Londres: una historia

Londres: una historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Londres es la capital de Inglaterra y Reino Unido y una de las ciudades más grandes e importantes del mundo. El área fue poblada originalmente por los primeros cazadores-recolectores alrededor del 6.000 a.C., y los investigadores han encontrado evidencia de puentes de la Edad del Bronce y fuertes de la Edad del Hierro cerca del río Támesis.

Los antiguos romanos fundaron un puerto y un asentamiento comercial llamado Londinium en el 43 d.C., y unos años más tarde se construyó un puente sobre el Támesis para facilitar el comercio y los movimientos de tropas. Pero en el 60 d.C., la reina celta Boudicca dirigió un ejército para saquear la ciudad, que fue arrasada en el primero de muchos incendios para destruir Londres.

La ciudad pronto fue reconstruida, pero se quemó de nuevo alrededor del año 125 d.C. Ocurrieron más reconstrucciones y en unas pocas generaciones la población superó las 40.000 personas. Sin embargo, después de la caída del Imperio Romano en 476 d.C., la ciudad fue atacada en numerosas ocasiones por vikingos y otros asaltantes, y pronto Londres fue abandonada en gran parte.

LEER MÁS: 8 razones por las que Roma cayó

La suerte de la ciudad comenzó a cambiar en 1065, cuando se estableció la Abadía de Westminster. Un año más tarde, tras su victoria en la batalla de Hastings, Guillermo el Conquistador fue coronado rey de Inglaterra. Durante su reinado, se construyó la Torre de Londres, y en 1176 un Puente de Londres de madera que se había quemado repetidamente fue reemplazado por un puente de piedra.

A medida que crecía el poder de las dinastías Tudor y Stuart, Londres se expandía en tamaño e importancia. Cuando Enrique VIII fue rey, la población de Londres era de al menos 100.000 habitantes.

LEER MÁS: Las infancias tremendamente diferentes de Isabel I y María, Reina de Escocia

Sin embargo, las tensiones entre protestantes y católicos ensombrecieron el próspero reinado de Isabel I, la hija de Enrique.

Un verdadero desastre ocurrió en 1665, cuando Londres fue azotada por la Gran Plaga, que mató a unas 100.000 personas. Un año después, la ciudad, que había aumentado a aproximadamente medio millón de habitantes, en su mayoría alojada en estructuras de madera, volvió a quedar reducida a cenizas en el Gran Incendio de Londres. A raíz de ese infierno, se construyeron muchos edificios notables, incluido el Palacio de Buckingham y la Catedral de San Pablo.

LEER MÁS: Cuando Londres ardió: Gran incendio de 1666

El Banco de Inglaterra fue fundado en 1694 y fue gobernado primero por el hugonote John Houblon, quien ayudó a convertir Londres en una potencia financiera internacional. Para 1840, la ciudad había aumentado a 2 millones de personas, a menudo apiñadas en chozas insalubres, lo que ayudó a crear epidemias de cólera y otras enfermedades.

Durante el reinado de la reina Victoria, Londres estaba bien establecida como la sede prestigiosa del vasto Imperio Británico, y mientras el Big Ben se elevaba sobre la ciudad en 1859, el Metro de Londres abrió sus puertas en 1863 como el primer ferrocarril subterráneo del mundo. Pero en las sombras de la gran metrópoli, Jack el Destripador acechó a las mujeres de la ciudad en 1888, matando al menos a cinco en una de las matanzas de asesinatos más notorias de la historia.

Los ataques aéreos causaron cerca de 2.300 bajas en Londres durante la Primera Guerra Mundial, y durante la Batalla de Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial, la ciudad fue bombardeada implacablemente por la Luftwaffe alemana; el London Blitz finalmente mató a unos 30.000 residentes.

Durante la Gran Niebla de 1952, los londinenses soportaron un sufrimiento inconmensurable y miles murieron durante y después del evento de contaminación. Más recientemente, un ataque terrorista al sistema de tránsito de Londres mató a 56 personas en 2005. Pero la ciudad ha seguido creciendo y prosperando, albergando los Juegos Olímpicos de 2012, mientras se establece como el centro cultural y financiero preeminente de Europa.

FUENTES:

Cronología de Londres, Ciudad de Londres
Londres, Historia, Britannica
Historia de Londres, guía de viaje de Civitatus London


La historia del London Eye en 1 minuto

El London Eye, también conocido como Millennium Wheel, ubicado en el Southbank de Londres, es la noria de observación más grande del mundo y la atracción turística paga más popular del Reino Unido. Atrayendo visitantes de todo el mundo, la rueda ha transformado el paisaje de Londres y se erige hoy como un símbolo nacional que celebra la innovación y el éxito tecnológico de Gran Bretaña en el siglo XXI.

En 1993, los arquitectos David Marks y Julia Barfield presentaron su propuesta para un concurso de ideas abierto, dirigido por el tiempo de domingo periódico y The Architecture Foundation - para diseñar un hito del milenio para Londres. Desafortunadamente, su diseño para la rueda de observación más grande del mundo en el corazón de Londres fue rechazado, al igual que todas las demás entradas enviadas. Después de que se descartara el concurso, Marks Barfield Architects decidió seguir su idea, formando su propia empresa dedicada a dar vida al proyecto. Cuando el Estándar de la tarde informó a sus lectores más exigentes de su historia, British Airways se puso en contacto con ellos y, 16 meses después, ayudaron a convertir su sueño en realidad.

