hold of metal rods to pull our way up, we carefully brought our way onto the wooden planks. From this point, it was only a short walk to the crumbling ladder. Though things were already looking structurally questionable, we both figured that we could put our trust in the contractor, who initially gave the okay to climb (more or less telling us that we HAD to see the inside of a clock tower.) The ladder stood freely, with a drop leading straight down to the tops of decaying air systems. Now carefully making our way onto this rusted, rickety ladder, we climbed the final bit leading towards the clock’s main gears, situated close to the tower’s top. From inside the tower, I could now see where the milk glass was broken from each clock face. The glass lay scattered across antique wood floors, while chains rusted chains hung from equally as deteriorated gears.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

Throughout the entire building – from top to bottom – entire stairwells sat coated in peeling paint from ceiling to floor. We wandered up and down flight after flight of stairs, passing each crumbling corridor as we ascended and descended the stairwell. The halls remained noiseless aside from the echo of our footsteps reverberating, and a ‘pat-pat-pat’ of distant dripping water from within the black abyss of labyrinthine hallways. Paint chips crunched beneath our feet with each step, throwing soft echoes into the normally muted maze this hospital had become.

Hallways had been stripped of their elegance, and thrown into a state of disrepair by 11 years of neglect as nature also took a toll. Staring down some corridors, you could see that the entire ceiling had come crashing to the once beautiful floor it appeared as though numerous groups of people joined together in one hallway, attempting to eat Nature Valley granola bars. Paint curled from walls, reaching out into the darkness, with busted railings on both left and right through walkways.

At this time, exploring abandoned structures was not as hyped up in the United States like you’ll find in today’s society. Many people thought it strange that we enjoyed climbing around, and hanging out in the dirty, broken pieces of our country’s past simply to take photographs and could call it “fun.” Truth is, exploring St. Luke’s is an experience that I will hold onto forever.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

Later, I had come to find that it was this very hospital where my grandfather spent his final moments. I had never known him too well, being that I was only a few years old when he passed away.

Francis Fleury Prentiss and his wife, Elisabeth Severance Allen Prentiss were two of the first presidents to Saint Luke’s, providing great financial support for the realization of many projects, including almost anything relating to the Saint Luke’s campus. In 1906, Francis Prentiss called for the name of Cleveland General to be replaced by what it is known as today. Though today it may remain a home for the elderly, along with a connected school, the name “Saint Luke’s Hospital” still floats along the still air of its quiet corridors.

During the year of 1906, Saint Luke’s purpose had changed. Once heavily used by students of the medical field, rather than a full on hospital, the building would now hold a purpose to “conduct a general hospital and school of nursing.” In 1908, medical activities were moved to a brand new, 120-bed location, now placing students and patients in a facility on Carnegie Ave. near E. 66 th Street. With the passing of only two years, patient capacity was at a heavy rise with the addition of 60 more beds, along with the integration of the Cleveland Maternity Dispensary.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

In 1927, the hospital would once again move for the final time – this time to a much larger and much more permanent location on Shaker Blvd. This year, Cleveland welcomed the massive, brand new St. Luke’s Medical building that we all know today. The new structure was heavily financed by Elisabeth Prentiss. At the time of its completion, the hospital held 40 physicians on medical staff, along with 12 on house staff, and an incredible 125 nurses.

Numerous expansion projects carried St. Luke’s into the 1980s. These projects included the 1942 expansion with addition of a central service wing, offering a space for furthering medical and surgical research, as well as a dietary department, purchasing and accounting areas. The nurses’ residence was completed in 1948 and opened up the East wing of this growing building, finally enabling the hospital ability to further increase bed capacity. From 1963 to 1975, construction was completed on two other buildings. Between these years, opportunities began to open up for Saint Luke’s as they partnered with Cuyahoga Community College in 1964, and later, Kent State in 1968. Saint Luke’s was able to close their own school of nursing – now being partnered with multiple schools – allowing them to repurpose space within the hospital for other use.

Earlier graduates of Saint Luke’s training school for nurses were some of the very first to practice public-health nursing within the city of Cleveland. Saint Luke’s also held one of the most advanced and innovative Obstetrics division of its kind from the years 1910-1938, held under the supervision of Dr. Arthur Skeel. As if all of this weren’t already impressive enough – come 1952, Saint Luke’s would become the originating source for studies in emphysema and cardio circulatory problems. Only four years from beginning this type of research, the hospital would become home to the very first heart-lung machine – developed by Dr. Earl B. Kay and Frederick Cross.

The photo you see here (taken April 1, 1956) is actually the two doctors making adjustments to the very first heart-lung machine the country would see come to completion.

Things seemed to continue looking up for Saint Luke’s as they merged with MetroHealth Medical Center in 1992, now making the facility MetroHealth St. Luke’s Medical Center. However, after only one year this brief merger was dissolved in May of 1993 an affiliation between the two still continued. June 1993 would welcome a final name change for the facility, when St. Luke’s Hospital became St. Luke’s Medical Center.

One of the country’s largest medical centers would soon be headed steadily downhill. The hospital hit a small bump in the road when the MetroHealth merger was dissolved, but in 1994 St. Lukes would run into a pothole big enough to swallow a car when they lost their contract to treat Kaiser Permanente patients. This was about to send the hospital’s finances into a steep decline as Kaiser Permanente patients represented 30% of their patient population. As a result of the loss of this contract, Saint Luke’s was forced to lay off 213 workers in January of 1994. In July of the same year, the hospital would attempt an uphill climb to rise from this hole, entering into an agreement with Blue Cross & Blue Shield of Ohio. This allowed St. Lukes to accept patients from the Blue Cross “Super Blue” health management plan. The hospital held steady for a while from 1994-1999 as things seemed to start looking up. Through these years, St. Luke’s remained a major teaching and research hospital, holding 474 beds. In 1997 the facility was sold to Columbia/HCA Healthcare Corporation and its Ohio partner, the Sisters of Charity of Saint Augustine.

It wasn’t until May of 1999 when things took a turn for the worst, and the hospital was forced to close its level two trauma center, sending it into a quick downward spiral – something similar to a Mike Tyson knockout I mean, if buildings were able to feel pain I suppose. An announcement was also made that the facility would be closing its medical and surgical operations by the end of June. An attempt was made to transfer the hospital’s 120-bed mental health facility – however, plans for this were quickly dismissed and scrapped, leading straight into full closure of the hospital in the summer of 1999. Over 800 people were employed at the time of St. Luke’s closure, leaving many out of work, and a building to rot. For many years, St. Luke’s sat quiet and empty, open to the elements and weathering of time.

St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio St Lukes Hospital Abandoned Cleveland Ohio

It’s difficult to even fathom that this project came to completion over the course of two years, when a ¼ mile stretch of freeway can sit unfinished – or at times, barely touched – for two years or longer at a time. With the entire $54-million-dollar project dealing with the clean up of asbestos and debris, scraping peeling walls, replacing and wiring new electrical, restoring broken pieces of architecture, replacing windows, cleaning up brick and sidewalks, building new sidewalks and parking lots, rebuilding walls and structuring/constructing rooms, fixing and replacing pipes and water systems, replacing heating and air conditioning systems, restoring the theatre and library to create a brand new school and hiring an entire staff to keep the place alive – it’s almost impossible to believe everything happened in only two years. Truly an incredible feat accomplished and brought vibrantly to life by an amazing team of dedicated people.

I believe that the life and story of St. Luke’s Medical Center should never be forgotten.


Ver el vídeo: Hospital san lucas