Con el ambicioso objetivo de tener la rueda terminada antes de la víspera de Año Nuevo de 1999, un equipo de 1.700 profesionales dedicados trabajó incansablemente para ejecutar y entregar un diseño único, incluido el transporte del Eye por el río Támesis hasta el destino elegido, por lo que ahora. la única rueda del mundo que se haya construido sobre el agua. Desarrollada y construida por contratistas de acero en Noruega, la rueda sirve para emular la estructura de una rueda de bicicleta enrejada gigante y es la única estructura en voladizo de su tipo. Tras un primer intento fallido de levantar la rueda el sábado 9 de octubre de 1999, debido a un control de seguridad fallido, la estructura se elevó a su posición final al día siguiente, convirtiéndola en la estructura más grande que se haya elevado de horizontal a vertical.

Las 32 cápsulas del Eye son un símbolo de los 32 distritos de Londres y están numeradas del 1 al 33, eliminando el decimotercer carruaje para la buena suerte. Midiendo a una altura de 443 pies (135 metros), la rueda ofrece algunas de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, en un buen día que se extiende hasta 25 millas. El London Eye sigue atrayendo aproximadamente a 15.000 visitantes al día y ha ganado más de 40 premios por su importante contribución al paisaje turístico y arquitectónico de Londres.


Soluciones suburbanas

A medida que la industrialización creó tanto el auge demográfico de Londres como sus correspondientes problemas de entierro, dos empresarios, Richard Broun y Richard Sprye, creyeron haber encontrado una respuesta a la escasez de espacio en el cementerio en una nueva invención industrial: el ferrocarril. Creían que esta nueva forma de transporte podría ser la solución para las masas, no solo para los ricos.

De acuerdo a una Diccionario de biografía nacional artículo publicado poco después de su muerte, Broun tenía la reputación de estar "muy ocupado en la proyección de una serie de esquemas, la mayoría de ellos de naturaleza algo fantástica" y promocionarlos salvajemente con folletos y cartas. Junto con Sprye, un abogado que parece haber pasado algún tiempo en la prisión de deudores, trazaron planos para un cementerio tan masivo que afirmaron que podría contener los restos de todos los londinenses, para siempre. (Los entierros medievales inusuales revelan el miedo a los no muertos).

Construirían el cementerio lejos de la ciudad, protegiéndolo de la invasión de una metrópoli que rápidamente devoraba sus alrededores. Para viajar al lejano cementerio, un ferrocarril rápido y asequible traería dolientes y ataúdes desde Londres.

La London Necropolis and National Mausoleum Company se formó en 1852 y se embarcó en la construcción de un cementerio de casi 500 acres a 37 millas al suroeste de Londres en Woking, Surrey. Una serie de acuerdos mal documentados y disputas internas dejaron fuera a Broun y Sprye, dejándolos sin un centavo mientras los fideicomisarios de la compañía cargaban sin ellos.


Londres medieval (1066-1485)


Poco después, los normandos invadieron Francia y Guillermo I (Guillermo el Conquistador) tomó el control. Rápidamente comenzó a construir una fortaleza para proteger Londres: la Torre de Londres. La Torre se ha utilizado como castillo y palacio, zoológico y tienda de armas, casa de moneda (donde se hacen las monedas) y prisión. Tenemos páginas para colorear de la Torre de Londres aquí (2 versiones, para niños mayores y menores):
Londres Para Colorear


Aprende a dibujar la Torre de Londres

¡Una ciudad abarrotada y maloliente!

La ciudad creció dentro de las murallas romanas originales, que fueron reparadas y reconstruidas. Las casas estaban hechas de madera y yeso y estaban muy apiñadas, con los pisos superiores inclinados hacia las calles, que eran adoquinadas o de tierra. ¡La basura fue arrojada por las ventanas a las calles de abajo!

Lord Alcalde de Londres

A principios del siglo XIII, el rey Juan demostró lo importante que se había vuelto Londres al otorgarle a la ciudad el derecho a elegir un alcalde cada año. El más famoso de los primeros alcaldes es Dick Whittington, quien fue alcalde cuatro veces entre 1397 y 1420. Es posible que ya conozca la historia popular y muy conocida sobre Dick Whittington (no basada en su vida real).

Si va a Square Mile hoy, encontrará muchas pruebas del Londres medieval en los nombres de las calles, que hablan de los comercios y tiendas que se establecieron en esa época. Pudding Lane, Bread Street y Milk Street son ejemplos obvios. Las sastrerías tenían su sede en Threadneedle Street, y también puedes encontrar Ropemakers Square, Silk Street y Poultry.

Hay una serie de calles con “puerta” en su nombre, como Bishopsgate, Moorgate, etc. Estas eran las puertas originales en la muralla defensiva, por donde la gente podía entrar o salir de la ciudad.


La evolución de Londres: la ciudad y los casi 2.000 años de historia cartografiados

¿Cómo evolucionó Londres desde su creación como ciudad romana en el 43 d.C. hasta la megaciudad caótica y abarrotada que vemos hoy? London Evolution Animation tiene una visión holística de lo que se construyó en la capital durante diferentes períodos históricos: lo que se ha perdido, lo que se salvó y lo que se protegió.

El Gran Londres cubre 600 millas cuadradas, sin embargo, hasta el siglo XVII, la capital estaba en gran parte abarrotada en una sola milla cuadrada, marcada por los rascacielos de la Ciudad financiera actual.

La visualización, originalmente creada para la exposición Almost Lost por el Centro Bartlett de Análisis Espacial Avanzado (Casa), explora el desarrollo de la ciudad a través de la evolución de la red de carreteras y edificios preservados.

A diferencia de otras ciudades históricas como Atenas o Roma, donde hay un mosaico obvio de áreas de diferentes períodos, los sitios programados y los edificios catalogados de Londres son estructuras individuales, en muchos casos ensambladas gradualmente por partes de muchos períodos diferentes. Aquellos que intenten ubicar diferentes estructuras históricas sabrán que estos rasgos aparecen como piezas de diferentes rompecabezas, esparcidos por la ciudad contemporánea.

La animación tardó nueve meses en realizarse, utilizando una variedad de métodos y datos de varias fuentes. El Museo de Arqueología de Londres proporcionó conjuntos de datos de los períodos romano y medieval, así como de los siglos XVII y XVIII. El departamento de ingeniería de la Universidad de Cambridge contribuyó con conjuntos de datos de redes de carreteras desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad. Una capa adicional de Tudor se basó en un mapa de Londres en 1520 a partir de los datos de Historic Towns Trust sobre los 19.000 edificios catalogados de la ciudad y los 156 monumentos programados provenían de English Heritage y los datos de edificios se extrajeron del Ordnance Survey.

En la visualización, aparecen gradualmente nuevos tramos de carretera sobre una imagen del Londres contemporáneo descolorido. Para cada período, los puntos amarillos que se amplían gradualmente resaltan los edificios y estructuras protegidos por la ley.

La animación también ha proporcionado un punto de partida para el desarrollo de un modelo virtual que nos permitirá comprender mejor y anticipar el impacto más amplio del desarrollo en el tejido histórico de Londres. Actualmente estamos trabajando en una versión 3D.

Londres victoriano temprano. Las líneas blancas más brillantes muestran las nuevas carreteras construidas durante el período Fotografía: Casa

La característica más conservada de la ciudad es su propio tejido urbano. Londres inició su evolución con la creación romana de Londinium y algunos de los principales ejes de la ciudad contemporánea, como Oxford Street, siguen con nosotros.

Londres fue abandonada en 410 d.C. y bajo los sajones se construyeron granjas aisladas en el campo circundante. Algunos de ellos, como Enfield, Hampton y Chelsea, crecieron para formar el corazón de pueblos que todavía actúan como centros en el Londres moderno.

A partir del siglo IX, Londres volvió a crecer dentro de su límite romano original, y durante el período normando estuvo conectada por el Strand a un nuevo centro político en Westminster. Para entonces, la mayor parte del Londres romano se había perdido, con sus numerosos edificios de madera en ruinas y sus edificios de piedra reutilizados. Hoy en día, no existe prácticamente nada de la época romana sobre el suelo, aunque bajo el nivel de la calle sobreviven muchos restos arqueológicos importantes.

Durante el período medieval, las plagas y las hambrunas restringieron significativamente el crecimiento de la población, sin embargo, bajo los Tudor, la población de Londres aumentó a alrededor de 200,000. Tras la demolición de las casas religiosas de Londres por parte de Enrique VIII, se produjeron nuevos desarrollos importantes y se construyeron varios retiros reales lejos del centro: Hampton Court y Eltham Palace sobreviven.

El Gran Incendio de 1666 destruyó cuatro quintas partes de la ciudad y se perdieron más de 13.000 edificios medievales, Tudor y de principios del siglo XVII. Como resultado, solo una pequeña proporción de los edificios y estructuras de Londres anteriores a 1700 existe hoy en día, todos los que sobreviven en gran parte intactos están protegidos y su ubicación se muestra en la animación.

Entre 1714 y 1840, la población de Londres aumentó de alrededor de 630.000 a casi 2 millones, convirtiéndola en la ciudad más grande y poderosa del mundo.

El polígono de Somers Town en un grabado de 1850. Fue demolido en la década de 1890 y una moderna urbanización ocupa el sitio. Fotografía: Alamy Fotografía: Alan King grabado / Alamy / Alamy

Una proporción significativa de estructuras georgianas sobrevive en la actualidad, a pesar de que el desarrollo comercial en la primera mitad del siglo XX destruyó muchas.

El período victoriano encontró a Londres expandiéndose una vez más, ya que la población creció de alrededor de 2 millones a 6,5 ​​millones. La apertura del metro de Londres en 1863 acortó distancias de manera efectiva y permitió a los residentes abandonar el centro abarrotado por desarrollos suburbanos más espaciosos. A pesar de la matanza de edificios victorianos entre las décadas de 1940 y 1970, la enorme escala del desarrollo ha llevado a una tasa de supervivencia mucho más alta.

La población alcanzó su punto máximo en 1940 con alrededor de 8,5 millones, antes de disminuir y luego aumentar recientemente a poco más de 8 millones. A pesar del declive y la devastación causados ​​por la Segunda Guerra Mundial, el siglo XX fue testigo de la mayor expansión urbana en la historia de Londres.


Londres medieval

En cierto modo, se puede decir que la historia medieval de Londres comenzó el día de Navidad de 1066, cuando Guillermo el Conquistador fue coronado rey de Inglaterra en una ceremonia en la recién terminada Abadía de Westminster, solo tres meses después de su victoria en la batalla de Hastings. .

William otorgó a los ciudadanos de Londres privilegios especiales, pero también construyó un castillo en la esquina sureste de la ciudad para mantenerlos bajo control. Este castillo fue ampliado por reyes posteriores hasta convertirse en el complejo que ahora llamamos Torre de Londres.

La Torre actuó como residencia real, y no fue hasta más tarde que se hizo famosa como prisión. Durante el período medieval, también actuó como casa de moneda real, tesoro y albergó los inicios de un zoológico.

En 1097 Guillermo II inició la construcción de Westminster Hall, cerca de la abadía del mismo nombre. La sala fue la base de un nuevo Palacio de Westminster, la principal residencia real durante la Edad Media. A la muerte de William, su hermano Henry necesitaba el apoyo de los comerciantes de Londres para mantener su dudoso control sobre el trono. A cambio, Enrique I otorgó a los comerciantes de la ciudad el derecho a cobrar impuestos y elegir un sheriff.

A principios del siglo XII, la población de Londres era de aproximadamente 18.000 habitantes (compárelo con los 45.000 estimados en el apogeo de la Gran Bretaña romana). En 1123 se fundó el Priorato de San Bartolomé en la ciudad, seguido rápidamente por otras casas monásticas.

En un momento de la época medieval había 13 monasterios en la ciudad. Hoy en día, estas casas se recuerdan solo por los nombres que le dieron a sus áreas, como Greyfriars, Whitefriars y Blackfriars.

La ciudad jugó un papel en el resultado de la lucha entre Stephen y Maud por la corona en el siglo XII. Aunque inicialmente apoyaron a Maud, su comportamiento arrogante cuando ocupó Westminster enfureció tanto a los ciudadanos que se rebelaron y Maud se vio obligada a huir de Londres.

En 1176 se construyó el primer puente de piedra de Londres, a escasos metros del puente romano original sobre el Támesis. Este puente iba a seguir siendo el único en Londres hasta 1739. Debido a que el paso a través de este puente era estrecho y estaba obstruido por el tráfico, era mucho más rápido y más fácil para los viajeros contratar boteros para cruzar el río, transportarlos o transportarlos. río abajo.

En 1191, Richard I reconoció el derecho de Londres al autogobierno, y al año siguiente se eligió al primer alcalde. Este derecho fue confirmado por monarcas posteriores.

En 1245, Enrique III comenzó el trabajo de su vida de reconstruir la Abadía de Westminster, que fue reconsagrada en 1269. El otro gran proyecto de construcción de la época medieval fue el Viejo San Pablo. La catedral se terminó en 1280.

En 1381 la ciudad fue invadida por campesinos durante la revuelta de campesinos de Wat Tyler. Aunque las principales quejas de los campesinos iban dirigidas a los consejeros de Ricardo II, aprovecharon su ocupación de Londres para saquear casas dentro de la ciudad. El Lord Mayor, William Walworth, mató a puñaladas a Wat Tyler en un enfrentamiento en Smithfield.

Los comerciantes de Londres apoyaron a Eduardo IV en su conquista del trono en 1461. En gratitud, Eduardo nombró caballeros a muchos de los comerciantes. Unos años más tarde, en 1477, William Caxton hizo historia cuando imprimió el primer libro en su nueva imprenta cerca de Westminster.

Vida diaria
El Londres medieval era un laberinto de calles y callejuelas serpenteantes. La mayoría de las casas eran de entramado de madera o de adobe y barro, encaladas con cal. La amenaza de incendio era constante y se aprobaron leyes para asegurarse de que todos los propietarios tuvieran equipo de extinción de incendios a mano. Una ley del siglo XIII requería que las casas nuevas usaran pizarra para techar en lugar de la paja más peligrosa, pero esto parece haber sido ignorado.

El gobierno de la ciudad estaba a cargo de un alcalde y un consejo elegidos entre las filas de los gremios de comerciantes. Estos gremios dirigían efectivamente la ciudad y controlaban el comercio. Cada gremio tenía su propio salón y su propio escudo de armas, pero también estaba el Guildhall (1411-40) donde se reunían en común los representantes de los distintos gremios.

Muchas de las calles de la ciudad recibieron el nombre del oficio particular que se practicaba allí. Por ejemplo, Threadneedle Street era el distrito de los sastres, Bread Street tenía panaderías y en Milk Street se guardaban las vacas para ordeñar. También había un mercado de ganado muy activo en Smithfield.

La peste era una amenaza constante, sobre todo porque el saneamiento era muy rudimentario. Londres estuvo sujeta a no menos de 16 brotes de la plaga entre 1348 y la Gran Plaga de 1665.

La principal propiedad inmobiliaria de Londres era Strand, donde muchos terratenientes ricos construían casas. Los abogados se instalaron en el Temple ya lo largo de Fleet Street. El río Fleet (que se llamaba Holborn) era navegable en barcos, y se instalaron muelles en lo que ahora es Farringdon Street. El río Fleet se cubrió en el siglo XVIII.

Atracciones medievales de Londres: de nuestro blog Heritage Traveller

Historia inglesa
Consulte también & quotEnglish History & quot y nuestra galardonada sección & quotEnglish Culture & quot.


La Torre de Londres como Castillo Real

Durante los siguientes siglos, los monarcas agregaron cada vez más fortificaciones, incluidos muros, pasillos y otras torres, a una estructura cada vez más compleja que se conoció como La Torre de Londres. La torre central se conoció como la "Torre Blanca" después de que fue encalada. Por un lado, cada monarca sucesivo necesitaba construir aquí para demostrar su propia riqueza y ambición. Por otro lado, varios monarcas tuvieron que refugiarse detrás de estos imponentes muros debido a conflictos con sus rivales (a veces con sus propios hermanos), por lo que el castillo siguió siendo de importancia nacional y una piedra angular militar en el control de Inglaterra.


Roman London, Pt. I & # 8211 Historia e Historia Social

Mapa 1 & # 8211 Roman London. 1 - Blackfriars 2 - Ludgate 3 y # 8211 Edificio del Tribunal Penal Central, Old Bailey (sección del muro) 4 - Edificio Bank of America-Merrill Lynch, Giltspur Street (sección del muro) 5 - Watling Street 6 - Newgate 7 - St Vedast -alias-Foster, Foster Lane (fragmento de pavimento teselado) 8 - Restos de Cripplegate Fort, Noble Street 9 - St Alphage Gardens / Salters 'Hall Gardens, London Wall (sección de la pared) 10 - Restos del anfiteatro, Guildhall Art Gallery, Guildhall Yard 11 - Gresham Street 12 - Moorgate y Princes Street (línea del arroyo Walbrook) 13 - Poultry y Walbrook ("La Pompeya del Norte") 14 - Restos del Templo de Mitra, Edificio Bloomberg, Walbrook 15 - Sitio de "Governor's Palace ”, Cannon Street Station 16 - Old London Bridge (y Puerto de Londres) 17 - St Magnus the Martyr, Thames Street 18 - Ermine Street 19 - Restos de la Basílica y el Foro, Gracechurch Street 20 - Bury Street 21 - Fort, Plantation Place , Fenchurch Street 22 - Restos de Billingsgate Roman House, 101 Thame s Street 23 - All Hallows Barking, Byward Street 24 - Sitio de la basílica o iglesia "Paleocristiana", Edificio Novotel, Pepys Street 25 - Cooper’s Row y Tower Hill (secciones de la pared).

Roma bajo Claudio invadió Gran Bretaña en 43 d.C. / EC, y el Londres romano, o Londinium, fue fundado en c. 47-8, como lo demuestra la datación dendrocronológica o de anillos de árboles de las maderas de un drenaje romano descubierto durante las excavaciones arqueológicas en el n. ° 1 de aves de corral (mapa 1). La ciudad estaba ubicada en una posición estratégica en un terreno elevado con vistas al Támesis, en el punto de cruce más bajo del río, y en un punto en el que también había marea, lo que permitía un fácil acceso al mar abierto y al imperio más allá del río. mar (tenga en cuenta que hay alguna evidencia de que la cabeza de la marea se movió río abajo en el período romano posterior, y que algunas instalaciones portuarias la siguieron, desde la ciudad hacia el este hacia Shadwell y Ratcliff). Si Roma se construyó sobre siete colinas principales, Roman London se construyó sobre dos, Ludgate Hill al oeste y Cornhill al este, con el valle de uno de los afluentes "perdidos" del Támesis & # 8211 el Walbrook & # 8211 en el medio .

Estatua victoriana de Boadicea en Westminster

La antigua ciudad romana fue arrasada por la rebelión de los antiguos británicos bajo Boudica o Boudicca (Boadicea de la reinvención victoriana), la reina de los Iceni, en 60 o 61. El difunto esposo de Boudicca, Prasutagus, había sido un aliado nominalmente independiente. de los romanos. Cuando murió, entregó su reino tribal conjuntamente a sus hijas y al emperador romano. Sin embargo, los romanos optaron por ignorar sus deseos y anexar sus tierras y propiedades para su uso exclusivo. Además, azotaron a Boudicca y violaron a sus hijas. Esto llevó a los Iceni a rebelarse, junto con sus vecinos tribales, los Trinovantes. En el momento de la revuelta, varias legiones romanas bajo el mando del gobernador Cayo Suetonio Paulino estaban atacando la fortaleza druida en Anglesey. Tuvieron que ser llamados rápidamente a Londres para enfrentarse al avance de los británicos, que ya habían destruido Colchester o Camulodunum. Al darse cuenta de que se enfrentaba a un ejército mucho más grande, Suetonio esencialmente abandonó la ciudad a su suerte, con el fin de reagruparse (St Albans, o Verulamium, también sería destruido). Tácito escribió: “Los habitantes & # 8230 que se quedaron porque eran mujeres, o ancianos, o apegados al lugar, fueron masacrados & # 8230. & # 8230 Para los británicos & # 8230 no podía esperar para degollar, colgar, quemar y crucificar - como vengando, de antemano, la retribución que estaba en camino ”. La revuelta terminó con los romanos aplastando a los británicos en la llamada Batalla de Watling Street, uno de los muchos lugares supuestos para los cuales es el mencionado Ambresbury Banks en Epping Forest. Al final de la batalla, enfrentando la captura, Boudicca decidió terminar con su propia vida tomando veneno (según un relato).

Réplica de la tablilla conmemorativa de Julius Alpinus Classicianus, Tower Hill

Después de la revuelta de Boudiccan, la ciudad fue reconstruida, inicialmente por el Procurador Julius Alpinus Classicianus bajo el emperador Nerón, y posteriormente bajo los emperadores Flavio, Trajano y Adriano, a finales del siglo I a principios del II siglo, sólo para ser parcialmente destruida de nuevo por el el llamado "fuego de Adriano" en c. 125. La muralla de cerramiento se construyó originalmente a finales del siglo II y III.

La ciudad luego declinó a través de la "crisis" del siglo III, y en el cuarto, tiempo durante el cual el Imperio Romano en su conjunto se vio sometido a un creciente ataque tanto desde dentro como desde fuera & # 8211 Gran Bretaña fue gobernada por sus propios emperadores rivales Clodio. Albino a finales del siglo II, y Carausio y Alecto en la "revuelta carausiana" del tercero, después de lo cual fue retomada por el emperador Constancio Cloro en 296. Parece que muchos de los edificios públicos del Londres romano, incluido el "Gobernador" Palace ”, y el Basílica y Foro, fueron sustancialmente demolidos en el cambio de los siglos III y IV & # 8211 quizás como castigo por su apoyo percibido a la "Revuelta Carausiana". Las incursiones “bárbaras”, de pictos y gaélicos, y de sajones y otras tribus germánicas, comenzaron en el siglo IV. La ciudad finalmente cayó, y fue esencialmente abandonada, a principios del quinto, alrededor de 410, después de que el ejército de ocupación y la administración civil, los instrumentos del Imperio, fueran llamados a Roma para ayudar en su defensa contra los invasores bárbaros (por orden de el emperador Honorio).

Historia social

La vida cotidiana en el Londres de la época romana habría girado en torno a la exigencia y la búsqueda de sustento para el cuerpo y el alma.

La religión predominante durante la primera parte de la ocupación romana fue el paganismo panteísta, que percibía deidades en todas las cosas, tanto abstractas como tangibles, y durante la última parte, el cristianismo. El principal rito funerario fue la cremación, que luego dio paso a la inhumación. Los restos generalmente se enterraban fuera de los límites de la ciudad, por ejemplo, en las afueras de Aldgate, Bishopsgate o Newgate, o al lado de Walbrook en Moorfields, o en el lado sur del Támesis en Southwark.

Reconstrucción de la mujer romana de Spitalfields, Museo de Londres

Una mujer romana pagana del siglo IV en particular fue enterrada en Spitalfields, a las afueras de Bishopsgate, en un ataúd de plomo decorado dentro de un sarcófago de piedra simple, descansando sobre un lecho de hojas de laurel, envuelto en seda de damasco entretejida con hilo de oro, cubierto con una púrpura imperial. túnica. La acompañaron más ajuares funerarios de alto estatus, incluidos frascos de vidrio delicadamente labrados que alguna vez contenían aceite, perfume y posiblemente vino, y una caja de jet tallada y horquillas para el cabello. La evidencia isotópica de sus dientes indica que en realidad puede haber venido de la capital imperial de Roma. Una reconstrucción facial de ella se puede ver en la galería romana del Museo de Londres. Curiosamente, se ha determinado que al menos una mujer enterrada en el cementerio del sur de Southwark, basándose en pruebas morfométricas e isotópicas, era de origen africano negro. Y se ha determinado que otros dos individuos enterrados en Southwark proceden de Asia, posiblemente de la India, o del Imperio Han en lo que hoy es China. El lugar del entierro de una joven descubierto durante la construcción del 30 St Mary Axe está marcado por una placa con la inscripción “Dis Manibus Puella Incognita Londiniensis Hic Sepulta Est”(Al espíritu de una chica desconocida de Roman London, que está enterrada aquí).

Hallazgos del Templo de Mitra, Museo de Londres Primer plano de tauroctonía

El mitraísmo, la práctica y el misterio del culto de adoración del dios Mitra, era una de las muchas formas de paganismo que evidentemente existían en el Londres romano, donde había un templo dedicado a Mitra, o Mithraeum. Se originó en Persia, donde Mitra era uno de los muchos dioses del panteón zoroastriano, llegó a Roma en el siglo I a. C. / a. C. y se extendió por gran parte del Imperio Romano en el siglo I d. C. . Según la versión romana del mito de la creación de Mitra, el dios del Sol, Apolo, ordenó a Mitra que matara al toro de la Luna, que liberara su fuerza vital, para traer vida a la Tierra (relieves tallados de la matanza de toros & # 8211 o “tauroctonía” & # 8211 son rasgos característicos de la iconografía mitrea). Finalmente llegó a identificarse con el Sol Invictus, o Sol Invicto, y personificar las virtudes morales de fidelidad, lealtad y obediencia (de ahí, presumiblemente, su supuesta popularidad entre los soldados romanos). Como se insinuó anteriormente, el mitraísmo se practicaba en los llamados Mithraea, cada uno representando los cielos, con estrellas y símbolos zodiacales pintados en los techos. Muchos Mitra, incluido el de Londres, estaban al menos en parte bajo tierra, porque Mitra mató al toro bajo tierra (en una cueva).

El cristianismo se extendió por todo el Imperio Romano en el siglo IV, después de la conversión del emperador Constantino en 312, y la aprobación del Edicto de Milán, que aseguró la tolerancia del cristianismo, en 313, y asistió al menos un representante de Londinium, llamado Restitutus. el Concilio Cristiano de Arles en 314. Tenga en cuenta, sin embargo, que - Nicene - el cristianismo no se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano hasta después de la aprobación del Edicto de Tesalónica bajo Teodosio I en 380. Hay poca evidencia sobreviviente del culto cristiano en el Londres romano, y menos de la existencia de lugares de culto cristianos (ver bajo “Obras de construcción” más abajo). Sin embargo, se ha encontrado un cuenco de metal con el símbolo cristiano "Chi-Rho" en Copthall Close en la ciudad, y otro en el río Walbrook y varios lingotes también inscritos con el símbolo "Chi-Rho", junto con el palabras "Spes in Deo”(Esperanza en Dios), en el río Támesis, cerca del puente Battersea. Tenga en cuenta en este contexto que al menos parte del culto cristiano en el Londres romano puede haber tenido lugar alrededor de santuarios en casas privadas, como en el caso documentado de Lullingstone Villa en Darent Valley en Kent.

Comida y bebida

La dieta del ciudadano medio del Londres romano parecería haber sido sorprendentemente saludable. Evidentemente, había numerosas tiendas tanto dentro del Foro y bordeando las carreteras que conducen a él y desde él, donde se pueden comprar todo tipo de productos alimenticios tanto de importación como de producción local, incluyendo aceitunas, aceite de oliva, vino, jugo de uva, dátiles, higos, pescado salado y salsa de pescado, de todos los alrededores del país. Imperio. Los restos de una panadería y una tienda de comida caliente han sido desenterrados en Poultry, los de otras panaderías en Pudding Lane y Fenchurch Street y los de un molino en Princes Street. Los restos de dos "máquinas elevadoras de agua", una de 63 y la otra de 110, han sido desenterrados en Gresham Street y los de un sistema de tuberías de agua en Poultry.

Las condiciones sanitarias también favorecen una buena salud pública. Había numerosas casas de baños destinadas al uso diario, por ejemplo, las públicas en Cheapside y Huggin Hill, que datan de finales del siglo I o principios del II y una privada en Billingsgate, que data de finales del segundo al tercer siglo. Incluso había un sistema rudimentario de drenaje y alcantarillado.

Se estima que la población del Londres romano era como mucho de unas pocas decenas de miles, esencialmente la misma que la de Pompeya, una ciudad de provincias en Italia. En contraste, la de la capital imperial coetánea, la propia Roma, era del orden de un millón.

Administración y Gobernanza

La provincia de Britannia estaba gobernada centralmente desde Roma, y ​​ni ella ni sus capitales provinciales, incluida Londres, tenían mucho en el camino del poder descentralizado localmente. No obstante, Londinium se había convertido en un centro administrativo comparativamente importante a principios del siglo I y II. Su principal edificio público, posiblemente el más grande al norte de los Alpes, era el Basílica. También aquí estaba el "Palacio del Gobernador".

Comercio y comercio

El Londres romano era más importante como centro comercial y comercial, con el puerto en su corazón. Azulejos estampados CLBR en Londres, lo que sugiere al menos algún vínculo entre el puerto y el Classis Britannica o “flota británica”, que era la parte de la armada imperial romana responsable de suministrar personal y material a la provincia de Britannia. Llevaban productos alimenticios a la ciudad portuaria en barco de todo el Imperio, en alfarería "ánforas”. Pottery, notably “Samian Ware” was also brought in from what is now France (and was then Gaul) brooches from Belgium amber from the Baltic millstones from the Rhineland decorative marble, bronze table-ware and lamps from Italy marble also from Greece and Turkey glassware from Syria and emeralds from Egypt. Slaves were also brought into London, to be sold at markets like those known to have existed on the water-front, and then put to work (in the worst cases, either effectively as draught-animals, for example, turning water-wheels or else as concubines or prostitutes). A recently-discovered writing tablet of c. 80 records the sale of a Gaulish slave-girl called Fortunata – “warranted healthy and not liable too run away” – to a senior imperial slave called Vegetus for 600 denarios. This was a substantial sum, approximately equivalent to two year’s wages for a skilled labourer.

There is abundant archaeological and other evidence of a wide range of industrial and commercial activity, including metal-working, wood-working, pottery manufacture, glass manufacture, coin-minting, gem-cutting, butchery (and presumably also tannery and chandlery), garum production, milling and baking, in Roman London, both within and without the walls. Some of the more anti-social industrial activities appear to have been deliberately re-located from within to without the walls over the course of the Roman occupation. An early form of “zoning” may have been present.


Historia

Since being formally established in 1877 the London Metal Exchange has sought to innovate whilst maintaining its traditional strengths and relationships. A member of HKEX Group, the LME remains close to its core users by ensuring its contracts continue to be relevant to the physical metals industry.

International trade in metals could be said to have commenced in Britain when the Romans invaded in AD43 and extracted the large deposits of copper and tin ore in Cornwall and Wales to satisfy their increasing domestic need for the production of bronze and alloys.

However, the origins of the London Metal Exchange can only be traced back as far as the opening of the Royal Exchange in London in 1571 during the reign of Queen Elizabeth I. It was there that traders in metal and a range of other commodities began to meet on a regular basis. At first the traders merely dealt in physical metal for the domestic market but because Britain soon became a major exporter of metals, European merchants began to arrive to join in these activities.

In the early 19th century there were so many commodity traders, ship charterers and financiers using the Royal Exchange that it became impossible to do business. As a result, individual groups of traders set up shop in the nearby city coffee houses. The Jerusalem Coffee House, off Cornhill, became the favourite of the metal trading community and it was there that the tradition of the Ring was born. A merchant with metal to sell would draw a circle in the sawdust on the floor and call out 'Change', at which point all those wishing to trade would assemble around the circle and make their bids and offers.

In the early part of the 19th century the U.K. was self sufficient in copper and tin and quoted prices that remained fixed for long periods. Everything changed with the Industrial Revolution when the UK became the most technologically advanced country in the world, importing large tonnages from abroad.

The metal traders were now faced with a real problem because, having bought ores and concentrates from as far away as Chile and Malaya, they had no way of knowing what the price would be at the time of the ship's arrival some months later. Importing large tonnages from overseas at irregular intervals put merchants and consumers seriously at risk.

Technology came to their aid with the invention of the telegraph. Lines of communication were established between continents and the change from sail to steam ships made arrival dates more predictable. Now merchants were able to anticipate the time of arrival of a cargo of metal and were able to sell it for forward delivery on a fixed date, thus protecting themselves against a fall in price during the voyage.

In 1869 the opening of the Suez Canal reduced the delivery time of tin from Malaya to match the three months delivery time for copper from Chile. This gave rise to the LME's unique system of daily prompt dates for up to three months forward, which still exists to this day.

As the trade in metal futures grew to meet the increasing demands of British industry, more and more merchants were participating in trading and it became necessary to find premises where they could convene each day. They first moved to the Lombard Exchange and Newsroom but once again the intrusion of other traders drove them to find new premises.

In 1877 the traders formed the London Metals and Mining Company and moved into their first premises over a hat shop in Lombard Court. Telegraphic links were set up and a company secretary was appointed to handle the administration. Membership increased rapidly and, after surpassing the three hundred mark, the decision was taken to move to a purpose built Exchange in Whittington Avenue, where it remained for 98 years. Then, after a period of 14 years at Plantation House in Fenchurch Street, the Exchange moved in 1994 to Leadenhall Street. In 2016, the LME moved to its current home in Finsbury Square signifying the next step of its modernisation and housing its custom-built clearing house, LME Clear.

The world of metals and base metal trading has changed dramatically over the last century, and the LME has continually adapted to these changes. New metals have been introduced to the Exchange as and when demand dictated.

  • Copper and tin have traded on the LME since the Exchange was established.
  • The copper contract was upgraded to high grade copper in November 1981 and again to today's Grade-A contract in June 1986.
  • Tin's present contract began trading in June 1989, following a brief cessation in 1985 due to the collapse of the International Tin Council.
  • Lead and zinc were officially introduced in 1920, but were traded unofficially before that.
  • The lead contract has remained virtually unchanged, certainly since its reintroduction in October 1952 following the closure of the Exchange brought about by the Second World War.
  • Zinc has undergone a number of upgrades, most recently with the introduction of the special high grade contract in June 1986.
  • Primary aluminium was introduced in December 1978 and today's high grade contract began trading in August 1987.
  • Nickel commenced trading on the Exchange the year after primary aluminium, in April 1979 and aluminium alloy in October 1992.

An index contract - LMEX - based on the six primary metals traded on the Exchange was introduced in 2000. This base metals index is specifically designed to provide investors access to futures and traded options contracts based on non-ferrous metals without the physical delivery, storage and transaction costs associated with the underlying commodity contracts.

LMEminis - smaller, cash-settled monthly futures contracts and provides a simple way to access the LME's most liquid contracts - were introduced for copper, aluminium and zinc in December 2006.

In 2008, the LME made a move into ferrous metals with the introduction of two regional contracts for steel billet. In July 2010 these contracts merged into a single global contract.

In February 2010 came the launch of two minor metals futures contracts for cobalt and molybdenum.

More recently we launched LME Steel Scrap and LME Steel Rebar in November 2015 and July 2017 saw the introduction of LME Gold and LME Silver.

The LME was acquired by Hong Kong Exchanges & Clearing Limited in December 2012 and with that custom built a clearing house from scratch, LME Clear, to specifically serve the needs of the metals community.


Victorian London

The Victorian city of London was a city of startling contrasts. New building and affluent development went hand in hand with horribly overcrowded slums where people lived in the worst conditions imaginable. The population surged during the 19th century, from about 1 million in 1800 to over 6 million a century later. This growth far exceeded London's ability to look after the basic needs of its citizens.

A combination of coal-fired stoves and poor sanitation made the air heavy and foul-smelling. Immense amounts of raw sewage was dumped straight into the Thames River. Even royals were not immune from the stench of London - when Queen Victoria occupied Buckingham Palace her apartments were ventilated through the common sewers, a fact that was not disclosed until some 40 years later.

Upon this scene entered an unlikely hero, an engineer named Joseph Bazalgette. Bazalgette was responsible for the building of over 2100 km of tunnels and pipes to divert sewage outside the city. This made a drastic impact on the death rate, and outbreaks of cholera dropped dramatically after Bazlgette's work was finished. For an encore, Bazalgette also was responsible for the design of the Embankment, and the Battersea, Hammersmith, and Albert Bridges.

Before the engineering triumphs of Bazalgette came the architectural triumphs of George IV's favourite designer, John Nash. Nash designed the broad avenues of Regent Street<, Piccadilly Circus, Carlton House Terrace, and Oxford Circus, as well as the ongoing creation of Buckingham transformation of Buckingham House into a palace worthy of a monarch.

In 1829 Sir Robert Peel founded the Metropolitan Police to handle law and order in areas outside the City proper. These police became known as "Bobbies" after their founder.

Just behind Buckingham Palace, the Grosvenor family developed the aristocratic Belgrave Square. In 1830 land just east of the palace was cleared of the royal stables to create Trafalgar Square, and the new National Gallery sprang up there just two years later.

The early part of the 19th century was the golden age of steam. The first railway in London was built from London Bridge to Greenwich in 1836, and a great railway boom followed. Major stations were built at Euston (1837), Paddington (1838), Fenchurch Street (1841), Waterloo (1848), and King's Cross (1850).

In 1834 the Houses of Parliament at Westminster Palace burned down. They were gradually replaced by the triumphant mock-Gothic Houses of Parliament designed by Charles Barry and A.W. Pugin.

The clock tower of the Houses of Parliament, known erroneously as Big Ben, was built in 1859. The origin of the name Big Ben is in some dispute, but there is no argument that the moniker refers to the bells of the tower, NOT to the large clock itself.

In 1848 the great Potato Famine struck Ireland. What has this to do with the history of London? Plenty. Over 100,000 impoverished Irish fled their native land and settled in London, making at one time up to 20% of the total population of the city.

Prince Albert, consort of Queen Victoria was largely responsible for one of the defining moments of the era that bears his wife's name the Great Exhibition of 1851. This was the first great world's fair, a showcase of technology and manufacturing from countries all over the world. The Exhibition was held in Hyde Park, and the centrepiece was Joseph Paxton's revolutionary iron and glass hall, dubbed the "Crystal Palace".

The exhibition was an immense success, with over 200,000 attendees. After the event, the Crystal Palace was moved to Sydenham, in South London, where it stayed until it burned to the ground in 1936. The proceeds from the Great Exhibition went towards the founding of two new permanent displays, which became the Science Museum and the Victoria and Albert Museum.

The year 1863 saw the completion of the very first underground railway in London, from Paddington to Farringdon Road. The project was so successful that other lines soon followed.

But the expansion of transport was not limited to dry land. As the hub of the British Empire, the Thames was clogged with ships from all over the world, and London had more shipyards than anyplace on the globe.

For all the economic expansion of the Industrial Revolution, living conditions among London's poor were appalling. Children as young as 5 were often set to work begging or sweeping chimneys. Campaigners like Charles Dickens did much to make the plight of the poor in London known to the literate classes with his novels, notably Oliver Twist. In 1870 those efforts bore some fruit with the passage of laws providing compulsory education for children between the ages of 5 and 12.

What to See:
Victoria Embankment
Regent Street
Piccadilly Circus
Plaza de Trafalgar
galería Nacional
Parlamento
Victoria and Albert Museum
Science Museum


Ver el vídeo: How Was London Founded? London 2000 Years of History. Channel 5 #History


Comentarios:

  1. Garafeld

    Bravo, no te equivocas :)

  2. Kazill

    Gracias por tu ayuda en este asunto. Tienes un foro maravilloso.

  3. Gilibeirt

    Bravo, son simplemente un pensamiento magnífico

  4. Irvin

    pregunta fascinante



Escribe un mensaje